Cómo preparar polos sanos y frescos de zumo de manzana

Cómo preparar polos sanos y frescos de zumo de manzana

Especialmente si los hace con Manzanas Marlene®, que nos facilita la receta, seguro que le salen fenomenal y querrá repetir, y es que esta propuesta de snack de verano que hidrata y refresca, es también fuente de agua, vitamina y minerales. Y es que con el verano casi recién estrenado, llega una propuesta perfecta para saciar la sed y sofocar el calor. Así que vamos a saber más sobre estos polos de zumo de manzana y además como prepararlos.

Es una fórmula fresca, fácil y saludable. Sí, saludable porque en este caso es una de las mejores alternativas para beneficiarnos de todas las bondades de la manzana. Para empezar, esta es una receta repleta de agua, uno de los componentes que más vamos a necesitar en los días de calor. Y por otro lado, es fuente de vitaminas y minerales. Por ello, antes de contarte la receta, te dejamos unos datos nutricionales sobre los beneficios de la manzana aportados por la nutricionista italiana Hanna Thuile para Marlene®. Lo primero es conocer que la manzana es una fuente de hidratación por esta razones:

– el 85 % de una manzana es agua.

– el agua permite al organismo desempeñar funciones imprescindibles para nuestra supervivencia, tales como transportar sustancias nutritivas por el cuerpo, regular la temperatura corporal y enfriar la piel.

– dado que el agua no solo se ingiere bebiendo, sino también a través de los alimentos, las manzanas representan una fuente de agua perfecta.

Además, la manzana, rica en vitaminas y minerales, ya que:

– contiene vitamina C, E, B1, B2, B6, provitamina A, niacina y ácido fólico.

– la vitamina C, por ejemplo, ayuda a reforzar el sistema inmunitario y la salud de los músculos, la piel y las mucosas. Con una sola manzana es posible cubrir un tercio del aporte diario necesario de vitamina C.

– la manzana también incluye potasio, magnesio, fósforo, calcio y hierro. El más abundante es el potasio, un micronutriente importante para la regeneración muscular.

Y aún hay más, ya que las manzanas tienen otros beneficios como los siguientes:

– una manzana también aporta sustancias fitoquímicas tales como flavonoides, antocianinas, quercetina, ácidos fenólicos y carotenoides.

– la quercetina es una sustancia que favorece la salud del aparato cardiovascular y es capaz de reciclar la vitamina C oxidada y de reactivarla. Por eso, la quercetina actúa como «acumuladora» o «potenciadora» vitamínica.

– por otra parte, su fibra alimentaria estimula la digestión, protege la mucosa gástrica, baja los niveles de azúcar en la sangre y reduce el nivel del colesterol. Y la dextrosa que contiene es fuente de energía que nos permite optimizar la capacidad de concentración y el rendimiento.

De la manzana, como ves, todo son bondades así que, este verano, ¡polos de zumo de manzana Marlene®! Te contamos la receta a continuación.

Polos de zumo de manzana Marlene®

  • Ingredientes                                                                                

– 3 manzanas Granny Smith Marlene®

– 3 manzanas Royal Gala Marlene®

– 100 g de agua

– 50 g de zumo de limón

– 30 g de harina de semillas de algarroba

– 40 g azúcar

– 30 g dextrosa

  • Preparación

Preparar un jarabe hirviendo el agua con el azúcar y la dextrosa. Dejarlo enfriar durante al menos una hora.

Pelar dos manzanas Granny Smith Marlene® y licuarlas, mezclándolas con 25 g de zumo de limón. Filtrar muy bien la mezcla con una gasa. Repetir la operación con las dos manzanas Royal Gala en un bol aparte.

Mezclar la harina de semillas de algarroba con el jarabe de azúcar y remover hasta disolver todos los grumos. Dividir esta última combinación en dos partes iguales. Combinar cada una con los zumos extraídos de las dos variedades. Una mezcla con el zumo de Royal Gala; y la otra mitad con el de Granny Smith.

Cortar las manzanas sobrantes en rodajas muy finas. Forrar los moldes de polos con esas rodajas (una sola variedad de manzana para cada polo).

Rellenar cada molde con el jugo correspondiente a la variedad de la manzana elegida.

Colocar el palito de madera en el centro del molde y meter en el congelador.

Dejar que los moldes se enfríen y solidifiquen a -18 °C durante 12 horas mínimo.

Para obtener un sabor más dulce, añadir un poco de azúcar a la dosis indicada.

Si no hay moldes de polos, usar vasos de plástico. El procedimiento para rellenar es el mismo.

Y para acabar, le recordamos la historia de Marlene, contada por ella misma:

«Mi padre es el monte, fuerte y sabio. Mi madre es la luz del sol, que me envuelve en su cálido abrazo. Mi maestro es el tiempo. El clima único de Tirol del Sur – Südtirol me mima con más de trescientos días de sol al año. Mi sabor y mi aroma son especiales gracias al lugar en el que crezco, frío de noche y cálido de día, crudo en invierno y suave en verano. No soy una manzana cualquiera: soy Marlene®, hija de los Alpes. Mis variedades son numerosas, las hay para todos los gustos: Royal Gala, Golden Delicious, Granny Smith, Red Delicious, y Fuji».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Luis Recio

Blogger gastronómico y de tendencias, crítico de vinos (XL Semanal), letrista, sociólogo, mensista, poeta

Juan Luis Recio

Blogger gastronómico y de tendencias, crítico de vinos (XL Semanal), letrista, sociólogo, mensista, poeta

Lo más leído