El blog de Otramotro

Ángel Sáez García

Que tu criterio sea ese celebro

QUE TU CRITERIO SEA ESE CELEBRO

Dilecta Pilar:

Que tu criterio sea ese celebro. Así es. Al final, terminaré escribiendo (ya veremos si ve o no la luz) la novela sobre mi cielo en la tierra, esos tres años de mi adolescencia en Navarrete.

Agradezco el consejo (y la sugerencia que lleva aparejada), pero el relato ya está publicado. Ahora veré si me acuerdo de la contraseña de Zenda.

No olvides mi encargo de que le des dos besos de mi parte a María Antonia.

Harás lo cabal. Pues es mi deseo que mañana sigan las risas. No es mala causa esa, la risa, de llorar a lágrima viva (o como la expresión que usas en tu artículo hodierno, precioso ejercicio de empatía, “a pulmón partido”, que, supongo, es hija o prima hermana del corazón partido que canta otro AS, Alejandro Sanz).

Cierto. Aunque los escritores (ignoro el porqué; tal vez porque, así, una vez aireados, consiguen vencerlos o no verse mediatizados por ellos) tienden a sacar los infiernos.

Un rifirrafe (otro, sí, pero el alcalde, en este caso en concreto, no ha estado a la altura de las circunstancias) de medio pelo.

Muchas gracias por enviarme esas “Palabricas para María Antonia”. Me siento orgulloso de haber participado en dicho cuadernico. Me extraña que no se hayan animado y avenido más excolegas nuestros a participar en un homenaje tan merecido. Las acabo de leer (menos el poema; lo dejo para mañana). Las volveré a releer y degustar pronto en otro momento. Acaso (sin hesitación) en Tenerife (donde ya sabes que pasaré quince días de vacación, que necesito, del 11 al 25 de julio).

No se te escapa lo consabido, que tu amigo Otramotro es un animal racional de costumbres razonables: hacer la limpiezas semanal, cocinar, andar (más que pasear), leer y escribir. El sábado Pío estuvo en Corella (celebraban los 55 años él, su hermano mellizo Alfonso y sus quintos). Me tomé un par de cañas en el barrio (que celebraba las fiestas de San Juan). Aunque era 24, fui a misa de doce y media ayer, domingo (hablé con Ricardo, el párroco, y decidimos mancomunadamente adelantar la misma un día —ya sabes que todos los 25 les hago una misa a mis padres y mi hermano—, porque hoy, a las siete, tenemos junta extraordinaria de vecinos (hay asuntos cruciales, que hay que resolver; no sé si vendrá mucha gente ya que luego, una hora después, juega España su tercer partido en el Mundial de fútbol de Rusia, en esta oportunidad, contra Marruecos).

Buen “finde”.

Otro (de tu amigo Otramotro).

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Ángel Sáez García

Ángel Sáez García (Tudela, 30 de marzo de 1962), comenzó a estudiar Medicina, pero terminó licenciándose en Filosofía y Letras (Filología Hispánica), por la Universidad de Zaragoza.

Lo más leído