EL VIAJERO IMPENITENTE

Ballenas asesinas: Acuden a admirar la danza de las orcas y asisten espantados a la tortura de la tortuga

La ley del más fuerte. Las tortugas no entran generalmente en la dieta de las orcas, pero la de este video parece que tenía mucha hambre.

En las Islas Galápagos los turistas se han llevado una gran sorpresa en una de sus expediciones.

Y es que la víctima, una tortuga, es lanzada por los aires una y otra vez.

En el océano a veces pueden ocurrir cosas inesperadas, explican los especialistas, recordando que las orcas son «depredadores oportunistas que se alimentan de especies como leones marinos, delfines o peces».

Una mujer que presenció el incidente considera que la «ballena asesina» se divertía con la víctima.

Conocidas por el nombre de ballenas asesinas, las orcas han sido temidas a lo largo de la historia y han despertado mucho interés entre los humanos.

Su apodo proviene de los balleneros españoles que las observaban atacar y matar a grandes cetáceos.

Inteligentes y grandes depredadores, las orcas son cetáceos dentados, es decir, pertenecen al suborden de los Odontoceti, a diferencia de otras especies como la ballena azul que forman parte de los Mysticeti o ballenas barbadas.

Dentro de este suborden, las orcas pertenecen a la familia Delphinidae, lo que les convierte en los delfines más grandes del mundo, pudiendo llegar a pesar más de 5 toneladas y medir hasta 9 metros de longitud, siendo las hembras de menor tamaño que los machos.

A pesar de su terrible apodo, las orcas no suelen ser agresivas con los humanos. De hecho, no se ha registrado ningún caso de ataque a humanos en estado salvaje.

Su peculiar color blanco y negro es, sin duda, uno de sus aspectos más llamativos. También uno de los más interesantes, ya que el diseño de sus formas es único en cada individuo, con un vientre blanco y dos manchas del mismo color justo detrás de los ojos. Asimismo, otro de sus elementos más representativos es su aleta dorsal, que puede llegar a medir 1,8 metros de largo.

Las orcas son animales muy inteligentes. Viven en grupos familiares y son capaces de comunicarse para coordinar tácticas de cacería sobre sus presas. Además, son grandes nadadoras y pueden alcanzar velocidades de 50 km/h.

Las orcas se distribuyen en todos los océanos del mundo, desde las aguas polares hasta las tropicales -aunque suelen preferir aguas frías y templadas-, y desde las zonas costeras hasta el mar abierto.

Llegan a internarse hasta el mar Mediterráneo. Concretamente, en el estrecho de Gibraltar existen varias familias de orcas residentes que se alimentan del atún rojo.

No son animales migratorios como las ballenas, pero sí que se desplazan a las zonas donde sus presas son más abundantes, lo que, en la práctica, puede llevarlas a recorrer grandes distancias.

Cómo se alimentan las orcas

Las orcas son animales carnívoros. Su dieta incluye desde peces, calamares y pulpos, pasando por aves marinas como los pingüinos, hasta mamíferos como leones marinos. Las orcas son superdepredadores y llegan a alimentarse incluso de tiburones, constatándose casos de ataques a tiburones blancos.

Al igual que los cachalotes, las orcas poseen un sistema de ecolocalización que les permite encontrar a sus presas al emitir chasquidos e interpretar el eco que los objetos de su alrededor producen.

Los ojos de las orcas son uno de los aspectos que despiertan mayor curiosidad. De lejos, las dos grandes manchas blancas que poseen las orcas a ambos lados de la cabeza pueden parecer sus ojos. Sin embargo, al recortar distancia se aprecia que sus ojos son diminutos y se encuentran ocultos en su piel negra, justo debajo de estas dos manchas blancas.

Cómo nacen las orcas
Las orcas son uno de los animales más longevos. Llegan a vivir entre 50 y 80 años, aunque la mortalidad entre las crías es muy alta, y no alcanzan la madurez sexual hasta los 15 años aproximadamente. Pueden dar a luz en cualquier época del año y, en promedio, las orcas hembras paren a una única cría cada cinco años.

Los machos son polígamos y siempre se reproducen fuera del grupo para reducir el riesgo de endogamia en su manada. De hecho, las orcas permanecen toda su vida en el mismo grupo social en el que nacieron, saliendo solo los machos para la reproducción.

Cómo respiran las orcas

Las orcas, como todos los cetáceos, tienen respiración pulmonar y dependen del aire para sobrevivir, aunque vivan en los océanos. Poseen un espiráculo ubicado en la cabeza que conecta con los pulmones y por el que respiran cuando emergen del agua.

Pueden permanecer bajo el agua sin respirar hasta aproximadamente 10 minutos. Por ello, no suelen descender a grandes profundidades.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Los vídeos más vistos

Lo más leído