El blog de Otramotro

Ángel Sáez García

Comprobar que he marrado me disgusta

COMPROBAR QUE HE MARRADO ME DISGUSTA

Dilecto Manolo:

Ya sabes: el mejor escribano echa un borrón. O, como escribieron los latinos: errare humanum est. No hay un solo ser humano que no yerre. A mí, verbigracia, comprobar que he marrado me disgusta sobremanera; me deja en el ánimo una refractaria impresión, un gusto y un olor a cuerno quemado, pero, como no se te escapa: el único que no se equivoca es el que nada hace (sea ella o él).

Celebro que te hayan gustado mis textos. A mí también me ha agrado mucho leer hoy el tuyo. Así que ahí va mi habitual ¡chapó! Coincido en valorar la metamorfosis, el cambio de piel que experimentó Adolfo Suárez, el mejor presidente de la democracia. Con el lento paso del tiempo, barrunto, muchos historiadores coincidirán conmigo en el parecer. Luego todo ha ido degenerando hasta unos límites insoportables.

En lo tocante a las elecciones del 28-A, hay que tener mucho cuidado con la papeleta que se introduce en la urna. A mí, ya sabes, no me gusta ningún partido político, insisto, ninguno, y por eso volveré a votar en blanco. Soy incapaz (me siento así) de votar a uno de los cinco dedos de esa mano, al PSOE, PP, Ciudadanos, Vox o Unidas Podemos. Qué espectáculo han dado todos los partidos con las listas (tontas, más bien) electorales. Los líderes mandan qué se ha de hacer, y los demás, tengan o no criterio al respecto, ¡a callar!, ¡chitón! A eso lo llaman democracia interna. ¡Qué cinismo! Ciudadanos ha pasado de decir no al “cuponazo” navarro a pactar con UPN. ¡Qué coherencia!, sí. ¡Inaudito!

Creo que Sánchez ha aprendido lo precipuo o principal de “El príncipe”, de Maquiavelo (si es que lo ha leído; que pongo en tela de juicio este hecho, entre otros, porque, ¡como es de los que dejan que esto, eso o aquello se lo hagan los demás!).

Coincido básicamente en tu crítica. Es la misma tesis que sostengo en mis últimas décimas.

En quinto, el último año, de la carrera en la que me licencié, Filosofía y Letras (Filología Hispánica), en la asignatura de Literatura Española del siglo XX, que nos impartió José-Carlos Mainer Baqué, tuve que leer, como lectura obligatoria, “El convidado de papel”, de Benjamín Jarnés. Considero que no he sido todo lo justo que debía con el susodicho autor aragonés (al darle con el codo al de Codo), pues merece una relectura.

Como no recuerdo con fidelidad lo leído en todo momento, y ya sabes que me gusta ser exacto, siempre que puedo, hoy tengo a mi disposición la cita correcta de Max Weber: “El mundo está gobernado por demonios, y el que se deja llevar y utiliza el poder y la fuerza como medios pacta con sus poderes diabólicos”. Las pronunció en 1919, un año antes de su muerte, en una conferencia, que llevaba por título “Política y vocación”. Tengo para mí que el intelectual alemán (se vio a sí mismo más como historiador que como sociólogo o filósofo), aunque él lo ignorara entonces, cuando las urdió, barruntó que estas líneas podrían explicar diversos comportamientos delirantes llevados a cabo por ciertas muchedumbres humanas, entre otros, verbigracia, varios de los acaecidos en Cataluña, a propósito de un despropósito, el proceloso procés, que cada día se parece más a lo que fue, amén de una tomadura de pelo, una ruina en toda la regla.

Abrazos y besos.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Ángel Sáez García

Ángel Sáez García (Tudela, 30 de marzo de 1962), comenzó a estudiar Medicina, pero terminó licenciándose en Filosofía y Letras (Filología Hispánica), por la Universidad de Zaragoza.

Lo más leído