Las baterías que utiliza el Model 3 emiten entre 11 y 15 toneladas de CO2

El coche eléctrico contamina más que un diésel, advierte un estudio

La investigación abarca todo el proceso desde su fabricación hasta reciclaje, aspectos, que muchos no toman en cuenta pero realmente generan un gran impacto

Ciertas investigaciones, han determinado que un coche eléctrico puede llegar a ser más contaminante, a lo largo de toda su vida útil, que un coche convencional.

El vehículo eléctrico ha ganado mucha popularidad en los últimos años. Este tipo de vehículos han pasado a ser considerados como una de las grandes soluciones del futuro -y ya casi presente-, automóviles que se propulsan con energías limpias y que combaten de manera frontal contra la contaminación que generan los diésel o los gasolina.

Sin embargo, un nuevo estudio asegura que no es todo tan ‘ambientalista’ como pensamos.

Un trabajo científico llevado a cabo por Christoph Buchal, profesor de física de la Universidad de Colonia (Alemania) es el que se ha encargado de poner en duda que el vehículo eléctrico sea tan limpio, hasta el punto de que incluso asegura que es mucho más contaminante que el coche tradicional.

Ocurre a través de dos elementos que pocas veces se ponen en tela de juicio: las baterías de los coches y la manera en que se consigue generar electricidad.

Según Buchal, a la hora de contabilizar las emisiones nunca se tiene en cuenta que, para producir electricidad a través de la recarga de las baterías también se genera CO2, por lo que, según los cálculos realizados en el estudio, a un Model 3 hay que sumarle entre 156 y 181 gramos de dióxido de carbono por kilómetro. O, lo que es lo mismo, este modelo de Tesla contaminaría entre 229 y 279 gr/km, casi el doble de lo que lo hace el Clase C 220.

Calcula que las baterías que utiliza un Model 3 emite entre 11 y 15 toneladas de CO2 en su vida útil.

Tomando como referencia que este tipo de celdas suelen durar aproximadamente 10 años, y basándonos en que este coche hará unos 15.000 kilómetros al año, la ecuación nos dice que este vehículo eléctrico de referencia contaminaría entre 73 y 98 gramos de CO2 por kilómetro, es decir, menos que un coche diésel.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Los vídeos más vistos

Lo más leído