VÍDEO / La mujer filma cómo 'invaden' su prado

¿Está Australia superpoblada de canguros y ha llegado la hora de comérselos?

La respuesta a la pregunta del titular es ‘SI’ -porque hay al menos 50 millones de marsupiales, dos por cada australiano- y los granjeros a los que esquilman sus cosechan instan a la gente a comer carne de canguro para frenar su superpoblación.

A zampárselos o convertirlos en alimento para perros o lo que sea.

La razón por la que ahora hay más del doble de canguros que hace una década es que han sido capaces de adaptarse para sobrevivir en condiciones extremas, como los secos veranos.

Y su aumento en número ha llevado a la competencia entre los marsupiales y el ganado doméstico por la comida y el agua.

Esta lucha ha provocado el daño de muchos cultivos así como la destrucción de las cercas de las granjas, como se ve en el vídeo que acompaña esta nota.

Además de los daños, hay granjeros australianos que se han visto amenazados por la presencia de estos animales. De hecho, el número de canguros dobla el de habitantes. Para acatar el problema, el gobierno de Australia ha planteado la opción de sacrificar los canguros, una idea que indigna a parte de los ciudadanos.

Aún teniendo la solución, esta posibilidad es bastante difícil de llevar a cabo, ya que cada estado australiano tiene cuotas rígidas sobre licencias de tiro comercial y sacrificio de especies. Los medios de comunicación locales informan que la mayoría de las licencias de sacrificio comerciales aún están disponibles debido a los bajos precios del comercio y a la falta de demanda, algo de lo que el gobierno también se hace eco.

Por tanto, debido a estos problemas, se está tratando de incentivar el consumo de carne de canguro en el país. Los nutricionistas ya han empezado la campaña señalando que la carne de los marsupiales es más saludable que otras carnes rojas.

Además, apuntan que es orgánica, llena de hierro, libre de pesticidas y antibióticos, e incluso produce menos metano que la carne que exportan desde Europa.

El profesor David Paton, de la Universidad de Adelaida, explicó a ABC Australia que la gente necesitaba apoyar el sacrificio del canguro para proteger el sistema ecológico del país.

“Si vamos a sacrificar a estos animales lo haremos humanamente, pero también quizás deberíamos pensar que podríamos usar los animales que se matan”.

Como ya es sabido, el canguro es un símbolo identitario de Australia. Por esa razón, muchos se niegan a sacrificarlos y, mucho más, a consumir su carne, como insta el gobierno.

Pese a la insistencia, gran parte de la sociedad australiana lo rechaza y considera esta decisión como algo antipatriota.

Además, de los australianos, en el exterior tampoco están por la labor de consumir carne de canguro. Después de un susto de bacterias en 2009, Rusia, el mayor importador, decidió bajar el nivel de sus importaciones.

CURIOSIDADES DEL CANGURO

Los canguros son los marsupiales más grandes del mundo.

Estos animales mamíferos solo habitan en Australia y son populares por sus colas musculosas, sus patas fuertes y sus orejas largas y puntiagudas.

Además, como todos los marsupiales, las hembras tienen una bolsa de piel que contienen glándulas mamarias, donde viven las crías hasta que son grandes y pueden valerse por sí mismas.

Los canguros pertenecen a la familia Macropodidae, que también incluyen los canguros arborícolas o los cuocas.

Sin embargo, si pensamos en un canguro convencional las cuatro especies más populares son el canguro antilopino, el canguro rojo, el canguro gris occidental y el canguro gris oriental. A estos canguros también se les conoce como los canguros grandes porque son de mayor tamaño que los otros.

El canguro más grande es el canguro rojo. Este puede medir hasta 1,6 metros de longitud y pesar más de 90 kilogramos. Además, tiene la habilidad de saltar tres metros de altura y de correr a una velocidad de 40 kilómetros por hora. Por el contrario, la especie más pequeña es el canguro rata almizclado. Mide alrededor de 20 centímetros y pesa poco más de 300 gramos.

Asimismo, aunque la mayoría de los canguros habitan en Australia, cada especie presenta gustos diferentes a la hora de formar un hogar. Al canguro rata, por ejemplo, le gusta acurrucarse en pequeños nidos en el suelo, mientras que el canguro gris prefiere los bosques de Tasmania. El canguro de árbol vive en las ramas de los árboles de las selvas tropicales, y el canguro antilopino se puede encontrar en los bosques de eucaliptos del norte de Australia.

CURIOSIDADES DE LOS CANGUROS

  • Son herbívoros
    Estos animales se alimentan de hierbas, flores, hojas, helechos, musgo e incluso insectos. Al igual que las vacas, los canguros regurgitan su comida y la vuelven a masticar antes de que esté lista para ser totalmente digerida.
  • No sudan
    Los canguros no sudan, ya que su forma de adaptarse al calor es lamiendo sus patas. Después, se frotan el pecho con ellas para disminuir su temperatura corporal.
  • Pueden girar sus orejas
    Otra curiosidad es que pueden girar sus orejas y escuchar con total claridad ruidos casi imperceptibles para otros animales.
  • Se olfatean para conocerse
    Los canguros se conocen olfateándose las nariz y la cara. De hecho, los canguros macho olfatean la orina de las hembras para saber si están listas para la reproducción.
  • Ingieren amapolas
    Un dato peculiar es que los canguros ingieren amapolas y, como consecuencia, pueden llegar a drogarse. Esto se refleja en los movimientos torpes del animal, ya que se les puede ver dando vueltas en círculos o con problemas de equilibrio.
  • Pueden sobrevivir sin agua
    Como extraen agua y nutrientes de las plantas que comen, los canguros pueden sobrevivir sin beber agua durante varias semanas.
  • En Australia les dan anticonceptivos
    Por cada persona que vive en Australia, hay por lo menos dos canguros por persona. Es por ello que las autoridades están suministrando anticonceptivos a los canguros para tratar de controlarlos.
  • Tienen enemigos feroces
    A pesar de que no se encuentran en peligro de extinción, los canguros están amenazados por la caza furtiva, los incendios forestales y la destrucción de su hábitat natural.

 

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Los vídeos más vistos

Lo más leído