Espinacas gratinadas, (con espinacas congeladas)🌿

Espinacas gratinadas, (con espinacas congeladas)
Espinacas gratinadas

Gratinado de espinacas con espinacas congeladas, una receta sencilla que anima a comer verduras a los más pequeños, al combinar las espinacas con una bechamel cremosa y queso.

El principal ingrediente, las espinacas congeladas son muy bajas en calorías, entre 21-27 calorías por ración de 100 g y además no contiene apenas grasas. Por eso aunque añadimos bechamel la receta no resulta demasiado calórica, aproximadamente unas 240 calorías por ración de 100 g.

En otro artículo de Periodista Digital hicimos patatas fritas de calabacín al horno, hoy gratinado de espinacas congeladas, pero que también puedes preparar con frescas.

¿Tienen los mismos nutrientes las espinacas congeladas que las frescas?

Es un mito pensar que las verduras congeladas tiene menos nutrientes o puede incorporar colorantes o conservantes. Las verduras ultracongeladas de forma correcta, (como las que podemos encontrar en el supermercado), mantienen las características nutricionales prácticamente igual que las frescas.

Por ejemplo 100 g de espinacas baby tiene 20 calorías, y 100g de congeladas entre 21 y 27 calorías, (estas diferencias mínimas se pueden dar tanto en verdura fresca o congelada dependiendo de la cosecha de espinacas que se haya envasado o congelado).

Las espinacas frescas aportan 2 g de proteínas mientras que las congeladas 1.9 g. En cuanto a hidratos de carbono las congeladas tiene 2 g y las frescas 0.8.

¿Pierden vitaminas o minerales? Si la congelación se lleva a cabo de forma correcta, la verdura no pierde nutrientes, lo que si se ha comprobado es lo contrario.

Los alimentos frescos pasados varios días comienzan a perder nutrientes, luego si compras espinacas y las tienes en la nevera 4 o 5 días es posible ya hayan perdido nutrientes, comparado con las verduras congeladas que tienes bien conservadas en tu congelador. Usar verdura congelada es saludable, práctico y además barato.

Gratinado de espinacas con espinacas congeladas

Ingredientes para 4 personas.

  • Cebolla – 1 unidad
  • Diente de ajo – 1 unidad
  • Espinacas –800 g, (pueden ser congeladas)
  • Harina –40 g
  • Leche 500 ml
  • Nata – 125 ml
  • Mantequilla – 3 cucharadas o 45 g
  • Nuez moscada – ½ cucharadita
  • Queso parmesano – 80 g
  • Sal – a gusto
  • Pimienta – al gusto
  • Tomillo seco – ½ cucharadita.

Preparación

  1. Puedes utilizar espinacas frescas o congeladas, si son frescas las lavamos, escurrimos y luego las cortamos. En cambio si son congeladas, nos saltamos estos pasos. Las espinacas congeladas son muy baratas, las encuentras desde 0.85 €.espinacas congeladas
  2. Dejamos descongelar las espinacas de un día para otro en la nevera. Si quieres acelerar el proceso de descongelación: puedes introducir las espinacas en una bolsa tipo Zip de congelación.
  3. Llena un recipiente con agua caliente, (pero que no queme). Introduce la bolsa con las espinacas y deja reposar al menos una hora. Verás que estarán prácticamente descongeladas. Al estar dentro de la bolsa no entran en contacto con el agua.
  4. Una vez estén descongeladas las espinacas tendremos que hacer un paso sencillo pero importante, escurrir la máxima cantidad de agua, para ello puedes colocarlas en un colador y apretar para que vaya cayendo el agua acumulada.
  5. Precalentar el  horno a 180º y ajustar la rejilla del horno en la parte alta.
  6. Pelar y cortar la cebolla y el ajo.cebollas
  7. Añadir la mantequilla a una cacerola, a continuación la cebolla. Saltear durante 3 minutos.
  8. Agregar entonces el diente de ajo y sofreír otro minuto más.
  9. Añadir ahora la harina, ajustar el fuego al mínimo y remover con una cuchara de madera durante un minuto.
  10. Incorporar la leche, la sal y la nuez moscada.
  11. Remover de nuevo para combinar estos ingredientes.
  12. Llevar esta mezcla a ebullición, a fuego medio. Luego bajar el fuego y cocer durante 10 minutos.
  13. Remover de vez en cuando la bechamel.bechamel
  14. Colocar las espinacas descongeladas y previamente exprimidas en una fuente  apta para horno.
  15. Verter la bechamel sobre las espinacas.
  16. Colocar la fuente en la parte alta del horno para gratinar, hornear durante 25 minutos a 180º.
  17. A mitad de cocción sobre los 12 minutos, abrir el horno y espolvorear con queso rallado.queso rallado
  18. Finalizado el tiempo de horno apagar y dejar reposar unos minutos antes de servir.espinacas gratinadas

También te puede interesar

7 recetas fáciles con huevos

¿Te ha gustado la receta de espinacas gratinadas? En Facebook tienes más ideas de recetas por descubrir.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Elena Bellver

Redactora de contenido web & Seo, Copywriter & Community Manager. Es la redactora de las recetas de cocina de Periodista Digital.

Lo más leído