Desde el Atlántico

Carlos Ruiz

Sahara Occidental: ¿reactivan los EE.UU. el plan Baker?

Los Estados Unidos parecen dispuestos a poner en práctica de una vez la solución al conflicto del Sahara Occidental. No parece que la cuestión sea la de saber cuál es la solución: pues las Naciones Unidas no se han cansado de repetir que la única solución pasa por un referéndum de autodeterminación, algo que Marruecos sabe mejor que nadie. La cuestión está en buscar una «solución política» para poner en práctica esa «solución jurídica». Todo parece indicar que los Estados Unidos van a ejercer presión para que esa solución política se alcance. Esta es la conclusión que parece desprenderse de una inusual, sorprendente y extraordinaria «declaración conjunta» de apoyo a Christopher Ross que el «Grupo de amigos del Sahara Occidental» en Naciones Unidas acaba de hacer público hace muy pocas horas. Esa «declaración conjunta» exige un análisis.

I. ¿HA LLEGADO CHRISTOPHER ROSS AL PUNTO AL QUE LLEGÓ JAMES BAKER?
En marzo de 1997 James Baker III fue nombrado «Enviado Personal» del Secretario general de Naciones Unidas para el Sahara Occidental. Baker era un prestigioso diplomático norteamericano que, siendo secretario de Estado, consiguió formar la amplísima coalición internacional que emprendió la guerra de Golfo contra Iraq cuando este país invadió Kuwait en 1991. El esfuerzo de Baker dio su fruto y en 1997 consiguió que las dos partes del conflicto del Sahara Occidental, Marruecos y el Frente Polisario, negociaran y llegaran a unos acuerdos, los «Acuerdos de Houston» de 1997 que fueron aprobados por el Consejo de Seguridad.
Sin embargo, la muerte de Hassán II abortó el proceso. Su sucesor desde julio de 1999, Mohamed VI, decidió a comienzos del año 2000 romper con los compromisos asumidos por Marruecos.
James Baker buscó otras soluciones y, tras múltiples esfuerzos formuló su «Plan Baker». Ese plan fue avalado por la resolución 1495 del Consejo de Seguridad, aprobada por unanimidad siendo presidente del Consejo en ese momento España, cuyo gobierno estaba presidido por José María Aznar. El Consejo de Seguridad calificó el plan Baker como «solución política óptima basada en el acuerdo entre las dos partes»
Después del atentado del 11-M, accedió a la presidencia del gobierno de España José Luis Rodríguez que retiró su apoyo a Baker. Baker dimitió en junio de 2004.
Como he dejado dicho, a mi juicio, el plan Baker es «la estación de término» del conflicto del Sahara Occidental. Creo que por más que se intente, no hay otra solución que pueda resultar satisfacer en tanta medida a ambas partes.

II. PARÉNTESIS DE VAN WALSUM Y GESTIÓN DE CHRISTOPHER ROSS BLOQUEADA POR CLINTON
Tras la dimisión de Baker no se nombró inmediatamente a ningún «Enviado Personal». Al año siguiente, en 2005, se nombró para ese puesto al diplomático holandés Peter Van Walsum, pero su gestión fue un fracaso y el Secretario General no le renovó su confianza prescindiendo de sus servicios en 2008. Un año después, en enero de 2009, se designó para el puesto a otro diplomático norteamericano, pero con amplia experiencia en la región, Christopher Ross.
Ross comenzó sus gestiones y en febrero de 2009, yo apunté en este blog la idea de que parecía que Ross quería recuperar el plan Baker.
Los intentos de Ross fueron bloqueados, en el seno de la «administración Obama» por Hillary Rodham Clinton que, como su marido, famoso por el escándalo Lewinsky, son activos miembros del lobby pro-marroquí en los Estados Unidos.
Clinton no consiguió que Obama asumiera la posición de la última etapa de la administración Bush jr., esto es, el apoyo de los Estados Unidos al plan marroquí de pseudo «autonomía» para el Sahara Occidental; sin embargo, consiguió frenar el intento de Obama y Ross de activar el plan Baker.

III. NUEVA ADMINISTRACIÓN OBAMA, CRISIS DE MALI Y CONFLICTO DEL SAHARA OCCIDENTAL
La reelección de Obama a finales de 2012 ha tenido como consecuencia inmediata el relevo de Hillary Clinton por John Kerry, que hasta ese momento era senador y se había mostrado favorable al reconocimiento de los derechos del pueblo saharaui.
El cambio a su vez coincidió con el desencadenamiento de la guerra de Mali en la que confluyen múltiples intereses y causas.
Pero si hay algo en lo que parece haber acuerdo es en que, los supuestos «islamistas» (que, como ha demostrado Beatriz Mesa en un espléndido análisis deben llamarse en realidad «pseudoyihadistas»), cuentan con el apoyo claro, entre otros Estados, de Qatar (con «Q», por supuesto) que, casualmente es uno de los aliados de Marruecos país del que, casualmente, proviene el hachís con el que trafican los supuestos «islamistas» de la zona.
La provocación de una fuerte inestabilidad en Mali, con pretensión de desestabilizar a toda la región, ha alarmado especialmente a los Estados Unidos. Este país considera que la solución del conflicto del Sahara Occidental contribuiría a estabilizar la región.
En este nuevo contexto, la famosa cuestión de a quien beneficia el tiempo ha tomado un giro inesperado. Si hasta ahora el lobby pro-marroquí gustaba decir que «el tiempo juega a favor de Marruecos», lo cierto es que un conjunto de nuevas circunstancias han llevado a que, en este momento, «el tiempo juegue a favor del pueblo saharaui». La rebelión pacífica saharaui en Akdeim Izik, en noviembre de 2010, ahogada en sangre y destrucción y sellada en falso con un proceso militar inicuo ha sido un punto de inflexión. En este momento, la solución del conflicto saharaui URGE. La técnica del majzen de «marear la perdiz» no sirve en este momento.

