THE RED'S KITCHEN

Patatas fritas ‘chip’ en microondas

Manteniendo la tradición familiar de recibir y agasajar a  la familia y amigos con una cocina casera y cuidada,  y animada por mis amigas a poner en marcha este proyecto: ¡aquí estoy con The Red's Kitchen!

Patatas fritas 'chip' en microondas

Fin de un mito, de una ‘fake news’ que afecta a uno de nuestros más útiles electrodomésticos.

Una manera sencilla y rápida de disfrutar de unas deliciosas y crujientes patatas fritas sin apenas aceite, ¡hechas en el microondas!

Así evitamos el principal problema de este plato, que suele ser el exceso de aceite.

Estas chips son rápidas de preparar porque las haremos en 10 minutos. Son saludables, porque no están fritas, ni tienen litros y litros de aceite como las embolsadas que compramos en el supermercado.

Y por si fuese poco, quedan extra crujientes…

Son patatas que compramos crudas, de buena calidad y la variedad que más nos guste, las laminamos, y las cocemos al microondas con unas gotitas de aceite. Además, podéis usar aceite picante, aromatizado, aderezarlas con hierbas aromáticas, con pimienta… Son un picoteo excepcional y que nadie creerá que es sano.

Ingredientes

  • Patatas de freír
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Especias al gusto (orégano, ajo, pimiento, etc.)

Preparación

  • Lavamos bien las patatas con un cepillo para quitar cualquier resto de tierra o impureza.
  • Cortamos rodajas finas con la ayuda de una mandolina o un cuchillo afilado. Lo más importante es que todas sean del mismo grosor para que se cocinen a la vez.
  • Lavamos las rodajas de patata en un bol con agua para que pierdan el almidón.
  • En una fuente de cristal o recipiente apto para microondas echamos unas gotitas de aceite y lo repartimos por toda la superficie con una brocha de cocina. También se puede utilizar papel de horno directamente sobre la superficie giratoria del microondas, y engrasarlo igualmente, que es lo que yo hice esta vez.
  • Secamos sobre un trapo de cocina las rodajas de patata que vayamos a cocinar y las ponemos en una sola capa y sin amontonar sobre la fuente ya aceitada. El resto las podemos mantener en el agua para que no se oscurezcan.
  • Salamos, y si queremos darles más sabor ahora es el momento de añadir las especias, por ejemplo: ajo, orégano, perejil, pimienta, etc.
  • Cocinamos en el microondas unos 5-6 minutos. El tiempo dependerá del grosor de las patatas y de tu microondas.
  • Sacamos la fuente del microondas con cuidado de no quemarnos, y dejamos enfriar las patatas.

EL ORIGEN.– Un restaurante que se llamaba Moon Lake Lodge’s, en Nueva York, sobre el 1853, decidió cortar las patatas fritas (el otro tipo de patatas con corte alargado) demasiado finas, puesto que un comensal asiduo, se quejaba a diario por no servirlas crujientes. El chef, George Crum, decidió darles un corte tan excesivamente fino que fuese imposible pincharlas con el tenedor.

Y, por suerte o por desgracia, Crum recibió aplausos por parte del comensal quejica, y lo alabó, dando a conocer aquel plato que hoy en día forma parte de cualquier vermut o fiesta entre amigos. Porque todos lo sabemos, las patatas fritas son el alma de cualquier picoteo…

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído