El blog de Otramotro

Ángel Sáez García

Restricción, no «restrucción»

RESTRICCIÓN, NO “RESTRUCCIÓN”   “La zona básica de salud es el modelo en cuanto a restrucción (sic) de movilidades”. EL PAÍS, en la página 17 del ejemplar del sábado 10 de octubre de 2020.   Para quien EL PAÍS lee Cada gazapo que caza Le da risa, que embaraza De un poema, aunque pelee Por que nadie lo jalee Cuando

Tengo claro cuál es mi derrotero

TENGO CLARO CUÁL ES MI DERROTERO Dilecta Esther: Acaso te preguntes (con razón) a qué demonios viene redactar una epístola ahora, sí, a deshora, cuando la última vez que nos miramos (si una posterior ha habido, yo, al menos, no te he reconocido; lo aseguro) fue hace (calculo) más de cuatro décadas y media allá, en el pueblo (aprovechando

«A la altura del atún»

“A LA ALTURA DEL ATÚN”   —Claro es que no hay ser humano En el mundo que no yerre; Y ayer, hoy y mañana, erre Que erre, con boca o con mano, Otro error cometa, hermano. —“A la altura del atún” Dijo, en lugar del “betún”, Quien suele sin meditar Hablar y sin editar Urdir, o sea, al tuntún.      Ángel Sáez

¿Coincides conmigo en ello?

¿COINCIDES CONMIGO EN ELLO?   Bien viene en esta existencia Saber lo que no se sabe; Ergo, encaja, cuadra y/o cabe Que quede mudo, en esencia, Si que hable de la presencia O ausencia de Dios me pides O de otros temas o lides, Porque soy un ignorante; Lo reconozco al instante; ¿Conmigo en ello coincides?      Ángel Sáez García

¿Habrá quien me llame gafe?

¿HABRÁ QUIEN ME LLAME GAFE?   Habrá quien me llame gafe Por lo que trenzaré ahora, Que es “glucorreguladora”, Con erre, aunque a Boris chafe. ¿No escribió bien “rifirrafe” Unas líneas más abajo? Pues, por el mismo trabajo, Con el término incorrecto Urdió y del modo imperfecto Cuanto fue a pique, al carajo.     

¿Cómo me las ingenio para hacerlo?

¿CÓMO ME LAS INGENIO PARA HACERLO? IGNORO CÓMO LO HAGO, PERO LO HAGO Dilecta Iris: Hoy me siento en la obligación de aclarar (cada uno es como es, como escribió y canta Joan Manuel Serrat) esto, que tú, mi amada musa tinerfeña, no me has encargado que te hiciera ninguno de los retratos físicos, psicológicos o morales que te he hecho.

Estruendos oigo en la tumba

ESTRUENDOS OIGO EN LA TUMBA   —El convite y el regalo Son alas que a volar sacan Los vicios que más atacan, Al bueno mudando en malo. —¡Qué bien le vendría un palo Al joven de sus difuntos Progenitores, que juntos Moran en la misma tumba! —¿Tú escuchas cómo retumba? —Sus ruidos no son presuntos.      Ángel Sáez

Pilar merece la copa

PILAR MERECE LA COPA    ¡Muchas felicidades, Pili!      Confío, deseo y espero que Jesús abunde o coincida conmigo en esto, en que eres una mujer estupenda de la cabeza a los pies, en cuerpo y alma; y note lo mismo que siento, que, conforme más te quiere, mejor persona es.      Un dechado de Pilares Es Pilar, de perfecciones Diversas

Anda rondándo(t-m)e el diablo

ANDA RONDÁNDO(T-M)E EL DIABLO   Como el peor adversario, El demonio, anda rondando Cerca, tragarse buscando A quien le enseña un osario O icnita de dinosaurio, Demostrándole el futuro Que le aguarda tras lo duro, Huesos, huellas, cuando muera, La tentación desde fuera Accede, hollando lo puro.      Ángel Sáez García   

Qué casualidad, qué causalidad

QUÉ CASUALIDAD, QUÉ CAUSALIDAD Estos días estoy leyendo “Un amor”, de Sara Mesa. Hace algunas jornadas, pasé mi vista por una crítica elogiosa que sobre dicha novela había aparecido publicada en Babelia, el suplemento literario de los sábados de EL PAÍS, y se la solicité con especial encarecimiento a Pilar, la diligente y servicial

