El blog de Otramotro

Ángel Sáez García

A quien goza al admirarte

A QUIEN GOZA AL ADMIRARTE   —Deseo, Isis, muchas cosas. Prefiero que seas lenta En responderme a violenta En tu mudez o en tus prosas, Si resultan espantosas. —Además de preguntarte, Ávido de ciencia y arte, Qué es lo que puedes hacer, Procura satisfacer A quien goza al admirarte.      Ángel Sáez García    angelsaez.otramotro@gmail.com

Ya he procedido a subsanar el yerro

YA HE PROCEDIDO A SUBSANAR EL YERRO Dilecta Pilar: Muchas (infinitas o eviternas) gracias, por haberme enviado esos parágrafos clarificadores de tu tesis doctoral sobre el peliagudo asunto en cuestión, la revista Papageno y su director, Julio Antonio Gómez. Ya he procedido a subsanar el yerro de y en mi epístola, al que, sin querer, me

Quien disiente es el peligro

QUIEN DISIENTE ES EL PELIGRO   EN CHINA Y RUSIA, RODRIGO   No me reputo ente iluso Ni tampoco un ser cochino Por pensar que el poder chino Se comporta como el ruso. En los dos se da el abuso Y se cree firmemente Que no hay peor oponente Que ambos deben combatir Y derribar o abatir Que el interno, el disidente.      Ángel

De tramas, risas y/o lloros

DE TRAMAS, RISAS Y/O LLOROS Cuando a las plazas de toros La gente pase a admirarlas Y de otro modo llamarlas; A saber, plazas de coros, De tramas, risas y/o lloros, España habrá progresado Y de verdad ingresado Donde se respeta al otro, O, como aduce Otramotro, Se tolera lo expresado. Ángel Sáez García angelsaez.otramotro@gmail.com

No tiene cura el sistema

NO TIENE CURA EL SISTEMA —El sistema se derrumba Porque ya no soluciona Los problemas. Reacciona Tarde y mal, lleva a la tumba La ilusión o el sueño arrumba. —El sistema colapsado Está. Se ve desbordado Por raudos cambios que fluyen Sin parar, mudas que influyen Hasta en quien anda alocado. —El sistema es incapaz De fungir de ave

¿Qué a ti te hace gozar, Vera, y que vibres?

¿QUÉ A TI TE HACE GOZAR, VERA, Y QUE VIBRES? Es una pena que haya tantos burros Que no quieran dejar de serlo, Vera, Y a la persona rara le den cera Por leer y escribir, dos vanos curros. “Aunque hay quien pare/traga prosas/versos como churros, Una legión ignora la manera De hacer su vida aún más llevadera” Grita hoy quien suele hablar

¿Cómo un cuervo mudó en una grajilla?

¿CÓMO UN CUERVO MUDÓ EN UNA GRAJILLA? (¿Y THOREAU EN PRECEDENTE DE AZARÍAS?) Hoy he acabado de leer un ensayo estupendo, “Walden”, de Henry David Thoreau. Me he visto gratamente sorprendido por el añadido de balde (gratis et amore), donde he leído que la edición del texto que he tenido durante tanto tiempo (no quería que se acabara)

¿El amor? ¡Una caja de cerillas!

¿EL AMOR? ¡UNA CAJA DE CERILLAS!   El amor, sí, se parece A una rojez de mejillas Y a una caja de cerillas. Da muestras de que perece Cuando ella desaparece. Si un fósforo de madera La cabeza a su manera Pierde al devenir en lumbre, Cuando el amor hace cumbre, Lo enloquece esa ladera.      Ángel Sáez García    angelsaez.otramotro@gmail.com

Aunque creo que huelga el escribirlo,…

AUNQUE CREO QUE HUELGA EL ESCRIBIRLO,… Dilecta Pilar: Aunque creo que huelga el escribirlo, para las dos fechas del corriente mes en las que me urdiste que ibas a estar de cara al público, y, asimismo, para las nuevas, del mes siguiente, para todas ellas, sin excepción, confío, deseo y espero que todo te salga a pedir de boca. Bueno,

¿El sabio ignora que es sabio?

