En el golfo de Bengala

La isla de los Caníbales: Sentinel del Norte alberga la tribu más aislada del planeta

Ni el coronavirus será capaz de entrar a este lugar. Sus habitantes viven en la Prehistoria y matan a quien se acerque

La isla de los Caníbales: Sentinel del Norte alberga la tribu más aislada del planeta

Esta tribu asesina a todo aquel que pisa sus tierras. Para cualquier nuevo explorador, esta isla paradisíaca puede convertirse en un verdadero infierno.

En 2006, dos pescadores que naufragaron junto a la isla fueron asesinados sin piedad. Incluso, sus cuerpos nunca aparecieron.

En muy pocas ocasiones, el gobierno indio ha conseguido entablar relación con la tribu, y durante la década de los 90 pudieron conocerse un poco mejor las condiciones de los habitantes en esa isla y su modo de vida.

Pero no tardaron en rechazar de nuevo la entrada a cualquiera que no forma parte de su tribu.

Se dice que son caníbales y, por su aislamiento, es una de las tribus más misteriosas del mundo.

¿Quieres saber más sobre esta tribu caníbal? Te lo mostramos en el video.

Se llama Sentinel del Norte y se trata de una isla varada en el mar de Andamán.

Sus habitantes son extremadamente hostiles. Todo intento de acercarse a la isla en las últimas décadas ha terminado con curiosos, misioneros, pescadores furtivos y náufragos asesinados o a punto de perder la vida.

Se conoce su existencia desde finales del siglo XIX, cuando el archipiélago indio de Andamán y Nicobar al que pertenece Sentinel del Norte era una colonia británica penitenciaria.

Hasta allí viajó Jeremiah Homfray en 1867 en busca de convictos fugitivos:

Vimos a unos diez hombres en la playa, desnudos, de pelo largo y con arcos y flechas, pescando.

Se escondieron al ver acercarse el bote. La tripulación de andamaneses que acompañaba a Homfray entró en pánico, no dejaban de repetir que eran muy feroces. Homfray viró su barco sin llegar a tocar la orilla de Sentinel.

El oficial británico Maurice Vidal Portman, encargado de documentar las diferentes tribus del archipiélago, desembarcó tres años después en Sentinel en busca de nativos.

Encontró que la isla estaba compuesta principalmente de piedra caliza y coral.

«El suelo es ligero y adecuado para el cultivo de las palmas de coco», observó.

Portman entró en contacto con varios miembros de la tribu y volvió para convertir la isla en una plantación de cocos.

Survival International, el movimiento global por los derechos de los pueblos indígenas, describe a los sentineleses como «la sociedad más vulnerable del planeta», ya que es probable que no tengan inmunidad frente a enfermedades comunes como la gripe y el sarampión.

Debido a su completo aislamiento, las posibilidades de que una epidemia los aniquile son muy altas.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Los vídeos más vistos

Lo más leído