Para un desayuno perfecto

 Omelette: El secreto de su técnica

Este platillo es un gran clásico en los desayunos en todo el mundo. Es una excelente solución para cocinar de manera rápida. Muchos, la llaman tortilla francesa, o a la francesa, pero su nombre francés, "omelette" es el más popular.

Para los franceses, parece que el huevo batido solo sirve, principalmente, de abrigo para el jamón, las verduras, las setas, el pescado y, por supuesto, para el queso.

Esta es una de las maneras más populares de comer huevo y se cocina sobre una sartén con mantequilla o aceite.

Pero un dato curioso, es que el carácter francés de este platillo no surgió de este país sino, hace referencia a un tiempo de escasez y guerra en la España del siglo XIX.

Su historia

Existen muchas teorías sobre su origen, ni también sobre la palabra «omelette», cuya etimología tampoco está clara.

Aunque existen muchas variaciones de este plato, para los franceses la única omelette considerada como autóctona es la que va condimentada con queso.

En un recetario inglés publicado en 1804 ya aparecía la el nombre “French omelette”.

Según algunos datos, en España, empezó a popularizar el término “tortilla a la francesa” después del asedio de las tropas napoleónicas a la ciudad de Cádiz en 1810.

Ante la falta de alimentos y sin patatas para poder preparar la tradicional tortilla española, las personas decidieron cocinar el huevo batido sin condimentos y como homenaje a sus asediadores y la llamaron “tortilla de cuando los franceses”.

Su técnica

Una buena omelette debe poseer una suave textura y debe tener una cocción tierna, de tal forma que en el exterior el huevo no cambia de color y permanece sin dorar, y en el interior debe quedar cremosa.

La perfección de una “tortilla francesa” sólo se logra con la práctica. Fundamentalmente, necesita dos elementos: una temperatura baja y muy controlada.

De igual manera, es necesario una sartén impecable. Es decir, que permita que se cocine sin quedar rastros en el fondo.

Ingredientes:

  • 2 huevos
  • Jamón cocido o bacon
  • Queso picado en cubos pequeños o rallado
  • Tomate
  • Pimientos
  • Cebolla
  • Sal y pimienta
  • Una cucharada de mantequilla o aceite de oliva.
  • Recuerda que el omelett que prepares llevará los ingredientes de tu preferencia.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Yéssica Salazar

Licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo. Con Máster en Gerencia y Tecnologías de la Información. Con infinito amor por el periodismo y los medios audiovisuales que me han permitido conocer nuevos senderos, diferentes y desconocidos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído