Receta casera

Patatas a la riojana: ¡la tradición en un plato!

Se trata de un guiso tradicional, delicioso y muy fácil de hacer. Su sabor es riquísimo y perfecto para maridar con algún vino tinto de la zona

La gastronomía riojana es sencilla pero suculenta. Está basada en los productos de la tierra, es fiel a sus sabores y engancha por su autenticidad en la que los productos de la huerta, las legumbres y las carnes son los principales protagonistas de sus platos.

La Rioja es reconocida por su tradición vitivinícola y dada la enorme variedad de recetas típicas, resulta complicado elegir una sola para maridar sus excelentes vinos.

Cada una de sus recetas combinan con maestría y maridan con sus excelentes vinos.

Son incuestionables los atractivos enológicos y enoturísticos de La Rioja. 

Otro de sus platillos estrella son los ‘calamares a la Riojana’. Su origen no está del todo claro, pues ¿Calamares en la Rioja? Si aquí no hay costa.

Seguramente este plato tiene una larga historia. Lo que si está claro es que sus ingredientes llevan vino, pimientos y pimentón, en algunas versiones puede llevar incluso un poco de chorizo o pimiento choricero.

 

Con la llegada del otoño los platos de cuchara comienzan a llegar a las mesas de miles de personas en el mundo.

Las patatas a la riojana es una receta muy tradicional que como su propio nombre indica son originarias de La Rioja, aunque su elaboración se ha extendido a todo el país.

Este platillo se trata de un guiso humilde que se elabora con muy pocos ingredientes, productos sencillos y económicos como las patatas, el chorizo o el pimiento choricero, que seguro tienes en tu casa.

Como toda receta tradicional, existen variantes en su preparación en cada familia.

Beneficios de las patatas para la salud

Gracias a su valor nutricional, la patata representa uno de los producto más importante del mundo. Es el alimento latinoamericano más extendido y popular del planeta, ha salvado vidas y forma parte de la economía mundial.

Aunado a esto, las patatas se presentan como el tubérculo con el contenido de proteínas más elevado, en torno al 2,1% del peso del producto en fresco. Unas proteínas que, por otro lado, están constituidas con aminoácidos adecuados a las necesidades humanas, según la FAO.

Los especialistas explican que en lugar de colocar un ‘superalimento’ en el medio de la dieta europea, se dieron cuenta que la nutrición debía tener un papel más central y buscaron los cultivos que podrían cumplir su propósito. El humilde tubérculo ya estaba allí.

Las recetas con patatas son innumerables. Los más famosos son: Las patatas fritas, tortilla de patatas, y por supuesto las patatas bravas.

Este tubérculo no es solo rico, sino un alimento muy completo que aporta más vitaminas y minerales y menos calorías de los que se le atribuyen.

Es equiparable, por sus características nutricionales, con los cereales, con un micronutriente muy destacado como la vitamina B6, que favorece la creación de células sanas.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Los vídeos más vistos

Lo más leído