Esme es una cría de rinoceronte y David un cachorro de pastor de Anatolia

El perro se topa con el rinoceronte bebé y ocurre lo impensable

Cosas de cachorros. De mayores ya hubiera sido distinta la cosa, como ocurre con los humanos, pero tratándose de dos criaturas, ha sucedió lo impensable.

Un perro y un rinoceronte bebé han sorprendido a todos con las consecuencias de su inesperado encuentro, que no transcurrió como muchos habrían esperado.

Los hechos comenzaron en el centro de protección de especies en peligro de extinción en Hoedspruit, en Sudáfrica.

Un lugar en el que, desde hace más de 30 años, sus trabajadores se esfuerzan por mejorar las vidas de animales al borde de la desaparición, como es el caso de los guepardos y de los rinocerontes, animales singularmente bellos y cuyo futuro en el planeta Tierra no está en absoluto asegurado si no se trabaja con ahínco para luchar contra su extinción.

Allí se conocieron el rinoceronte Esmé y el perro David, uno de los animales encargados de ayudar a los animales que se recuperan en el centro a socializar.

Como explica el propio centro en su Facebook, en seguida surgió la confianza entre el perro y el rinoceronte bebé.

We’ve introduced Esmé to David, an Anatolian Shepherd dog who is tasked with keeping her company and protecting her. The…

Publicada por Hoedspruit Endangered Species Centre en Viernes, 20 de octubre de 2017

«Le hemos presentado a Esmé a David, un perro pastor de Anatolia que tiene la tarea de hacerle compañía y protegerla. El perro pastor de Anatolia es una raza que ha sido utilizada por pastores turcos durante miles de años, como la primera línea de defensa contra los depredadores. Cuando crecen completamente, la altura formidable de estos caninos (de pie de 27 a 29 pulgadas / 69 a 74 cm de altura) puede intimidar fácilmente a los depredadores. También son pensadores independientes que necesitan poca dirección para hacer su trabajo. Además, sus pelajes cortos están bien adecuados para climas calientes. Estamos haciendo todo lo posible para garantizar la seguridad de nuestro rinoceronte, y estamos felices de que ahora tendrán protección extra en forma de David».

Unas palabras que llenan de tranquilidad a los amantes de los animales, que saben que el rinoceronte bebé Esmé está en buenas manos (y patas) para poder recuperar su salud adecuadamente y convertirse algún día en un gran rinoceronte adulto.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Los vídeos más vistos

Lo más leído