Recetas

Yemas de Santa Teresa fáciles 👈

Yemas de Santa Teresa
Yemas de Santa Teresa

¿Quieres preparar ‘Yemas de Santa Teresa paso a paso? Estas deliciosas bolitas dulces tienen más de un siglo de historia. Creadas en 1860 en la pastelería “La Dulce Avilesa” en honor a Santa Teresa, que nació en Ávila en el siglo XVI.

Los ingredientes son pocos y seguro los tienes en casa. En otro artículo de Periodista Digital hicimos tocino de cielo casero, hoy yemas de Santa Teresa, otro postre tradicional de nuestra repostería.

Yemas de Santa Teresa

Historia de las Yemas de Santa Teresa

La repostería de convento es tradicional en la Península Ibérica, España y Portugal, donde en numerosos conventos usaban las claras para ayudar a planchar la ropa.

Al usar las claras, quedaban las yemas y esto fomentó el ingenio en los conventos para crear distintas recetas. En Aveiro Portugal se elaboran los ‘ovos moles’ y en España, las yemas de Santa Teresa, las de San Leandro o Santa Clara en Sevilla.

Huevos moles de Portugal

Huevos moles de Portugal

No está claro el origen de la receta de las yemas dulces. Existen dos teorías. Una de ellas, tiene relación con la tradición de los dulces árabes. La cultura árabe impregnó España durante siglos durante la época de Al Ándalus, (desde 711 a 1492). Muchos dulces como los pestiños, o el turrón tienen origen árabe.

Otra teoría es que la receta se creó en un convento de Santa Teresa de Ávila en el siglo XII. Sin embargo lo que está documentado es que la receta de Yemas de Santa Teresa reconocida, es la de la pastelería artesana ‘La Dulce Avilesa’ en 1860.

El dueño del establecimiento Isabelo Sánchez es a quien debemos la receta actual, Isabelo registró el nombre de este postre para evitar imitaciones.

Yemas de Santa Teresa

La Dulce Avilesa es hoy ‘La Flor de Castilla’, y sigue elaborando a diario sus tradicionales yemas. Debido al éxito de estos pequeños pastelitos de yema, otros reposteros comenzaron a imitar las Yemas de Santa Teresa, usando otro nombre no registrado de ‘Yemas de Ávila’.

Yemas de Santa Teresa fáciles

Ingredientes

  • Huevos grandes – 5 unidades
  • Azúcar –110 g
  • Agua – 60 ml
  • Piel de limón – un trocito

Para rebozar las yemas

  • Azúcar – 150 g
  • Azúcar glass (azúcar en polvo) – 150 g

Utensilios

  • Tulipas de papel  para las yemas

Preparación

  1. En un cazo a fuego lento agregar el agua y el azúcar, remover para ayudar a la disolución del azúcarCuando el azúcar se haya disuelto totalmente, añadimos la piel de limón (puedes aromatizar también añadiendo una cucharadita de licor o canela). Dejamos que llegue a ebullición y entonces retiramos la piel del limón, apagamos el fuego y dejamos reposar. Tardarás unos 7-10 minutos.
  2. Este almíbar tendrá una textura de hebra fuerte más densa. El almíbar clásico lleva agua y azúcar a partes iguales, pero para esta receta necesitamos un almíbar más espeso.
  3. Mientras se hace el almíbar, vamos a separar las claras de las yemas, puedes ayudarte de un separador o hacerlo cascando el huevo y dejando que vaya cayendo la clara en un recipiente. Las claras las guardamos para cualquier otra receta, solo necesitamos las yemas.
  4. A continuación procedemos a pinchar con un tenedor las yemas, —sin batir—solo pinchando con el tenedor ligeramente basta. Pasamos las yemas por un colador, (para separar si nos ha caído algo de clara). Depositar las yemas en el colador y con ayuda de una cuchara remover para que vayan pasando por el tamiz del colador.
  5. Añadir el almíbar a las yemas pero en forma de hilo—, ten en cuenta, está muy caliente si agregamos de golpe las yemas cuajarían rápido y buscamos que lo hagan lentamente para crear una crema—, así que sin dejar de remover incorporamos el almíbar a las yemas.
  6. Cocinar las yemas a fuego flojo removiendo con una varilla de vez en cuando. Notarás que va espesando, seguimos removiendo de vez en cuando ya que tenemos que lograr una textura aún más espesa.batir las yemas
  7. Cuando notes que con las varillas te cuesta remover, usaremos una lengua de silicona o espátula y seguimos trabajando las yemas,cada vez tendrán una textura más espesa, pasando a ser una crema de yema.

    Tendremos el punto adecuado cuando:

  8. Al remover notes ya no se pega a las paredes del cazo tenemos el punto adecuado. El tiempo de preparación de las yemas a mano es de unos 20 minutos. Si lo haces con una batidora de varillas se acaba mucho antes,pero a mano también salen (cómo se siguen haciendo en muchos conventos).
  9. Trasladar la crema de yema a un recipiente y extender para que se enfríe más rápido. Tapar con papel film y cuando esté a temperatura ambiente a la nevera al menos una hora. Durante este tiempo la yema se secará ligeramente y se endurecerá, así las podremos trabajar mejor.
  10. Pasado el tiempo de reposo en la nevera sacamos la crema de yema. En un recipiente  ponemos azúcar normal, y en el otro azúcar en polvo.
  11. Hacer azúcar en polvo es tan fácil como añadir a una batidora o picadora el azúcar y triturar durante un minuto, (unas 4 tandas de 25 minutos, esto depende de la potencia de tu batidora. Es mejor hacerlo a tandas que un minuto seguido para no sobrecalentar el motor del electrodoméstico). Así de fácil tendrás el azúcar en polvo para usar en cualquier receta.azúcar en polvo
  12. Nos ponemos un poco de azúcar en polvo en las manos  y tomamos una bolita de crema de yema, amasamos para dejarla redondita y al tener azúcar en polvo en las manos no se nos pega.yemas de Santa Teresa
  13. Depositar en el recipiente donde tenemos el azúcar normal. Rebozar ligeramente y listas, al molde de papel o tulipas metálicas.

También te puede interesar

Huesos de Santo paso a paso

¿Te ha gustado la receta de Yemas de Santa Teresa fáciles? En Facebook puedes encontrar más. te han gustado.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído