El blog de Otramotro

Ángel Sáez García

¿Cuál es el quid de existir?

¿CUÁL ES EL QUID DE EXISTIR?   Todo en esta vida, todo, Cuanto te ocurre, bien viene. Si te enseña y/o te entretiene Y te advierte con el codo, ¿Podrás hallar mejor modo? Si a esquivar el odio aprendes Y te enmiendas cuando ofendes, Porque no lo necesitas, Seguro que no musitas Y el quid de existir comprendes.      Ángel

¿Ha devenido el joven hoy anciano?

¿HA DEVENIDO EL JOVEN HOY ANCIANO?   Aunque en la historia cabe hallar a quienes Las cumbres de sus artes alcanzaron A una temprana edad, esto es, rozaron Lo eterno sin tener nieve en sus sienes,   No es eso lo habitual. Los genios bienes Y renombre obtuvieron y cazaron Los premios prestigiosos y gozaron De prestancia provectos

De una mujer que así se llama, sí, Iris

DE UNA MUJER QUE ASÍ SE LLAMA, SÍ, IRIS    “Solo hay tres cosas que pueden hacerse con una mujer. Usted puede amarla, sufrir por ella o convertirla en literatura”.    George Lawrence Durrell, en “Cuarteto de Alejandría”.    Reconozco que la muestra es mínima, insuficiente y, por tanto, escasamente científica, pero he hecho

¿Por qué en ellos vio enemigos?

¿POR QUÉ EN ELLOS VIO ENEMIGOS?   No fue inocente Inocente, Pues fue una bellaquería, Además de a Ellacuría, Asesinato indecente, De una manera inclemente, Matar a quienes testigos Fueron del crimen, amigos. Eso dictó la sentencia De la Nacional Audiencia. ¿Por qué en ellos vio enemigos?      Ángel Sáez García    angelsaez.otramotro@gmail.com

Es alguien muy especial mi amada musa

ES ALGUIEN MUY ESPECIAL MI AMADA MUSA    Es alguien muy especial mi amada musa tinerfeña, Iris Gili. Por ejemplo, es la primera ganadora de un prestigioso premio literario, el Total (por cierto, barrunto que quien tuvo la genial idea de llamarlo así fue mujer, por su sabia intuición, ya que han sido nueve o diez, ya no llevo la cuenta

¿Qué confiesa Isis a Osiris?

¿QUÉ CONFIESA ISIS A OSIRIS?   En el cerebro tenemos Un templo para el placer, Do sobresale yacer Con mujer que no tememos, Que la amamos y queremos Siempre que no hallemos a Iris, Que deslumbra al arcoíris Y no tiene parangón Ni en Navarra ni Aragón (Le confiesa Isis a Osiris).      Ángel Sáez García    angelsaez.otramotro@gmail.com

Créeme, que no te miento

CRÉEME, QUE NO TE MIENTO   Tú y yo, dos seres sociales, Como adujo Donne, no somos Islas ni tampoco tomos. Desde instantes iniciales Nos mostramos serviciales. Créeme, que no te miento: Durante el confinamiento, Padecimos neurológicos Efectos y psicológicos; Los sentí y aún los siento.      Ángel Sáez García    angelsaez.otramotro@gmail.com

Se halla la clave en «El príncipe»

SE HALLA LA CLAVE EN “EL PRÍNCIPE”   “La única manera de librarse de la tentación es ceder ante ella. Si se resiste, el alma enferma, anhelando lo que ella misma se ha prohibido, deseando lo que sus leyes monstruosas han hecho monstruoso e ilegal”. Oscar Wilde   Desde que a la imprenta dio “El príncipe” Maquiavelo,

No valen para echar tabas a un corro

NO VALEN PARA ECHAR TABAS A UN CORRO Esa era la sarcástica expresión que solía venirle de ordinario a la mui o sinhueso a mi difunto y piadoso padre, Eusebio, para dar cuenta de qué incapaces podían llegar a mostrarse o ser algunas personas; sobre todo, la usaba para referirse a los políticos nocivos o perniciosos de entonces, cuando

Te consta que este fan nunca te engaña

TE CONSTA QUE ESTE FAN NUNCA TE ENGAÑA   Aunque esto te parezca una patraña, Es en este concreto e impar momento Cuando tú, Iris, me causas más contento. Ya sabes que tu adicto no te engaña.   Gozo al notar que mi actitud no daña El folio en el que apunto o documento Mi dicha, a la que erijo un monumento Porque sé a que a

Rotuló esa cuestión mi desafío

ROTULÓ ESA CUESTIÓN MI DESAFÍO Hoy, miércoles, he recordado el reto literario que me puso el sábado pasado mi amigo Emilio González, “Metomentodo”, tras ir juntos a ver y oír al teatro Gaztambide “Esperando a Godot” (1952), la pieza clásica (en la que nada pasa, por duplicado) que contribuyó a que le concedieran el premio

¿Qué hago tras pimplar buen vino?

¿QUÉ HAGO TRAS PIMPLAR BUEN VINO?   Con la pasta que mi hermano Me dio compré y leí libros Que me hicieron libre; libros Que sostengo con mi mano Izquierda, con la que imano Mi frente cuando imagino, De modo sutil y fino, Cómo pueden otras vidas Ser aún más atrevidas. Tras medio azumbre de vino.      Ángel Sáez García

Incompetentes e ingratos

INCOMPETENTES E INGRATOS   Cotejando los que hay datos, No se parece Asia a Europa. No se exclama allí: “¡Qué tropa De incompetentes! ¡Qué ratos De erratas dan los ingratos!”. Hallando cuanto nos una, Yendo todos juntos a una, Veremos que se nos premia Por controlar la pandemia Aun sin contar con vacuna.      Ángel Sáez

La novela no deja de colarse

LA NOVELA NO DEJA DE COLARSE “La novela, mientras no deviene libro, ejemplar, no deja de colarse, es decir, de pasar por los cedazos de los diversos críticos literarios y/o lectores que acarrea, porta o portea su autor (ella o él); de blanquearse (en varios sentidos; por quedarme con uno, me decantaré o inclinaré por este: con la versión

¿De tal palo tal astilla?

¿DE TAL PALO TAL ASTILLA?   Suelo ir al supermercado Entre las dos y las tres, Cuando el agobio o el estrés Es menor, más tolerado Por mí, mejor soportado. Bueno, pues, sin mascarilla Me vi allí, ¡qué pesadilla!; Llevaba cartera y carro, Pero no, como aquí narro, La que se quedó en la silla.      Ángel Sáez García   

¿Que cuál es el galardón?

¿QUE CUÁL ES EL GALARDÓN?   ESTOS DIEZ VERSOS, ODÓN   El señor Elorza el don Se ha ganado por lo que ha hecho Y a mí tanto ha satisfecho. A quien llamaron Odón Se merece un galardón. ¿De qué sirve que bien hable Quien te prometió que un cable Con urgencia te echaría Y con gusto ayudaría Si hirió con puñal o sable?

La verdad nos hará libres

LA VERDAD NOS HARÁ LIBRES   Las víctimas del horror Necesitamos saber La verdad; pues ¿puede haber Paz sin constar de ese error Quién fue el autor? ¡Qué terror! Las víctimas no podremos Poner nuestra vida en orden Mientras con bulos aborden/engorden; Cuando la verdad logremos, Entonces, descansaremos.      Ángel Sáez García

¿Las miradas insistentes o lascivas son acoso?

¿LAS MIRADAS INSISTENTES   O LASCIVAS SON ACOSO?   ¿SI ESO OBJETAS VAS AL (C-F)OSO?   ¿PENSAR PUEDE SER DELITO?   “(…) hacia los sesenta o sesenta y cinco años de edad comprendí y acepté plenamente la inocencia de la imaginación. Necesité todo ese tiempo para admitir que lo que sucedía en mi cabeza no concernía

¿La vida puede ser un palimpsesto?

¿LA VIDA PUEDE SER UN PALIMPSESTO? SI DESEA SENTIRSE DESLUMBRADA/O SI UNA/O ESTÁ ATENTA/O A CUANTO LE ACONTECE Así como ocurre en la vida misma de cada quien, si una/o está atenta/o a cuanto le acontece, a veces, el camino se bifurca y una/o, tras ponderar los pros y los contras, los beneficios que ve y los que barrunta que pueden venir

Dualista ha devenido lo binario

DUALISTA HA DEVENIDO LO BINARIO “Laetitia est hominis transitio a minore ad maiorem perfectionem” (“La alegría es el paso del hombre de una menor a una mayor perfección”). Baruch Spinoza Puede que en esta vida yo haya tenido mucha suerte (buena y mala; lo normal para quienes sean seguidores del maniqueísmo, creencia que tiende a

El mal lector mata clásicos

EL MAL LECTOR MATA CLÁSICOS,   QUE SON COMO EL AVE FÉNIX,   RENACEN DE SUS CENIZAS   Por doquier uno constata Que de malos libros se urde. Lo que a servidor le aturde Es que nadie dé la lata Con el mal lector, que mata Una novela admirable O un poemario encomiable, Pero, por leerla/o mal, Lo fuera de lo normal Le pareció

De los trescientos cincuenta,…

DE LOS TRESCIENTOS CINCUENTA,   CON MÁS DE DIEZ NO ECHES CUENTA   No me paso, no, de listo, Cuando urdo que los políticos Patrios (¿serán sandios míticos?) Siguen a Abundio, Evaristo, Que fuiste y eres bienquisto Por quien escribe estos versos, Que son claramente adversos Para los arriba dichos, Tan deletéreos bichos Como el

Iris Gili aprendió a aprender jugando

IRIS GILI APRENDIÓ A APRENDER JUGANDO A Iris Gili no le obligaron a leer. Siendo una niña de corta edad, sus padres, lectores empedernidos, con su actitud natural o proceder normal, le contagiaron su vicio, pasar su vista por las páginas de un libro de manera comprensiva, esto es, intentando entender, si no podía ser todo, por ser tal

Los líderes son jumentos

LOS LÍDERES SON JUMENTOS   (ME REFIERO A LOS POLÍTICOS)   SIN IDEAS NI ARGUMENTOS   —Lo primero y principal, Cuando falta quien alumbre Y abruma la incertidumbre, El bien común, general, Es, del principio al final. —Con tanto desasosiego Como crea el necio y ciego Líder, o jumento en moto, Como lo retrata “EL ROTO”,

He ahí, pueblo, el más votado

HE AHÍ, PUEBLO, EL MÁS VOTADO   Para mí es más respetable Quien no se esconde y se enoja, Aunque algún yerro recoja, Que el dirigente agradable De ver y oír, deleznable, Porque, al ponerse de lado, Vendido deja y helado Al que le otorgó el poder, El pueblo, al que de joder Desde entonces no ha dejado.   Ángel Sáez García

¿La flor? ¡Laña entre calañas!

¿LA FLOR?  ¡LAÑA ENTRE CALAÑAS!   —Así como el diablo traza Para nuestra perdición, ¿Para nuestra bendición Pergeña sin añagaza Dios Padre la mejor baza? —Si es el demonio una araña Y su veneno nos daña, ¿El Ser Supremo una abeja Es y da miel que no veja? —La flor laña es de calañas.      Ángel Sáez García

Si hay que morir por la idea,…

SI HAY QUE MORIR POR LA IDEA,   QUE EL LÍDER SEA EL PRIMERO   —A quienes cantan jalean Que hay que morir por la idea. Incluso alguno jadea Al decirlo; otros, lo lean O no, por ella pelean. —No me extraña que no suelas Envanecerte, pues vuelas La nave que te ha asignado Quien te paga y te ha confiado, Aunque te duelan las muelas.

Señal de últimos pasos es de Átropos el corte

SEÑAL DE ÚLTIMOS PASOS ES DE ÁTROPOS EL CORTE   Después de ejercer tantos años de peregrino (Pues dos cor(r)os de canas son dueños de sus sienes Y a la verde esperanza le ha hecho un guiño Selene), Bajo el óvalo o copa de un álamo dorado, El hombre sosegado, solvente y solitario, Recuesta su espalda ancha en su delgado tronco,

Isabel Díaz Ayuso

ISABEL DÍAZ AYUSO   —Urde, para que se lea, Que la voz que ahora fluye, Que es la mía, no rehúye La dialéctica pelea. ¿Un junco que bambolea El viento es o no Isabel En la torre de Babel Que semeja la política Patria, sorda, paralítica, Do goza el diablo, Luzbel?      Ángel Sáez García     angelsaez.otramotro@gmail.com

Restricción, no «restrucción»

RESTRICCIÓN, NO “RESTRUCCIÓN”   “La zona básica de salud es el modelo en cuanto a restrucción (sic) de movilidades”. EL PAÍS, en la página 17 del ejemplar del sábado 10 de octubre de 2020.   Para quien EL PAÍS lee Cada gazapo que caza Le da risa, que embaraza De un poema, aunque pelee Por que nadie lo jalee Cuando

