El purgado jefe de los servicios jurídicos del partido de Pablo Iglesias advirtió del error que suponía denunciar el inexistente robo del teléfono

La prueba que acredita que el contenido del móvil de Dina se filtró desde Podemos

La Audiencia Nacional desmonta la falsa teoría de que el líder podemita había sido víctima de las cloacas del Estado

La prueba que acredita que el contenido del móvil de Dina se filtró desde Podemos

La historia empieza a tornarse cada vez más truculenta.

O también, paradojas de la vida, provoca que Pablo Iglesias las esté pasando moradas después de que haya visto como su teoría de las «cloacas del Estado» haya sido desmontado respecto al supuesto robo del móvil de su exasesora en Europa Dina Bousselham.

Recoge este 26 de junio de 2020 el diario El Mundo que la prueba que ha terminado por dinamitar la hipótesis de la sustracción del terminal telefónico fue aportada por quien fuera máximo responsable de los servicios jurídicos de Unidas Podemos, el purgado José Manuel Calvente.

Fue en el mes de julio de 2016 cuando el letrado puso sobreaviso a los integrantes del partido de Pablo Iglesias que los mensajes publicados en un diario digital, Okdiario, habían sido filtrados desde dentro de la formación morada y nunca producto de una sustracción.

Calvente fue muy preciso en su advertencia dentro de un chat interno de Unidas Podemos:

Es una filtración, no un robo. Si os fijáis, son pantallazos mientras otros escriben. Lo cual descarta un móvil robado. Compas, creo que el tema de los pantallazos no es como creemos y no vienen de un robo sino de una filtración. Es imposible y queda claro al ver los pantallazos. No hay caso alegando robo, es una filtración de alguien del grupo o de algún amigo de alguien del grupo.

Sin embargo, durante cuatro años Pablo Iglesias ha intentado pasar como víctima de este caso hasta que la Audiencia Nacional ha llegado a la misma conclusión que el que fuera jefe de los servicios jurídicos de Podemos.

Se cree que el contenido de los chats telefónicos tuvieron que ser reenviados por alguien del círculo de personas de Dina Bousselham a diferentes medios o incluso por ella misma.

Eso descartaría automáticamente que el comisario Villarejo fuese responsable de ese supuesto plan para perjudicar a Pablo Iglesias.

El líder podemita se apoyó en un falso relato ante el Juzgado de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional con la intención de obtener un rédito político en plena campaña electoral de las generales del 28-A. Se presentó como víctima del comisario preso y expuso que hubo una operación diseñada por el Ministerio del Interior para sustraer la información del teléfono de su ex asesora Dina Bousselham en la que participó activamente el agente.

Pablo Iglesias declaró al magistrado y a los fiscales Anticorrupción que el robo del móvil de su ex asesora estaba vinculado con una actuación de la llamada policía patriótica en ejecución de un encargo efectuado aparentemente desde altas instituciones con la finalidad de desprestigiar a Podemos.

Curiosamente, la propia Dina Bousselham, en su última declaración judicial se desdijo y admitió que ella misma los reenvió, lo que llevó al juez y a los fiscales a retirar automáticamente la condición de perjudicado directo de los hechos a Pablo Iglesias, al que ahora se investiga.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído