Sobresueldos, 'Caja B', clonado del disco duro del ordenador de Marta Flor, la nueva sede podemita y la cooperativa de Rafa Mayoral

Los 5 escándalos de Pablo Iglesias y los de Podemos que la Fiscalía rechaza investigar

El ex coordinador legal morado, José Manuel Calvente, acredita con datos todas las irregularidades cometidas por la formación de Pablo Iglesias

Los 5 escándalos de Pablo Iglesias y los de Podemos que la Fiscalía rechaza investigar

Se dice que entre bomberos no van a pisarse la manguera.

Pues aplíquese esta máxima a los miembros del Gobierno socialcomunista, a Pedro Sánchez y a Pablo Iglesias.

Después de aquella famosa bravata del presidente del Ejecutivo en RNE sobre de quién dependía la Fiscalía, ahora se entiende perfectamente porque esta intenta reducir a la nada los escándalos que han estallado en Unidas Podemos.

A pesar de lo acreditadas y documentadas que están las denuncias realizadas por el ex coordinador legal morado, José Manuel Calvente, el órgano presidido por Dolores Delgado trata de echar un capote a la formación de los ‘marqueses de Galapagar’.

Tal y como cuenta este 9 de septiembre de 2020 el diario El Mundo, la Fiscalía rechaza investigar a Unidas Podemos por cinco escándalo de marca mayor.

La primera denuncia que la Fiscalía trata de eludir es la que se refiere a los sobresueldos sin justificar dentro del partido.

Según detalló Calvente, la gerente Rocío Val y el tesorero Daniel de Frutos «se beneficiaron de una subida secreta y unilateral de su salario muy por encima de los tres salarios mínimos interprofesionales que establece como retribución máxima el Código Ético de Podemos.

Para ello se recurrió a complementos salariales que no estaban incluidos en las tablas salariales de Podemos. Asimismo, también recibieron otras cantidades camufladas como desplazamientos dentro de Madrid de 30 euros o servicios personales.

Tampoco quiere saber nada la Fiscalía sobre la llamada ‘Caja B‘, llamada Caja de Solidaridad, y que fue creada por Rafael Mayoral para que los cargos del partido donaran una parte de su sueldo que fue principalmente a entidades opacas.

Según Calvente, sus sospechas surgieron cuando:

Detectamos una petición de 50.000 euros por parte de una supuesta asociación denominada #404 Comunicación Popular, sin que conste la fecha, la razón social o los datos de la persona física que formula la petición del dinero. Tras esta entidad se encuentra un ayudante de Rafael Mayoral, al que acompaña en sus desplazamientos.

Igualmente, la Fiscalía tampoco ve sólida la denuncia sobre el acceso no autorizado al ordenador de la abogada de Podemos Marta Flor y la sustracción del contenido del disco duro, ubicado en las oficinas del partido. Juan Manuel del Olmo y Alberto Rodríguez autorizaron y encargaron a la empresa Virtua Sistemas Inteligentes esa operación para, según palabras de Calvente:

Comprobar si en dicho disco duro había archivos personales que podían comprometer a Rodríguez o a cualquier otro miembro destacado de la organización y permitiera cualquier tipo de chantaje por Flor, que al parecer había mantenido relaciones íntimas con algunos miembros de la organización y temían que pudieran existir mensajes o archivos multimedia comprometedores.

El cuarto asunto que la Fiscalía pretende despachar sin consecuencias para el partido de Pablo Iglesias se refiere a la sede de Unidas Podemos. El ex coordinador legal de los morados tiene claro lo que sucedió:

El edificio necesitaba obras de reforma interior. Se hizo un proceso de adjudicación que no era más que una mascarada para ocultar que el importe finalmente duplicó el precio del presupuesto de ejecución de obras. El precio de adjudicación ascendió a un total de 1.361.055 euros a pesar de que el precio de licitación publicado era de 649.936 euros. Así se adjudicaron a dedo las obras a las empresas seleccionadas directamente por el arquitecto y cuando se inició el proceso de licitación ya estaban adjudicadas las obras a los contratistas.

Por último, el caso de la cooperativa Kinema, de Rafa Mayoral, que presta servicios de gestoría labotal a Podemos y sus diferentes grupos parlamentarios desde el año 2014. Según detalla Calvente:

La gerente Rocío Val, ex vicepresidenta de Kinema, bloqueó la licitación del servicio de gestoría del partido en beneficio de su anterior empresa y en perjudicando los intereses económicos de Podemos.

Depresión en la soviética RTVE: así informan sobre la imputación de Podemos y los altos cargos de Iglesias por la 'caja B'

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído