Pedro Sánchez no tiene banquillo

Espinosa de los Monteros (VOX) se cachondea de la mentirosa ‘Chiqui’ Montero, número 2 del PSOE y amiga de Sánchez

La cruda realidad, al margen de su enorme ambición y escasa moralidad, es que Pedro Sánchez no tiene banquillo.

Ni en el partido ni en el Gobierno. Su capital humano carece de competencia y de talento.

Pero ahí sigue, pataleando para no ahogarse y viendo como Feijóo le adelanta en las encuestas sin despeinarse.

Desde el punto de vista del líder socialista, la designación de María Jesús Montero, ministra de Hacienda desde hace cuatro años y una de las pocas supervivientes de los ‘primeros tiempos’, como ‘número dos’ del PSOE es un paso adelante en relación con Adriana Lastra, cuya trayectoria ha sido lamentable, pero la recién nombrada es una estafa.

No sólo porque procede de ese socialismo andaluz que hizo del latrocinio de los EREs su seña de identidad, sino porque no ha sido capaz de hacer otra cosa, como ministra, que subirnos los impuestos.

Y mentir al respecto, como deja patente Ivan Espinosa de los Monteros (VOX), en esta soberbia intervención parlamentaria.

EN LA CUERDA FLOJA

Pedro Sánchez se ha acostumbrado tanto al malabarismo que no se encuentra a gusto sin andar sobre la cuerda floja, desafiando al abismo.

Y así vamos, de un lugar a otro sin importar demasiado los compañeros de viaje ni si lo que dijimos hoy es lo contrario de ayer.

De modo que en esta última pirueta de nombramientos importa poco echar mano de Patxi López, antiguo contrincante de sector e ideas, o reforzar a Oscar López y Antonio Hernando, pese a que otrora jugaron en su contra.

Sólo falta recuperar a Susana y a Madina.

O al mismísimo José Blanco. Hombre, Pepiño no, porque ahora se ha convertido en emprendedor de éxito, al que los susurradores pusieron como ejemplo cuando le dijeron que, Pedro, lo de Andalucía ha sido tal desastre que tienes que poner al frente del partido a gente de peso, porque a los de comunicación no los conoce nadie.

De modo que, dicho y hecho, patada adelante y Patxi López portavoz del Grupo Parlamentario, con Pilar Alegría en el partido.

Sólo que Patxi no es Pepiño, y ni siquiera Ábalos. Y ya veremos cómo sale la jugada, pues las elecciones están a la vista y la brecha abierta por Feijóo crece en vez de disminuir.

Casi nadie ve que María Jesús Montero o Iceta puedan desde sus nuevos puestos revertir la tendencia a la baja que marcan las encuestas y anticipó Andalucía.

UN PANORAMA NEGRO PARA SANCHEZ

Los sondeos de Ferraz confirman que el PSOE está por debajo del 25% de los votos  y que ha perdido el umbral de los 100 escaños, mucho peor que lo que dicen las encuestas del CIS de José Félix Tezanos, que todavía le siguen dando el 28,2% de los sufragios.

Las encuestas que maneja el PSOE confirman que hay un trasvase creciente de votos socialistas al PP, pero también ahora a Unidas Podemos que recobra algo de pulso.

Que haya encuestas que todavía le otorgan al PSOE el 25% de los votos es para que en Ferraz descorchen champán, porque la gran mayoría de los últimos sondeos publicados colocan a los socialistas por debajo de ese porcentaje y cayendo.

Tal vez porque caer por debajo de los 100 escaños, con la que está cayendo, les parezca hasta un buen dato, en el entorno de Sánchez creen que «es posible remontar esto».

Cada uno se consuela como quiere o puede, pero lo cierto es que en las filas socialistas «nadie entiende lo que está pasando» y se reprocha a Sánchez su falta de autocrítica.

A la vez critican que el secretario general se limite a cortas cabezas trasladando la idea de que la culpa del derrumbe del PSOE es de todos menos de él.

En este sentido, los barones andan con la mosca detrás de la oreja, conscientes de que el nuevo equipo de Sánchez en Ferraz intentará inmiscuirse en sus procesos electorales en las diferentes autonomías, incluso forzando algunos relevos basándose en supuestas encuestas.

Y es que los barones asumen que cualquiera puede pagar los platos rotos del fracaso de Sánchez.

Eso sí, pocos o ninguno se atreverán a cuestionar públicamente la actitud del presidente, sabiendo cómo se les gasta el personaje. Las encuestas dibujan una línea cuesta abajo y en el PSOE se ha instalado el pánico.

TIENDAS

TODO DE TU TIENDA FAVORITA

Encuentra las mejores ofertas de tu tienda online favorita

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Los vídeos más vistos

Lo más leído