IV. LA SORPRENDENTE «DECLARACIÓN CONJUNTA» DEL GRUPO DE AMIGOS DEL SAHARA OCCIDENTAL
Esta es la situación.
El día 15 de marzo, las Naciones Unidas anunciaban una nueva gira de Ross por la región entre el 20 de marzo y el 3 de abril, volviendo a visitar el Sahara Occidental. En el anuncio, el portavoz de Naciones Unidas, Eduardo del Buey afirmó que

“el actual conflicto de Mali y el incremento del riesgo de inestabilidad y de inseguiridad en el Sahel y en la región más allá del mismo hacen que la solución al conflicto del Sahara Occidental sea más urgente que nunca»

.

Antes de este anuncio, pero probablemente conociendo la inminencia del mismo, los medios marroquíes bajo la batuta del majzen emprendieron una nueva campaña contra Ross.

Hoy, 19 de marzo, Ross era recibido por Gonzalo de Benito, número 2 del MAE español. La visita no fue anunciada previamente, como si en España no tuviera interés lo que ocurre con un territorio no autónomo del que España sigue siendo la potencia administradora. La página web del MAE la recoge muy sucintamente. Conviene no olvidar que la visita de Ross a España el día 19 no estaba incluida en la gira que comienza el día 20. Y tampoco conviene olvidar que el departamento que, con poco acierto, dirige García-Margallo fue el único país del mundo occidental que mostró su apoyo a Mohamed VI cuando este decidió recusar a Ross.

Sin embargo, y aquí está lo sorprendente, esta tarde la página web de la Misión DE ESTADOS UNIDOS en Naciones Unidas publicaba una «declaración conjunta» del «Grupo de amigos del Sahara Occidental». Ese grupo se compone los EE.UU., Reino Unido, Francia y Rusia (miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU) y de España, como potencia administradora del territorio.
Pero llama la atención que la página web de los MAE de España, Francia y el Reino Unido no dijeran nada sobre esta «declaración conjunta».
Y llama, aún más la atención, que esta «declaración conjunta» se publique el día «19 de marzo» en la página web de la misión de los EE.UU. «para su difusión inmediata», estando sin embargo fechada el día «15 de marzo».

Veamos el texto (el texto español es traducción no oficial publicada por WSHRW)

Declaración conjunta del Grupo de amigos del Sahara Occidental: los Estados Unidos, Francia, España, el Reino Unido y Rusia, de 15 de marzo de 2013
Nueva York, NY
19 de marzo de 2013

PARA SU DIFUSIÓN INMEDIATA

El Grupo de amigos del Sahara Occidental da la bienvenida al anuncio del próximo viaje a la región, incluido el Sahara Occidental, del Enviado Personal del Secretario General para el Sahara Occidental, Christoher Ross. Los miembros del Grupo de Amigos han expresado su apoyo a los esfuerzos de mediación del Secretario General y de su Enviado Persona para preparar la próxima fase de su compromiso con las partes y los Estados vecinos. El Grupo de Amigo del Sahara Occidental ha animado a las partes a mostrar flexibiliad en su compromiso con el Enviado Personal y con la otra parte, con la esperanza de poner fin a este callejón sin salida y alcanzar progresos hacia una solución política.

###

PRN: 2013/033

V. VÍSPERAS DE ACONTECIMIENTOS IMPORTANTES
La inusual declaración del grupo de amigos sugiere varias cosas de entrada.
1) Parece que estamos ante el anuncio de que algo importante va a pasar en el Sahara Occidental.
2) El hecho de que esta declaración la publiquen los Estados Unidos constituye un mensaje, inequívoco, del apoyo de los EE.UU. a Ross.
3) Este apoyo a Ross constituye una advertencia clara a la monarquía alauita para que cese de atacar a Ross y facilite su trabajo.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
Sahara Occidental: Ross desautoriza las intoxicaciones marroquíes (23-III-2013)

Sahara Occidental: primeras declaraciones de Ross en su nueva gira: hipótesis en liza (21-III-2013)

Sahara Occidental: ¿reactivan los EE.UU. el plan Baker? (19-III-2013)

Autor

Carlos Ruiz Miguel

Catedrático de Derecho Constitucional Director del Centro de Estudios sobre el Sahara Occidental Universidad de Santiago de Compostela

Recibe nuestras noticias en tu correo

Carlos Ruiz Miguel

Catedrático de Derecho Constitucional
Director del Centro de Estudios sobre el Sahara Occidental
Universidad de Santiago de Compostela

Lo más leído