Era urgente corregirme

ERA URGENTE CORREGIRME   —Si me sigues y haces caso, Puedes triunfar: ponte retos Sin excesivos aprietos. Solo así evites acaso La sensación de fracaso. —Mi sueño de convertirme En un hábil cirujano Se esfumó por ser humano Y conseguir persuadirme De que urgía corregirme.      Ángel Sáez García    angelsaez.otramotro@gmail.com

Libertad de expresión, mas para todos

LIBERTAD DE EXPRESIÓN, MAS PARA TODOS CONVIENE RENUNCIAR A EQUIS PLACERES “Solo vemos en torno nuestro embusteros e hipócritas, y hay que soportar todo eso; no hay bastante valor para decirle a un idiota que lo es ni para decirle que miente a un embustero; no nos atrevemos a declarar abiertamente que toda nuestra simpatía la merecen los

Sergio, el vocativo es «Juan»

SERGIO, EL VOCATIVO ES “JUAN”   Hay incisos repelentes; Pero más por las razones Aducidas, sinrazones, Ya que encierran evidentes Errores de adolescentes: Argüir que es un vocativo “Vamos”, que un imperativo A todas luces resulta, A quien lo aduce lo insulta De modo reiterativo.      Ángel Sáez García    angelsaez.otramotro@gmail.com

¿Por qué cada mañana me levanto?

¿POR QUÉ CADA MAÑANA ME LEVANTO? PORQUE IRIS JUSTIFICA MI EXISTENCIA Reconozco que estoy, más que enfadado, indignado, irritado. Cuenta de ello se acaba de dar Alba, mi sobrina, con la que he estado hablando por teléfono durante diez minutos, más o menos. Juzgo que adicto no soy al cabreo, ni nací con tendencia a enfurruñarme, pero,

¿El «cronotopo»? ¡Complejo!

¿EL “CRONOTOPO”? ¡COMPLEJO!   Quien tiene ideas simplistas Sobre algo que es muy complejo, El “cronotopo”, perplejo Me deja, como las pistas De tus curvas jamás vistas, Que son una tentación, Tras otra; y tanta atención Pongo en seguir sus estelas Hasta que a sus entretelas Arribo: ¡eterna emoción!      Ángel Sáez

Raspa hasta dejar la raspa

RASPA HASTA DEJAR LA RASPA   La oposición al Gobierno (Lo propio ocurre a la inversa), De una manera diversa, Va royendo el yerro hodierno De cada día, el más tierno, Como hacía el Lazarillo De Tormes, que era muy pìllo, Con el pan: aquí se raspa Hasta que queda la raspa, A la que se saca brillo.      Ángel Sáez García

Volver sano y salvo a casa

VOLVER SANO Y SALVO A CASA   Salgo el sábado de casa A las ocho de la tarde; Y el miedo late, mas no arde. Verás cómo nada pasa Y otro esquinazo al que arrasa Volverás a dar. Que cruja La actual que formas burbuja Junto a Pío, Diana y Pacho, ¿Puede ser causa de empacho? No; aquí no hay quien brame o ruja. Volver sano y salvo a

Se está bien entre asesinos

SE ESTÁ BIEN ENTRE ASESINOS   “Mi misión es matar el tiempo, y la del tiempo es matarme en su turno a mí. Qué cómodo se encuentra uno entre asesinos”. Emil Cioran   Cioran ha venido a echarme Una mano o, al menos, parte. Es matar el tiempo mi arte Y el del tiempo a mí matarme, Tras al cielo retornarme, A cuando no

Una y no más, santo Tomás (de aquí no)

UNA Y NO MÁS, SANTO TOMÁS (DE AQUÍ NO) La primera y única vez que accedí (acaso sea también la última que me avenga a coparticipar en otra charlotada) a que me hicieran una entrevista radiofónica, el cobarde locutor, mitad gusano, mitad “sacarrisas” (más que humorista) que me la hizo, era, además, tan vago que me formuló las

Sucinta entrevista a Iris Gili Gómez

SUCINTA ENTREVISTA A IRIS GILI GÓMEZ Solo la pandemia de la covid-19 consiguió que la novelista Iris Gili Gómez se viera forzada u obligada, velis nolis, a pulsar el botón o la tecla de pausa en su ajetreada y apretada agenda de compromisos. La literata canaria es uno de los nombres más reclamados hoy por las gentes del gremio, uno de

Se han hecho muchas/os dignas/os de alabanza

SE HAN HECHO MUCHAS/OS DIGNAS/OS DE ALABANZA   Amparo, se protege con cultura Quien ha de sosegar a la que porta Fiera, que si con ella halla, se corta Y queda del impar hito a la altura.   Un imprevisto caso la/o tritura (La égida se hace polvo), pues la/o aborta, Como eso le sucede, eso, a la aorta, Cuando explota, que llena de

Libertad llama a su bate

LIBERTAD LLAMA A SU BATE   —Un poeta es más agudo En los que trenza sonetos Que en los debates repletos De grietas/gritos en los que el nudo Gordiano se queda mudo. —Dice lo que piensa el vate. Suele usar el mismo bate Para tratar los prejuicios Ajenos y anejos juicios, Allí donde el tal debate.      Ángel Sáez García

¡Qué artista, repartiendo remoquetes!

¡QUÉ ARTISTA, REPARTIENDO REMOQUETES! (POR DE BIRLIBIRLOQUE ARTE O DE MAGIA) Aunque usted, atento y desocupado lector (tenga el sexo que tenga y sea cual sea su identidad o tendencia sexual), no lo sepa, porque no haya recibido aún la comunicación pertinente, en la que se le notifique, para que conste allí donde convenga o proceda, que

¿Qué oí aducir con voz mansa?

¿QUÉ OÍ ADUCIR CON VOZ MANSA?   Como el virus no descansa, Ni de noche ni de día, Ayer, cuando descendía La calle Eza, que no cansa, Oí aducir con voz mansa Que estamos de irrespetuosos Rodeados y de acuosos Ojos, por los que se han ido Sin haberse despedido De sus amigos tortuosos.      Ángel Sáez García    angelsaez.otramotro@gmail.com

El amor es un poliedro

EL AMOR ES UN POLIEDRO   DE ENE CARAS O FACETAS   El amor se manifiesta De ene modos: alabanza, Enojo, desesperanza, Un polvo o dos en la siesta, La basura tras la fiesta; Un cuarteto, otro cuarteto, Un terceto, otro terceto, Que un soneto, si los juntas, Formarás, como aquí apuntas, Sin verte en ningún aprieto.   Ángel

La vida es asunto serio

LA VIDA ES ASUNTO SERIO   “La traumática experiencia Es una oportunidad Para que la vanidad No arraigue, no, en nuestra esencia Ni tampoco la insolencia”. Eso arguye Desiderio; Y que es un asunto serio La vida, aunque humor no falte Y de gozo haya quien salte, Tras descubrir su misterio.   Ángel Sáez García    angelsaez.otramotro@gmail.com

Mañana por mi esposa tomaría

MAÑANA POR MI ESPOSA TOMARÍA Cada uno de los meses que conforman el verano tiene algo de especial. Junio, que apenas quedan unos días para que llegue julio, en que veré a Iris (menos este año, la excepción). Rememoro en agosto el mes pasado; disfruto así dos veces del edén. Elaboro en septiembre las historias que Iris, mi amada musa

De corazón, por todo, ¡muchas gracias!

DE CORAZÓN, POR TODO, ¡MUCHAS GRACIAS! “Entre los mejores personajes literarios que hayas ideado en el pasado y los que vayas de pergeñar en el futuro con la inestimable ayuda de tu creativa, desbordante y prodigiosa imaginación, me apuesto doble contra sencillo a que no consigues hallar personas reales, de carne y hueso, que les lleguen

La de José Javier muerte

LA DE JOSÉ JAVIER MUERTE   ME AMPUTÓ Y SUMÓ UNA MANO   El óbito inopinado De José Javier, mi hermano, Me amputó y sumó una mano: Sin el mecenas ganado, Con el muso granjeado. Probé a ponerme a escribir Y del orco ayudó a huir, A convertirme en viajero, Y a llenar ese agujero Con versos que logré urdir.      Ángel

Hay quien «Zahorí» lee en este lío

HAY QUIEN “ZAHORÍ” LEE EN ESTE LÍO Ha tardado años en hallar diamantes. Ha invertido más años en pulirlos, pero, a partir de ahora, las ficciones para Iris Gili Gómez supondrán un negocio redondo, hecho con voces, que contarán historias, y con tiempo. Llega septiembre a la isla donde el Teide se yergue majestuoso y dominante, con