¿EL SABIO IGNORA QUE ES SABIO? “El sabio sabe que ignora”. Confucio —Según un proverbio chino, “Corrige con juicio el labio Del sabio y lo harás más sabio; Enmienda al sandio con tino Y pronto hará un desatino”. —Lo mismo me dijo en Vigo Quien sale a beber conmigo: “Corrige al sabio y más sabio Será; enmienda al que resabio

Guardarlo aún es más reto

GUARDARLO AÚN ES MÁS RETO    —Por la boca muere el pez.    —Reserve la cencerrada. Ya sé que en boca cerrada No entran moscas; tampoco hez De una fatal hediondez.    —Como no es cojo ni manco, Le doy pie a que sea franco.    —No le contaré el secreto. Guardarlo aún es más reto Sin caja fuerte en el banco.    Ángel

¿Dinero? ¡Estiércol del diablo!

¿DINERO? ¡ESTIÉRCOL DEL DIABLO! “El dinero es el estiércol del diablo”. San Basilio de Cesarea (llamado también Basilio el Grande, o el Magno, nombre que se corresponde con Santa Claus, San Nicolás o Papá Noel en otros lugares del mundo). —Es lógico que a la pasta Algunas/os la llamen peste. —Poco importa que del este O del

¿Qué da más miedo que gracia?

¿QUÉ DA MÁS MIEDO QUE GRACIA?    No falta aquí quien en nombre De una abstracta democracia, Que da más miedo que gracia, Aunque haya a quien ella asombre, Con la concreta la alfombre. Suele el mismo usar contrarios O antónimos el dualista, El maniqueo duelista; ¿Gobiernos autoritarios Pare el tal, totalitarios?    Ángel Sáez García

Ahí va una apodíctica certeza

AHÍ VA UNA APODÍCTICA CERTEZA (¿APARENTANDO EXPIAR ASÍ SUS CULPAS?) Ahí va, atento y desocupado lector (seas ella o él), una apodíctica certeza. Está claro, cristalino, que todas las personas mentimos. Prueba a buscar y a hallar a quienes hayan seguido y visto/oído algunos episodios de la serie televisiva “House”, la del detestable

Con sus epifanías redisfrute

CON SUS EPIFANÍAS REDISFRUTE CON SUS REVELACIONES HARTO GOCE En un soneto, que es inolvidable para un vate que aún no ha publicado, Quevedo verseó cuanto él no ha echado en saco roto (es eso imaginable): “Retirado en la paz de estos desiertos, / con pocos, pero doctos libros juntos, / vivo en conversación con los difuntos / y escucho

Comparo a Isis con la Tess

COMPARO A ISIS CON LA TESS DEL FILME “ARMAS DE MUJER” Quien haya visto la cinta “Armas de mujer”, tal vez Conmigo abunde en la nuez, Que la misma de Tess finta Usa Isis, mi musa, o pinta; Tiene un don para el recado Y un cuerpo para el pecado; Es eficaz, diligente, Venusta e inteligente; Ilumina al obcecado.    Ángel Sáez García

¿Lo evidente merece comentario?

¿LO EVIDENTE MERECE COMENTARIO? Dilecta Pilar: Lo evidente no merece comentario impertinente (salvo que nos haya abocado a ello un apetito irreprimible, pertinaz, voraz, por echar mano del pleonasmo, sea la redundancia de vocablos viciosa o no, claro). La base de cuanto trenzamos con palabras los letraheridos (hembras y varones) o, como me

¿Aireuropa? ¡Jo, qué tropa!

¿AIREUROPA? ¡JO, QUÉ TROPA! El conde de Romanones, Hacedor del “¡jo, qué tropa!”, Si vuela hoy con Aireuropa Itera el dicho. Mamones Hay en todos los rincones. El de julio dieciséis, Con vuestros ojos lo veis, Factura Ángel su maleta; El treinta, ¡qué jugarreta!, Sesenta euros le jodéis.    Ángel Sáez García    angelsaez.otramotro@gmail.com

«La casa del lago» es un impar sueño (IV)

“LA CASA DEL LAGO” ES UN IMPAR SUEÑO (IV) (Sigue y fina.) Kate le confiesa a su compañera, la doctora Anna Klyczynski, que: “—Hay alguien. Es una especie de relación a larga distancia (...); sin embargo, a un hombre al que no conoceré, a él, le entregaría el corazón”. Este pensamiento se verá correspondido por el que le confiesa

Isis, la musa que me usa

ISIS, LA MUSA QUE ME USA Públicamente, confieso Que he tenido la fortuna De dar con quien ya en la cuna Soñó, pero no de avieso Modo, este niño travieso Que fui a la sazón; abusa De mí y servidor la acusa De ser una dictadora, Pues me dicta a cualquier hora Isis, la musa que me usa.    Ángel Sáez García    angelsaez.otramotro@gmail.com

