El blog de Otramotro

Ángel Sáez García

¿Eres itinerante o sedentario?

¿ERES ITINERANTE O SEDENTARIO? Supongo, atento y desocupado lector, ya seas o te sientas ella, ya seas o te sientas él, que a ti te pasará (y pesará, pisará, posará, o no) tres cuartos de lo propio que me viene pasando (y pesando, pisando, posando, o no) a mí, que, como dependo de las circunstancias que me rodean, que son las que son,

Dos tipos de novela hay: buena y mala

DOS TIPOS DE NOVELA HAY: BUENA Y MALA EL RESTO DE DISTINGOS ES FARFOLLA El Diccionario de la lengua española (DLE), en su primera acepción, define el término “novela” así: “Obra literaria narrativa de cierta extensión”. Desde que se empezaron a escribir y leer novelas, a ciertas personas les brotó o nació, a fin de distinguir

Sin parar de parir prosas y versos

SIN PARAR DE PARIR PROSAS Y VERSOS A QUIEN VI PELIRROJA Y PELIGROSA Ignoro si al atento y desocupado lector de estos renglones torcidos, ora sea o se sienta ella, ora sea o se sienta él, le sucede tres cuartos de lo propio que, según esa legión que agrupan, conforman o suman quienes otro tanto cuentan, le solía ocurrir al peripatético

Lo inexplicable pongo en entredicho

LO INEXPLICABLE PONGO EN ENTREDICHO ¿HUBO CONCHABAMIENTO ENTRE BRIBONES? Se dice (y, por ende, se escucha, a menudo) en Galicia, sobre todo, donde a las brujas o hechiceras se les llama meigas, que haberlas haylas. Bueno, pues, a pesar de que tiendo a creerme solo aquello que considera y demuestra verdadero, mediante ensayo y error, o prueba

Yo necesito el humor

YO NECESITO EL HUMOR   Yo necesito el humor Como el verano la arena De la playa más amena. ¿De los campos el rumor Devenir puede en tumor? Puede, si es atrabiliario Dicho humor y de ordinario. Eso aprendí en otro estío, Donde el tedio o el hastío Reinaba en el balneario.      Ángel Sáez García    angelsaez.otramotro@gmail.com

Que ningún comensal tuyo se empache

QUE NINGÚN COMENSAL TUYO SE EMPACHE —Dudo, Otramotro, entre escribir una novela breve, normal o extensa. ¿Por cuál te decantarías tú? Razona, por favor, tu respuesta. —Clara y concisamente, Eladio, no lo sé. Puede que por una acción diuturna, pero depende de la sustancia o el meollo que quiera narrar, y donde los personajes evolucionen,

¿Tienes, verdad, carácter interino?

¿TIENES, VERDAD, CARÁCTER INTERINO? Reconozco que, desde que la asimilé leyendo a Karl Raimund Popper, acarreo o viaja conmigo su idea de que toda verdad, sin excepción, tiene carácter interino, o sea, es provisional. Y, por ende, dura o permanece en pie sobre la peana que le sirve de base, descanso o sostén, mientras no sea contradicha

Qué cándido estuve otrora

QUÉ CÁNDIDO ESTUVE OTRORA   Qué cándido estuve otrora, Al sumarme al movimiento Que proclamaba el “no miento” Como lema. Me devora El rememorarlo ahora. La buena literatura, Si es ficticia, ¿no es cultura? Aunque cuente una mentira, Una verdad de ella tira Que acrecienta su estatura.      Ángel Sáez García    angelsaez.otramotro@gmail.com

¿Quién la cosecha aprovecha?

¿QUIÉN LA COSECHA APROVECHA? QUIEN QUEDARÁ SATISFECHO   Pesó en todas las edades De la historia esta intuición, Sospecha o suposición, Que están las humanidades Llenas de inutilidades; Ignoran que su provecho Está y estará en barbecho Hasta una nueva cosecha; De ella solo se aprovecha Quien quedará satisfecho.      Ángel

¿Son o no los mitos timos?

¿SON O NO LOS MITOS TIMOS?   —Campbell sugiere una forma Que el orden clásico invierta De crear mitos. ¿Acierta Cuando aduce que la norma Nueva tendrá mejor horma? —Me consta que de emociones Y de impares intuiciones Que abriga quien pensamientos Bien ampara y sentimientos Nacen nuevas narraciones.      Ángel Sáez García

De Navarrete siempre tengo mono

DE NAVARRETE SIEMPRE TENGO MONO ESA JORNADA FUE DÍA DE MUCHO Hace seis meses (¡cómo pasa el tiempo! o, mejor, ¡cómo se nos escapa el tiempo, como el agua, entre los dedos de las manos!; evidentemente, unos días o, quizás, dos o tres semanas antes, de la fecha elegida para la escapada, el ocho de diciembre del año pasado), mi amigo

Lo peor de los prejuicios

LO PEOR DE LOS PREJUICIOS   Lo peor de los prejuicios No es que uno caiga en la cuenta De que los roza o frecuenta, Sino del mar de perjuicios Que unen los a priori juicios. Lo peor de ellos acaso Sería, sí, en todo caso, Constatar que uno los tiene Y, siendo un necio, sostiene, Propiciando su fracaso.      Ángel Sáez García

Tengo ocupada toda la memoria

TENGO OCUPADA TODA LA MEMORIA HE DE OLVIDAR PARA DEJAR ESPACIO Mi coherente nieta Sofía, que, haciendo caso a la etimología de su gracia de pila, semeja un pozo repleto de sabiduría, es especial; al menos, por dos concretas razones de peso; primera, porque es la única que tengo (salvo error u omisión, por supuesto, achacable, en tal caso,

Imbatible certeza es la apodíctica

IMBATIBLE CERTEZA ES LA APODÍCTICA    Nadie tiene la culpa de tan feo ser como se predica que fue Picio, pero qué cabe hacer con quien se ufana de serlo y, además, de ser zoquete. ¿Concederle dos premios impecunes (que no lleven dinero aparejado)? Acaso sea, sí, lo más correcto para salir airoso de ese aprieto, sin un rasguño en

De perdido, al Leteo, infernal río

DE PERDIDO, AL LETEO, INFERNAL RÍO NO ORGULLOSO ESTARÉ, SÍ SATISFECHO Ignoro si a ti, atento y desocupado lector, ora seas o te sientas ella, ora seas o te sientas él, te consta un caso similar al que servidor, quien se dispone a trenzar aquí y ahora los renglones torcidos que darán cuenta, por extenso, del affaire o asunto que tiene

Cepíllate antes todos los prejuicios

CEPÍLLATE ANTES TODOS LOS PREJUICIOS SUELEN ACARREAR MUCHOS PERJUICIOS Está claro, cristalino, que todos los seres humanos somos ignorantes; aunque no todos ignoramos las mismas cosas, los mismos casos. Por ejemplo, el abajo firmante tiene para sí por verdad incontrovertible, apodíctica, que, desde la noche de los tiempos, desde que el

¿Qué la satisfacción riega?

¿QUÉ LA SATISFACCIÓN RIEGA?   Hay quienes aducir osan, Por no tener patrimonio, Que mi propio testimonio No cuenta. ¿Tal vez rebosan Omnisciencia? ¿No me acosan? Si a la víctima se niega La palabra y qué le siega La vida referir veta, Nunca alcanzará la meta Que la satisfacción riega.      Ángel Sáez García    angelsaez.otramotro@gmail.com

Hay quien las denomina así, aficiones

HAY QUIEN LAS DENOMINA ASÍ, AFICIONES MERECEN OTRO NOMBRE, SÍ, ADICCIONES   Ninguna red social amigos hace. Quienes de sus caletres las sacaron Sabían que, al lograrlas, fracasaron. ¿Su producto al no adicto satisface?   Seguramente, algún usuario cace Que el daño emocional ellos hallaron; En vez de corregirlo, más fallaron:

El padre de Isabel se llamó Homero

EL PADRE DE ISABEL SE LLAMÓ HOMERO DE LA “ODISEA” ES HIJO EL “LAZARILLO”    Aunque, a la hora de urdir de mi actual y amada musa Isabel, me resulta meramente imposible no repetir alguno de los juicios que he expresado o vertido antes, oralmente o por escrito, sobre otras que la precedieron, en lo concerniente a mi presente estro

