El blog de Otramotro

Ángel Sáez García

Epístola a Jesús, un epígono de Otramotro (CXXXVIII)

EPÍSTOLA A JESÚS, UN EPÍGONO DE OTRAMOTRO (CXXXVIII)

Dilecto Jesús (ese que yo sé), epígono de este aprendiz de ruiseñor:

Te agradezco el denuedo, aunque el resultado no te haya satisfecho. No siempre nos sale a la primera lo que en nuestro intelecto impele por brotar, nacer, surgir. El acto de la creación literaria o artística (en sus diversas variantes —pues hay creación también en la crítica—) comparte o tiene un montón de afinidades, concomitancias o similitudes con el de parir. Así como la parturienta tiene que hacer ímprobos esfuerzos para dar a luz, mutatis mutandis, cualquier acto creativo requiere de todo hacedor (ella o él) buenas dosis de DES (acrónimo que contiene las iniciales de los tres vocablos imprescindibles para conseguir algo en esta vida, amén del aleatorio o estocástico azar y del fortuito suerte: dedicación, esfuerzo y sacrificio).

El otro día te hablaba del reino de Hades. Bueno, pues, además de Aquerón o Aqueronte (río de la tragedia), Cocito (río de las lamentaciones), Flegetonte o Piriflegetonte (río flamígero) y Estigia (río del odio), el quinto río del hades se llama, como has advertido, Lete o Leteo (del olvido). Con (y en) los versos octosílabos de la décima que comentas pretendo dar a entender que un lector, cualquier lector, sea él o ella, de alguna manera, contiene, a su vez, a todos los lectores que leyeron antes que él la obra que ahora lee o acaba de leer y a todos los que la leerán en el futuro, próximo o lejano; por eso, aunque mañana el susodicho lector muera, es decir, surque las aguas del olvido, siempre habrá otro lector o lectora que vuelva a leer las páginas inmarchitables que así se lo parecieron antes a otro u otra.

Si me permites esta párvula e hilarante extravagancia, mi confidente, Blas, no es otro que ese ser legendario, arquetípico o prototípico, que se apellida Punto Redondo.

No seas tan duro contigo mismo. Otro día saldrá mejor la cosa.

Ciertamente, mi primo José Félix es la misma e idéntica persona a la que ambos nos referimos en nuestros escritos, el esposo de Gema, vaya. Ergo, de nuevo, primo, ¡muchas felicidades!

Como puedes comprobar si haces el pequeño esfuerzo de acudir a Google a informarte y leer, Jonas Edward Salk es el artífice del desarrollo de la vacuna contra la polio(mielitis). Así pues, Jonas no pensaba en él, sino, más bien, en los actuales (entonces) y en los posibles niños enfermos de polio, pues muchos de ellos acababan paralíticos, y en sus familias.

El 12 de abril de 1955, día en el que el éxito de la vacuna contra la polio fue notorio, el periodista de la CBS Edward R. Murrow, que había nacido como Egbert Roscoe Murrow, el locutor de la radio y la televisión de la cadena citada (que le paró los pies o puso en su sitio al senador por Wisconsin Joseph R. McCarthy en su cruzada anticomunista, proceso conocido como “caza de brujas”), autor de este adagio feliz, “lo oscuro acabamos viéndolo; lo completamente claro lleva más tiempo”; persona y personaje en el que se basa la película “Buenas noches, y buena suerte” (frase proverbial, con la que terminaba sus programas), dirigida por George Clooney en 2005, le hizo, durante una interviú, esta pregunta a Salk: “¿Quién posee la patente de esa vacuna?”. Y él, de manera poética, contestó: “Bueno, la gente, diría yo. No hay patente. ¿Podría usted patentar el sol?”.

Además de autor de otras frases memorables, Jonas Edward Salk dijo y/o dejó escrito en letras de molde esto, que me parece bello, justo, verdadero: “La esperanza está en los sueños, en la imaginación, y en el coraje de los que se atreven a hacer realidad los sueños”.

Te saluda, aprecia, agradece (a pesar de nuestra abierta y clara disensión sobre la frase y el trabajo de Salk) y abraza

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Ángel Sáez García

Ángel Sáez García (Tudela, 30 de marzo de 1962), comenzó a estudiar Medicina, pero terminó licenciándose en Filosofía y Letras (Filología Hispánica), por la Universidad de Zaragoza.

Lo más leído