El nuevo vino de Terra Remota, Clos AMAE 2018, un vino «familiar» nacido del confinamiento

El nuevo vino de Terra Remota, Clos AMAE 2018, un vino "familiar" nacido del confinamiento

La bodega Terra Remota (acogida a la D.O. Empordà) acaba de lanzar al mercado un nuevo vino, Clos AMAE 2018, un vino gestado en los días del confinamiento duro de 2020 por los cuatro miembros de la familia propietaria de la bodega: Adèle, Marc, Adrien y Emma BournazeauSe trata de un vino elaborado mayoritariamente con las variedades tempranillo y garnacha cultivadas en la propiedad, y que reproduce en la etiqueta una imagen que evoca las circunstancias en que nació y que vamos a contar aquí.

Para empezar, el vino más familiar de la bodega ampurdanesa de Terra Remota es un coupage de tempranillo y garnacha gestado en familia durante los días de confinamiento duro del 2020. Todos recordamos cómo en marzo de 2020, la pandemia del Covid-19 irrumpió en España, declarándose el estado de alarma. A excepción de los trabajadores esenciales, la población se vio obligada a confinarse en el domicilio familiar. También fue el caso de los Bournazeau. La pareja propietaria de Terra Remota, Marc y Emma Bournazeau, se confinó en la vivienda unifamiliar recientemente edificada en la finca junto a sus hijos veinteañeros Adèle y Adrien -habitualmente estudiando en el extranjero-. La casa, situada justo enfrente de la bodega, acogió a la familia día tras día en las largas horas luminosas de esa primavera única.

Las idas y venidas de la casa a la bodega se hicieron tan habituales que pronto devinieron un único espacio vital. Los jóvenes participaron en la vida de Terra Remota como nunca antes lo habían hecho. Mientras en la ciudad las calles quedaban desiertas, la vida seguía vibrando en el viñedo y bullía también en la oscuridad de la sala de crianza, donde los vinos evolucionaban con determinación. La cata se convirtió en un punto de encuentro habitual, un divertimento diario que ofrecía momentos de charla y distensión, de concurrencia y discrepancia en torno a sabores y aromas entre padres e hijos.

Y así nació Terra Remota Clos AMAE 2018, un vino al gusto de Adèle, Marc, Adrien y Emma Bournazeau. Un coupage de vinos de tempranillo y garnacha de la vendimia 2018 (50% y 40% respectivamente) que se completó con  un porcentaje adicional de syrah. Presenta a la vista un bonito color púrpura intenso con reflejos violáceos. Frutas rojas y negras frescas, violetas y notas de especias surgen en nariz que es compleja e intensa, mientras en boca aparecen de nuevo las frutas (cereza, grosella negra,frambuesa) en compañía de una gran mineralidad. Un vino donde la uva tempranillo consigue, gracias a una crianza prolongada (12 meses en depósitos de madera y otros 12 en botella), aportar tensión y mantener una acidez equilibrada. Un vino marcado por la delicadeza, elegancia y .Los taninos son suaves y bien fundidos. El final de la boca es goloso y largo.

En la etiqueta de este nuevo Clos AMAE, las líneas de la casa de los Bournazeau en Terra Remota evocan ese año singular, ese escenario compartido que albergó a los cuatro miembros de una familia. Una familia que, como tantas otras familias españolas, consiguió encauzar unida un tiempo de adversidad y, contra todo pronóstico, sacar aún algo positivo: este nuevo Clos AMAE 2018, un nuevo vino fruto de las horas de convivencia compartida.  Su PVP aproximado en tienda es de 28 € y su grado alcohólico del 14%/Vol. producción limitada a solo 4.000botellas.

En un suelo granítico de la D.O. Empordà, al pie de la sierra de la Albera, Marc y Emma Bournazeau fundaron Terra Remota en 1999. Una bodega integrada en el paisaje, obra de Pepe Cortés y Nacho Ferrer, acoge la actividad vinícola, en una explotación de 26 hectáreas de viñedo. Su filosofía de trabajo se basa en un respeto máximo a la naturaleza (la bodega tiene certificación de agricultor ecológico desde 2012), el objetivo de calidad de producto a través
de la perseverancia en el trabajo (simbolizada por su línea «Camino») y la impresión de la personalidad de Marc y Emma Bournazeau en sus vinos.

En 2018 Emma y Marc se enamoraron de la Terra Alta, un terruño mediterráneo de interior situado en el extremo sur de Cataluña, e iniciaron la elaboración de sus vinos Adalta, blanco y tinto, con la variedad garnacha, el alma de esta D.O.  La familia Bournazeau lidera a su vez otro proyecto vitivinícola en el continente americano,Bodega las Niñas, en Apalta (Valle de Colchagua, Chile), donde elabora una variada gama de vinos con una marcada personalidad femenina.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Luis Recio

Blogger gastronómico y de tendencias, crítico de vinos (XL Semanal), letrista, sociólogo, mensista, poeta

Juan Luis Recio

Blogger gastronómico y de tendencias, crítico de vinos (XL Semanal), letrista, sociólogo, mensista, poeta

Lo más leído