«La casa del lago» es un impar sueño (III)

“LA CASA DEL LAGO” ES UN IMPAR SUEÑO (III) (Sigue.) Alex (al que consideran que está loco Mona y Kate, o que los demás pueden pensar que está ido, como así se lo refiere a su hermano Henry) le propone a la doctora dar un paseo juntos por Chicago. Al final del mismo, Kate piensa (dirigiéndose a Alex), “Ojalá hubiéramos hecho este

Eres, aries, el ariete

ERES, ARIES, EL ARIETE Atento, que ahí va el caso Raudamente, sin suspense, Otramotro, mi amanuense. Admite que me haces caso Desde el orto hasta el ocaso: Eres, aries, el ariete Que quiero que me haga el siete Donde dicen que el honor Radica y con pundonor Protegí hasta hoy, diecisiete.    Isis, la musa que lo usa.    Ángel Sáez

«La casa del lago» es un impar sueño (II)

“LA CASA DEL LAGO” ES UN IMPAR SUEÑO (II) (Sigue.) Cuando el paciente que espera una resonancia le pregunta a la doctora si cree que saldrá de esta, Kate le contesta “sí, por supuesto”. Puede que la misma pregunta e idéntica respuesta se la formulara y contestara, al ponerse a escribir el guion, David Auburn. Cuando Kate se disculpa

«La casa del lago» es un impar sueño (I)

“LA CASA DEL LAGO” ES UN IMPAR SUEÑO (I) “A veces sucede que una mujer es más atractiva a los veintinueve que diez años antes; y, en general, si no ha habido ni mala salud ni ansiedad, es un momento de la vida en el que casi no se ha perdido ningún encanto”. Jane Austen, en “Persuasión” (la última novela que escribió, publicada

Cada quien acarrea su impar roca

CADA QUIEN ACARREA SU IMPAR ROCA Dilecta Pilar: Cada quien tenemos nuestra/s circunstancia/s (cada quien acarrea su impar cruz, cual el bíblico Jesús de Nazaret, o su impar roca, cual el mítico Sísifo). Nuestra obligación (aprendimos de don José Ortega y Gasset) es salvarla/s. Tras urdir los versos con el bolígrafo, conviene dar a las

No olvidé dónde estuve ni con quiénes

NO OLVIDÉ DÓNDE ESTUVE NI CON QUIÉNES Dilecta Pilar: El hombre (hembra o varón) es un animal social, sociable, pero quienes no están preparados (ellas y ellos) para socializar, mejor que en la calle estarán en otro lugar (quienes entiendan dónde deben estar y cómo debe llamarse que lo digan). Así es. Uno puede olvidar dónde estuvo

Me altera el compás de espera

ME ALTERA EL COMPÁS DE ESPERA En España desespera A la harta ciudadanía Que den muestra de atonía Los políticos. Me altera El yermo compás de espera De nuestros representantes, Incapaces y distantes, Que olvidaron las lecciones, Pues nos llevan a elecciones Nuevas en noviembre o antes.    Ángel Sáez García    angelsaez.otramotro@gmail.com

Una espina de experiencia

UNA ESPINA DE EXPERIENCIA “Una espina de experiencia vale más que un bosque de advertencias”. James Russell Lowell —Entre los escasos dones Que me tocaron en suerte Hay un par que hasta la muerte Portaré, a saber: cordones De san Blas y en mui bordones. —Hallo entre mis competencias Esta, que es de otro, prudencia: Una espina de

Proliferan los profetas

PROLIFERAN LOS PROFETAS    Hoy en día, aquí y ahora, Proliferan los profetas Que acaban con las mofetas En un santiamén. A esta hora La gente que los adora Ha aumentado: son capaces De soluciones sagaces Hallar a bretes complejos, Que son, de cerca y de lejos, Azores, aves rapaces.    Ángel Sáez García    angelsaez.otramotro@gmail.com

Morfeo nos ordena que soñemos

MORFEO NOS ORDENA QUE SOÑEMOS    Ayer (seré más concreto, al día siguiente de haber fundido en mi mente la realidad pura y la ficción dura, que perdura mientras permanece dura la dura, cuya cabeza sobresale cuando deja atrás la peladura, o sueño —ya han transcurrido, por tanto, unas cuantas jornadas de aquello, esto—), después

