LOS EXPERTOS DEMOSCÓPICOS VEN CASI IMPOSIBLE LA MAYORÍA ABSOLUTA CON SEIS PARTIDOS EN LA ASAMBLEA DE MADRID

Las 3 condiciones para que Ayuso gobierne sola: superar el 45%, que C’s desaparezca y que VOX no rebase las 10 actas

La entrada de nuevas formaciones encarece el escenario de un Ejecutivo monocolor

Las 3 condiciones para que Ayuso gobierne sola: superar el 45%, que C's desaparezca y que VOX no rebase las 10 actas

Es una cuestión improbable, pero no imposible.

A tres días para las elecciones autonómicas madrileñas del 4 de mayo de 2021, Isabel Díaz Ayuso, a tenor de lo que opinan expertos demoscópicos, tendría una pequeña opción de poder gobernar con mayoría absoluta.

Para que eso se cumpla deben darse, eso sí, tres condiciones, dos de ellas obligatorias para que la posibilidad de que el PP vuelva a los tiempos en los que tanto Alberto Ruiz-Gallardón como Esperanza Aguirre arrasaban en las urnas.

Según unos especialistas consultados por el diario El Mundo, Ayuso precisa, como primer paso, superar el umbral del 45% de los votos.

Una vez en ese primer escenario, se haría preciso que Ciudadanos, al que prácticamente todas las encuestas sitúan fuera de la Asamblea de Madrid, se quede efectivamente sin esa representación.

Finalmente, también requeriría el PP que VOX no pasara de la decena de escaños en el Parlamento regional, aunque este es el requisito que no necesariamente tiene que cumplirse.

Las fuentes consultadas por el diario de Unidad Editorial coinciden en que ahora mismo, con tantos partidos en liza y con posibilidades de sacar acta parlamentaria, se hace muy cuesta arriba lograr esa mayoría absoluta.

Llegar a la mágica cifra de esos 69 escaños pasa no solo por atestar las urnas de votos para el mismo partido, sino que al menos una de las 6 fuerzas con representación en la Cámara madrileña desaparezca, que no supere ese mínimo del 5%.

EL MULTIPARTIDISMO COMPLICA UN GOBIERNO MONOCOLOR

La entrada en la política nacional y local de nuevas formaciones como Ciudadanos, Unidas Podemos, VOX y Más País / Más Madrid ha puesto a precio desorbitado alcanzar la mayoría absoluta.

Así ha pasado, por ejemplo, en el Congreso de los Diputados.

De hecho, la última mayoría absoluta la consiguió el PP de Mariano Rajoy en 2011. A partir de 2015, con la irrupción de C’s y los podemitas, el voto se ha fragmentado. Tanto es así que ni en 2016 o en la doble cita de 2019 se ha podido lograr, siquiera, una mayoría suficiente.

Y en la Asamblea de Madrid se ha seguido milimétricamente la misma senda.

Desde las convocatorias de 1983 a la de 2011, bien PSOE o bien Partido Popular han gobernado con mayoría absoluta.

¿La razón? No había nuevas formaciones. A lo sumo los socialistas tuvieron que apoyarse en Izquierda Unida en el año 1991 ante una victoria de Alberto Ruiz-Gallardón (PP) que no le daba para gobernar en solitario y provocó un nuevo mandato del socialista Joaquín Leguina.

Desde 1995 hasta 2011, gobiernos monocolores de la derecha. Tanto el PP de Gallardón como luego el de Esperanza Aguirre tuvieron la suerte de poder aglutinar en la misma marca todo el espectro de centro-derecha.

Sin embargo, a partir de 2015, con Ciudadanos y Unidas Podemos, la mayoría absoluta se volatilizó.

Cristina Cifuentes (PP) tuvo que apoyarse en los naranjas de Ignacio Aguado para poder gobernar en la Puerta del Sol.

Y más difícil todavía fue en 2019 con la entrada de Más Madrid y VOX.

Ahí, Isabel Díaz Ayuso tuvo que hacer un verdadero encaje de bolillos para que los naranjas y la formación de Rocío Monasterio la apoyasen y prorrogaran el mandato de los populares en Madrid.

 

Te puede interesar

OFERTAS PLATA

¡¡¡ DESCUENTOS ENTRE EL 21 Y EL 40% !!!

Te ofrecemos un amplio catálogo de ofertas, actualizadas diariamente

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Lo más leído