El blog de Otramotro

Ángel Sáez García

El verdadero amor es voluntario

EL VERDADERO AMOR ES VOLUNTARIO

Atento y fiel lector (ora ella, ora él) de las ene urdiduras/“urdiblandas” de Otramotro:

Aprovecho al instante la ocasión; y a la oportunidad que me ha brindado quien copia esto le pongo mi marchamo.

Juzgo que es oportuno presentarme. Yo soy Iris, la musa tinerfeña que sale en los papeles de Ángel Sáez. Pero, cuando los leo, me pasa algo extraño, pues sí y no me reconozco.

Nunca me envanecí ni ufanaré de comportarme mal con quien me elogia e hipérboles usando me describe.

La sarta de mentiras que ha contado (unas me han complacido, no lo niego; pero otras con razón he detestado) quien me ha subido casi a los altares (mi imagen debe andar en hornacina; eso, al menos, deduzco), el tudelano, me ha empujado a salir a la palestra a dar mi parecer o perspectiva, grosso modo, de todo lo ocurrido.

Aquí quiero dar cuenta y a entender (para eso has de estar tú, lector/a, atento/a) que para convencer de una verdad con pocas voces basta al que es prudente. Naturaleza o Dios hermosa me hizo a quien con ojos bellos contempló. A Ángel le movió a amarme la de Jano hermosura que porto, externa e interna.

Aunque no me disgusta a mí Otramotro (¿acaso por ahí puede haber alguien a quien no hayan gustado los sonetos que para mí ha trenzado mi amanuense?), esta ya decidió, tras divorciarse, que no contraería nuevas nupcias. Me consta ese refrán que nos enseña la importante lección que no conviene pasar por alto o echar en saco roto: aquí no hay que decir que de esa fuente jamás beberás tú su agua corriente.

El verdadero amor es voluntario; ergo, como no puede ser forzado, no cabe que se obligue a nadie a que ame ni tampoco a lo opuesto, lo contrario.

Fui libre y me casé porque lo quise. Soy libre y vivir quiero en soledad.

Si Ángel se enamoró de mis virtudes (a repetir sus voces me limito), debo escoger dicciones adecuadas para dejarle claro, cristalino, que tengo los arrestos suficientes para ser consecuente con mis juicios; esto es, mi decisión de vivir sola (con las dos hijas que él me ha adjudicado).

   Iris Gili Gómez

   Ángel Sáez García

   angelsaez.otramotro@gmail.com

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Ángel Sáez García

Ángel Sáez García (Tudela, 30 de marzo de 1962), comenzó a estudiar Medicina, pero terminó licenciándose en Filosofía y Letras (Filología Hispánica), por la Universidad de Zaragoza.

Lo más leído