No todo tiene sentido

NO TODO TIENE SENTIDO   Todo ser humano tiende A buscar sentido en todo, Hasta que usa alguien su codo Para aducir que le entiende Y consigue que se enmiende, Pues el grueso de las cosas No lo tienen, y así hay fosas Llenas de gente inocente Que, de forma coherente, Urdieron versos y prosas.      Ángel Sáez García    angelsaez.otramotro@gmail.com

De dos mutuas lealtades

DE DOS MUTUAS LEALTADES   —Hay quien entró para bien En tu existencia, el amigo, Donde siempre hallas abrigo, Y notas que eres también Cuanto él para ti, impar bien. —Un sinfín de afinidades Y otro de complicidades Explican la admiración Y diuturna relación De dos mutuas lealtades.      Ángel Sáez García    angelsaez.otramotro@gmail.com

Hoy eres, Iris, fuente de regazos

HOY ERES, IRIS, FUENTE DE REGAZOS   Hoy eres, Iris, mi primer amparo, Porque antes tú me das de que te pida Y no hay nadie ni nada que me impida Decir que con la helena te comparo,   Con la de pies ligeros, cual disparo, Que acaso con Aquiles alguien mida, Desde que a Zeus sirves, quien la egida Porta y así su herida sigue en paro.

Deleitando al lector y aleccionando

DELEITANDO AL LECTOR Y ALECCIONANDO Hoy, me temo (sin meter ningún miedo en la mochila, a la hora de echar a andar, ni temer nada sobre el tema en la meta; déjame, lector/a, que meta la pata, porque, aunque prometa que no lo voy a hacer más, tal vez cometa otra infracción en el juego, que también la literatura lo es, a ratos, grato juego),

Confío en que tú des el primer paso

CONFÍO EN QUE TÚ DES EL PRIMER PASO DIOS QUIERA QUE NOS DEMOS OTRO ABRAZO Dilecta Iris: Te ruego, con especial encarecimiento, que a quien te escribe esto, un puñetero (aun sin portar puñetas en las muñecas) redomado, servidor, no le hagas caso, ningún caso (si no quieres sentirte abaldonada y abandonada de nuevo, o sea, derrocada y/o

Tarde, voy a llegar tarde a mi cita

TARDE, VOY A LLEGAR TARDE A MI CITA   Tarde, voy a llegar tarde a mi cita Con la inmortalidad, musa portuense, Acabes o no siendo mi amanuense, Aunque esta contingencia a mí me excita.   Quien te ama, Beatriz, aquí hoy no evita Urdirte que tal vez en el suspense Ardas, pero a la postre recompense, Si fundes con lo eterno o lo que

La peor pesadilla de quien cumple

LA PEOR PESADILLA DE QUIEN CUMPLE OJALÁ TENGA QUE PAGAR LA APUESTA Como todo ciudadano o trabajador (ella o él) cumplidor sabe, por propia experiencia, la peor pesadilla que puede acaecerle a un tal es constatar lo evidente, público y notorio, que su jefe (casi siempre varón) es un incompetente redomado. Si no en todos, en muchos grupos

Ser infiel, de higos a brevas

SER INFIEL, DE HIGOS A BREVAS Como la moneda, tiene La infidelidad dos caras: Maltratado por dos varas El engañado a ser viene, Que ve que no le conviene Dos astas seguir portando; Quien las pone disfrutando Seguirá si no trasciende Que lo hace con quien le enciende La pasión, de vez en cuando. Ángel Sáez García angelsaez.otramotro@gmail.com

¡Menudo banco de peces!

¡MENUDO BANCO DE PECES! “Te quejas de las censuras de tus maestros, émulos y adversarios, cuando deberías agradecerlas; sus golpes no te hieren, te esculpen”. Santiago Ramón y Cajal, en “Charlas de café” (1921). —Te recomiendo que seas Habitual a la autocrítica, Porque, así, la ajena crítica Será lo que tú deseas, El gel

Dichoso soy a tu vera

DICHOSO SOY A TU VERA   —El amor es importante, Pero mi carrera más. Desnuda tú me verás, Por detrás y por delante Si así lo entiendes, tunante. —Reconoce que has tenido Suerte, pues me he mantenido A tu vera, ya estuvieras Estresada, ya fingieras Un orgasmo sostenido.      Ángel Sáez García    angelsaez.otramotro@gmail.com

Ángel Sáez García

Ángel Sáez García (Tudela, 30 de marzo de 1962), comenzó a estudiar Medicina, pero terminó licenciándose en Filosofía y Letras (Filología Hispánica), por la Universidad de Zaragoza.

Lo más leído