Salsa de tomate especial para pasta, ¡un sabor de 10!

Salsa de tomate especial para pasta, ¡un sabor de 10!
Salsa de tomate para pasta

¡Una salsa de tomate especial para pasta maravillosa! Cuando la preparas el aroma impregna el ambiente, y cuando la pruebes, ‘se te hará la boca agua’  . Combina con todo tipo de pasta, y también con arroz blanco o hasta con albóndigas. En Periodista Digital te contamos probablemente una de las mejores salsas de tomate para pasta.

¿Cuándo se inventó la salsa de tomate?

El tomate llegó a Europa en el siglo XVI gracias a Hernán Cortés en  1540. Los Conquistadores españoles trajeron consigo muchos productos que hoy son de consumo básico en Europa. Como la patata, el chocolate o los pimientos. Los primeros tomates eran pequeños y se consideraban más como una planta ornamental. Nadie los comía, incluso pensaban podía ser venenoso. Con el tiempo seguramente algún animal los comería y viendo que nada sucedía se fue perdiendo el miedo a su consumo.

En el siglo XVIII, su cultivo y consumo se fue extendiendo. En España, e Italia, los agricultores de dieron cuenta que aquel cultivo era fácil y podía ser rentable. El noble Ippolito Cavalcanti,  duque de Buonvicino (1787 –1860). Escribió en su libro Cucina teorico práctica una receta de pasta con salsa de tomate, «Vermicelli con lo pomodoro». Los ‘vermicelli’ son muy parecidos a los espaguetis, un poco más gruesos.

Salsa de tomate especial para pasta

Ingredientes

  • Puré de tomate o tomate natural tamizado – 500 ml
  • Tomate entero de lata – 200 g
  • Cebolla –½ unidad
  • Dientes de ajo- 3 unidades
  • Mantequilla – 70 g
  • Aceite de oliva virgen extra –70 ml
  • Vino tinto seco– 175 ml
  • Orégano seco – ½ cucharadita
  • Albahaca seca – ½ cucharadita
  • Romero seco – ½ cucharadita
  • Perejil fresco – 1 cucharada y ½
  • Sal –  al gusto
  • Pimienta – al gusto

Para acompañar

  • Queso rallado – 60 g

Preparación

  1. En un recipiente apto para batidora añadir el tomate tamizado, y los 150 g de tomate entero de lata. Triturar con una batidora. El tomate entero al mezclarse con puré de tomate le da un aroma y sabor muy especial.

  2. Pelar y cortar los dientes de ajo y la cebolla.

  3. En una cazuela o sartén honda añade el aceite de oliva virgen. Poner el fuego al mínimo y cuando esté ligeramente caliente añadir la cebolla y los ajos. El fuego tan bajo logrará que que se haga lentamente, de esta manera la cebolla y el ajo se van caramelizando poco a poco. Lo tendremos unos 12-15 minutos.

  4. Cuando la cebolla adquiera un tono marrón dorado, añadir la mantequilla. Remover para que se vaya fundiendo.

  5. Ahora añadimos el puré de tomate del paso 1º y mezclamos con una cuchara.

  6. Añadir las hierbas aromáticas y un poco de perejil picado, seguir removiendo. Notarás ya el delicioso olor que desprende la salsa.

  7. Sazonar con sal y pimienta y continuar removiendo la salsa.
  8. Agregar el vino tinto y seguir removiendo

    Ya tenemos todos los ingredientes de nuestra salsa de tomate, solo es cuestión de dejar que vaya haciendo a fuego lento durante dos horas (tapando el recipiente). Un olor maravilloso se adueñará de tu cocina, ¡imagínate cuando la pruebes! El tomate irá pasando de un color rojo pálido a otro más intenso.

  9. Tu salsa ya está lista, puedes añadir a cualquier  pasta como unos raviolis o espaguetis, sazonar con un poco de queso rallado y lo que nos queda de perejil picado.

  10. Si te sobra salsa la puedes conservar en un recipiente en la nevera durante varios días sin problemas, incluso de un día para otro está mejor.

También te puede interesar

Espaguetis a la carbonara al estilo original

¿Te ha gustado la salsa de tomate especial para pasta? En Facebook tienes más recetas para escoger.

Autor

Elena Bellver

Redactora de contenido web & Seo, Copywriter & Community Manager. Es la redactora de las recetas de cocina de Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leido