Libre interpretación de lo soñado

LIBRE INTERPRETACIÓN DE LO SOÑADO Ignoro si sueño todas las noches. Supongo que sí. Ahora bien, de lo que sí estoy seguro, aún más, segurísimo, o no abrigo la menor duda, es de que, del grueso de los sueños que recuerdo haber tenido, unos me parecen más claros o nítidos que otros (o menos complicados o enrevesados), quiero decir,

Sí, nada de lo humano me es ajeno

SÍ, NADA DE LO HUMANO ME ES AJENO Dilecta Pilar: Como el otro hilo (mejor, recipiente) está lleno, podemos seguir la conversación (es un decir, claro) en este, aquí. Celebro que te gustara la urdidura (más bien, “urdiblanda”) que titulé “Yo soy yo y mis bastiones interiores”. A mí tu artículo o columna tanto lo hizo que propició

Sus gestas, para mí, son indigestas

SUS GESTAS, PARA MÍ, SON INDIGESTAS Quien ha leído el “Juan de Mairena (sentencias, donaires, apuntes y recuerdos de un profesor apócrifo)”, de Antonio Machado, quizá recuerde este aserto apodíctico suyo, que “la verdad es la verdad, dígala Agamenón o su porquero”, aunque en los comentarios posteriores que hacen los dos sujetos

Con afán de complacer

CON AFÁN DE COMPLACER CON GANAS DE RENACER (COMO EL FÉNIX, MÍTICA AVE)    Como en sus mejillas fuego, Había en sus ojos dardos, Que eran céleres, no tardos, Cuando escuchaban el ruego Que hacía Beatriz, juego Que deparaba un placer Parecido al de yacer Con mujer grata a la vista A quien fungía de artista Con afán de complacer.     Ángel

Cuando menos te lo esperas

CUANDO MENOS TE LO ESPERAS   Cuando menos te lo esperas, Aparece quien sentido Da a tu existencia. No es Dido, Aunque te enseñe las peras Desnudas la tal, de veras. Hoy he hecho el amor con ella, Con quien brilla como estrella En el lato firmamento. ¡Qué menos que un monumento Erigir a Isis, la bella!      Ángel Sáez García

Eres, Iris, el as de oros

ERES, IRIS, EL AS DE OROS   Eres, Iris, el as de oros, La mejor mujer del orbe. Aunque este halago te estorbe, Es clave de óptimos coros Tu voz y tu luz de foros. Eres fuente de deseo, La Ariadna que echó a Teseo Una impar mano con su hilo. Tu abrazo mantiene en vilo A quien ve arte y ciencia en seo.      Ángel Sáez García

¿Qué gusta a esta sociedad?

¿QUÉ GUSTA A ESTA SOCIEDAD? “No se hace buena literatura con buenas intenciones ni con buenos sentimientos”. André Gide La buena literatura Es una antorcha estupenda Para que Otramotro, el menda, Alumbre la zona oscura De su espíritu, la impura, La ahíta de suciedad, Que gusta a esta sociedad Más que el blanco de la diana (Abunda

Loa de la lectura comprensiva

LOA DE LA LECTURA COMPRENSIVA Dilecta Pilar (y, asimismo, atento y desocupado lector, seas ella o él, porque las cartas que le envío a mi querida amiga y colega son abiertas y, si estás tú disfrutando de tu tiempo de ocio y te apetece, también las puedes leer): Supongo que alguna vez has leído, si no todos, algunos de los versos libres

El templo de Pilar contemplo y vibro

EL TEMPLO DE PILAR CONTEMPLO Y VIBRO Cualquier persona que ama con toda su alma, aunque sea lega en arquitectura, escultura y pintura, erige en un momento un monumento, verbigracia, un templo, que consagra en alabanza y honor de su amor y, por ese concreto motivo, emotivo, llama, qué gracia, con la misma gracia de pila que le pusieron en

Semeja el literato un impar mago

SEMEJA EL LITERATO UN IMPAR MAGO Semeja el literato un impar mago Cuando intenta colar sus embelecos. Si lo logra, sus trucos tienen ecos Y él ve la recompensa del mal trago. Me encanta recibir por cuanto yo hago Los ene emoticonos o muñecos Que aplauden mis engaños (por sus flecos O meollos), ene euros como pago. Si agrada la verdad de

Ángel Sáez García

Ángel Sáez García (Tudela, 30 de marzo de 1962), comenzó a estudiar Medicina, pero terminó licenciándose en Filosofía y Letras (Filología Hispánica), por la Universidad de Zaragoza.

Lo más leído