Se dice que los elefantes nunca se olvidan

El elefante juguetón: este joven paquidermo exige a trompazos a su cuidador que le preste atención

Ocurre en el campamento de elefantes Maesa en Chiang Mai, Tailandia.

En la grabación, protagonizada por un joven elefante al que no han salido todavía ni los colmillos, se ve al tierno paquidermo hacer priuetas para captar la atención de su cuidador.

le toca con la torompa, incluso con fuerza, se sube a la valla, empuja y hasta barrita.

El cuidador se llama Dan Daeng, que estaba pintando una cerca, y el elefante responde al nombre de Khunsuk, y tiene apenas un año.

El entrenador intentó ignorar al elefante y continuar con su trabajo, pero Khunsuk insistió hasta que Dan le hizo caso.

El elefante incluso se incorporó sobre las patas traseras y se subió a una valla para poder alcanzar a Daeng con las delanteras.

MEMORIA DE ELEFANTE

Se dice que los elefantes nunca se olvidan porque realmente tienen una memoria extraordinaria.

Lo más probable es que su memoria haya evolucionado como un elemento clave para su supervivencia.

Cada manada de elefantes tiene una estructura matriarcal con una elefante mayor a cargo.

Cuando los elefantes machos alcanzan su madurez sexual — generalmente a sus 14 años de edad — abandonan la manada para deambular en soledad o formar grupos con otros machos.

Una prueba de la capacidad de su memoria está en que cuando se cruzan con un elefante desconocido, las matriarcas toman una posición defensiva porque estos podrían suponer una amenaza para la manada.

En algunos estudios incluso encontraron que podían recordar el olor del pis de hasta treinta elefantes.

Pero lo más curioso es que pueden recordar muy bien incluso a otros elefantes con quienes apenas compartieron unos meses y no toda su vida.

Hay casos de elefantes que habían convivido un par de meses en un circo y luego de 22 años sin verse se reconocieron y festejaron olfateándose y sacudiendo las orejas de alegría.

Las matriarcas también recuerdan dónde pueden encontrar agua y son capaces de orientar durante años a través de enormes distancias a sus manadas para sobrevivir.

Con sus enormes cerebros cuantos más años tienen más información guardan.

Por eso cuando los cazadores matan a un elefante más viejito con él se muere la memoria colectiva, dejando a la manada en desventaja y poniendo en peligro a la especie.

 

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Los vídeos más vistos

Lo más leído