Tengo claro cuál es mi derrotero

TENGO CLARO CUÁL ES MI DERROTERO Dilecta Esther: Acaso te preguntes (con razón) a qué demonios viene redactar una epístola ahora, sí, a deshora, cuando la última vez que nos miramos (si una posterior ha habido, yo, al menos, no te he reconocido; lo aseguro) fue hace (calculo) más de cuatro décadas y media allá, en el pueblo (aprovechando

«A la altura del atún»

“A LA ALTURA DEL ATÚN”   —Claro es que no hay ser humano En el mundo que no yerre; Y ayer, hoy y mañana, erre Que erre, con boca o con mano, Otro error cometa, hermano. —“A la altura del atún” Dijo, en lugar del “betún”, Quien suele sin meditar Hablar y sin editar Urdir, o sea, al tuntún.      Ángel Sáez

¿Coincides conmigo en ello?

¿COINCIDES CONMIGO EN ELLO?   Bien viene en esta existencia Saber lo que no se sabe; Ergo, encaja, cuadra y/o cabe Que quede mudo, en esencia, Si que hable de la presencia O ausencia de Dios me pides O de otros temas o lides, Porque soy un ignorante; Lo reconozco al instante; ¿Conmigo en ello coincides?      Ángel Sáez García

¿Habrá quien me llame gafe?

¿HABRÁ QUIEN ME LLAME GAFE?   Habrá quien me llame gafe Por lo que trenzaré ahora, Que es “glucorreguladora”, Con erre, aunque a Boris chafe. ¿No escribió bien “rifirrafe” Unas líneas más abajo? Pues, por el mismo trabajo, Con el término incorrecto Urdió y del modo imperfecto Cuanto fue a pique, al carajo.     

¿Cómo me las ingenio para hacerlo?

¿CÓMO ME LAS INGENIO PARA HACERLO? IGNORO CÓMO LO HAGO, PERO LO HAGO Dilecta Iris: Hoy me siento en la obligación de aclarar (cada uno es como es, como escribió y canta Joan Manuel Serrat) esto, que tú, mi amada musa tinerfeña, no me has encargado que te hiciera ninguno de los retratos físicos, psicológicos o morales que te he hecho.

Estruendos oigo en la tumba

ESTRUENDOS OIGO EN LA TUMBA   —El convite y el regalo Son alas que a volar sacan Los vicios que más atacan, Al bueno mudando en malo. —¡Qué bien le vendría un palo Al joven de sus difuntos Progenitores, que juntos Moran en la misma tumba! —¿Tú escuchas cómo retumba? —Sus ruidos no son presuntos.      Ángel Sáez

Pilar merece la copa

PILAR MERECE LA COPA    ¡Muchas felicidades, Pili!      Confío, deseo y espero que Jesús abunde o coincida conmigo en esto, en que eres una mujer estupenda de la cabeza a los pies, en cuerpo y alma; y note lo mismo que siento, que, conforme más te quiere, mejor persona es.      Un dechado de Pilares Es Pilar, de perfecciones Diversas

Anda rondándo(t-m)e el diablo

ANDA RONDÁNDO(T-M)E EL DIABLO   Como el peor adversario, El demonio, anda rondando Cerca, tragarse buscando A quien le enseña un osario O icnita de dinosaurio, Demostrándole el futuro Que le aguarda tras lo duro, Huesos, huellas, cuando muera, La tentación desde fuera Accede, hollando lo puro.      Ángel Sáez García   

Qué casualidad, qué causalidad

QUÉ CASUALIDAD, QUÉ CAUSALIDAD Estos días estoy leyendo “Un amor”, de Sara Mesa. Hace algunas jornadas, pasé mi vista por una crítica elogiosa que sobre dicha novela había aparecido publicada en Babelia, el suplemento literario de los sábados de EL PAÍS, y se la solicité con especial encarecimiento a Pilar, la diligente y servicial

Ángel Sáez García

Ángel Sáez García (Tudela, 30 de marzo de 1962), comenzó a estudiar Medicina, pero terminó licenciándose en Filosofía y Letras (Filología Hispánica), por la Universidad de Zaragoza.

Lo más leído