No hay oxígeno, no hay comida, no hay luz, hay temperaturas extremas y radiación

12 mitos sobre el Espacio que son más falsos que los euros de madera

Las películas, los comics y los libros ejercen una gran influencia en el magín colectivo y la gente ha terminado por creerse trolas increíbles sobre el Universo.

El cine y las series de televisión, incluso la NASA, han idealizado nuestra visión de la vida en el espacio. Pero la realidad es muy diferente.

Vivir en el espacio es peligroso y contranatural para el ser humano.

La cruda realidad es que el espacio es un medio completamente hostil para el ser humano. Todo lo que hay ahí fuera puede matarnos.

Y también lo que no hay. No hay oxígeno, no hay comida, no hay luz. Hay temperaturas extremas, hay radiación, hay unas distancias inabarcables para llegar a cualquier lugar.

El espacio es muerte, no un lugar idílico para vivir.

Aún así, nos imaginamos paseando por la superficie de la luna entre casa prefabricadas, e incluso construyendo ciudades en Marte.

En Geekiez han publicado una excelente recopilación bajo el título Diez mitos sobre el espacio que deberíamos dejar de creer; el resumen rápido en nuestro idioma sería este:

  1. La gente explota en el espacio exterior. Error: se pueden sobrevivir unos 30 segundos: es una muerte nada placentera y para colmo menos espectacular. La película en la que se trata este caso correctamente es 2001: una odisea del espacio.
  2. Venus y la Tierra son idénticos. Para nada; Venus es inhabitable y calurosamente inhóspito. Quizá en el pasado fuera parecido y degenerara debido al efecto invernadero, pero nadie lo sabe con certeza. La idea procede de cuando todavía no se había explorado su atmósfera.
  3. El Sol es una bola de fuego. En realidad es una reacción nuclear y en su interior no se «quema» nada.
  4. El Sol es amarillo. Tampoco: el Sol es blanco. Lo vemos amarillo en parte por nuestra atmósfera, en parte porque las fotografías científicas suelen usar ese «color falso» por el que se le suele conocer.
  5. La Tierra está más cerca del Sol en verano. Depende de en qué hemisferio vivas – y en el Norte que es al que suele referirse la afirmación es al contrario: es verano (julio) cuando la Tierra está más lejos del Sol e invierno (enero) cuando más cerca.
  6. El cambio de temperatura se debe a la inclinación del eje respecto a los rayos solares, no a la distancia.
  7. La Luna tiene un «lado oscuro». En realidad solo desde nuestro punto de vista, dado que está sincronizada con la Tierra y no vemos nunca su «parte de atrás». Pero como tanto la Luna como la Tierra dan vueltas, llega luz solar a todas partes de la
  8. Luna mientras se desplaza alrededor del Sol.
  9. En el espacio se transmiten los sonidos. Va a ser que no.
  10. Es difícil atravesar un cinturón de asteroides con una nave espacial. En realidad es muy fácil porque los asteroides son muy pequeños y están increíblemente lejos unos de otros. Así que no hace falta ser un gran piloto para lograrlo.
  11. Se puede ver la Gran Muralla desde el espacio. Definitivamente tampoco. De hecho, es más fácil –depende de la lejanía– ver los mares de plástico de Almería.
  12. La NASA acapara el 25 por ciento del presupuesto anual estadounidense ¡Qué más quisieran! En realidad tan solo tienen asignado un mísero 0,5 por ciento.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Los vídeos más vistos

Lo más leído