Algo que no puedo dejar pasar

ALGO QUE NO PUEDO DEJAR PASAR Hoy he vuelto a comprobar con pesar algo que no puedo dejar pasar (porque venía con el rostro mal encarado y la intención, he barruntado, negativa, perniciosa, de pisarnos primero y luego expulsarnos de nuestros respectivos edenes), que en España se sigue repitiendo (incluso por personas más inteligentes que

Cabe en el sacrificio hallar el mérito

CABE EN EL SACRIFICO HALLAR EL MÉRITO Dos minutos antes de que dieran las doce del mediodía en el reloj que lleva incorporado mi sencillo teléfono móvil (si el atento y desocupado lector, bien sea o se sienta ella, bien sea o se sienta él, de estos renglones torcidos, tras leer estas pocas palabras, ha colegido que no porto reloj de pulsera

El montón de Eubulides de Mileto

EL MONTÓN DE EUBULIDES DE MILETO Como ayer (con la mención de dicho adverbio me estoy refiriendo, claramente, por supuesto, a que hoy, fecha en la que doy arranque a la escritura de este texto, que no suele coincidir, o eso, en mi caso, es inusual, o sea, extraordinario, fuera de lo común, pues ocurre escasas veces con la de su publicación

Lo normal es que te espante

LO NORMAL ES QUE TE ESPANTE   Prueba a quitarle a un infante El juego que más le gusta. Mírale al rostro; te asusta; Deviene en monstruo al instante; Lo normal es que te espante; Acarrean tantos daños, Que hasta cumplir dieciocho años Nadie tener debería Un móvil; y se vería Cómo aumentan sus redaños; Y descienden sus suicidios

Si te sirve esta urdidura

SI TE SIRVE ESTA URDIDURA   La vida no es un camino De rosas rojas, fragantes, Sino dura, como fue antes De que le dieras al vino Y a otras drogas. Tu destino Una muerte prematura Será, si a una metedura De pata a la zaga va otra Similar; ¡qué buena potra!, Si te sirve esta urdidura.      Ángel Sáez García    angelsaez.otramotro@gmail.com

La vida es un corto viaje

LA VIDA ES UN CORTO VIAJE   La vida es un corto viaje. Para hacerlo, se precisa, Si a la de funeral misa Se va, el austero equipaje De cuatro tablas, que traje A esta iglesia, antes que “ennichen” Los que mañana la espichen, Pensando que vivirían Dos lustros más y se irían Sin que las parcas los fichen, Porque inmortales se creen,

¿Fue el vermú de la entrega de los Óscar?

¿FUE EL VERMÚ DE LA ENTREGA DE LOS ÓSCAR? —Eladio, ¿qué ocurrió el viernes pasado? —Resumiendo mucho, que más de un contertulio acudió a la cita semanal, a la última tertulia del casino “La Fuerza”, de Algaso, con ganas de polémica y aun de gresca. Lo cierto es que llevábamos una mala racha, con una postrera tanda de sesiones

¿Soy un varón compasivo?

¿SOY UN VARÓN COMPASIVO?   I   Le pregunto al del espejo Si soy varón compasivo. Me responde depresivo Que le parezco un tipejo. No siento, no, que me vejo, Ni los colores me saco Por mentir como un cosaco; Pues me llevo por delante, Sin sentir asco, a un infante, Entrando en Ucrania a saco.   II      Respetaré ese

Por llamar guerra a la guerra

POR LLAMAR GUERRA A LA GUERRA   Si dicen que desinformo Por llamar guerra a la guerra, No sé qué más hoy me aterra, Si inhalar el cloroformo O el lío que yo me formo Con las ideas que enhebro En mi pesquis, mi cerebro; Algunas son tan distintas Que es imposible sus tintas Juntar/mezclar. ¿Eso odio o celebro?      Ángel Sáez

El terror es un error/horror

EL TERROR ES UN ERROR/HORROR   Tras los gritos de alegría, Cabe oír una amenaza Que, como poco, atenaza E impone a la mayoría El quid de una minoría Que es adicta al vil error, Quiero decir, al terror, Que busca al otro vencer Sin tener que convencer Con su dislate, el horror.      Ángel Sáez García    angelsaez.otramotro@gmail.com

Yo soy yo y mi salvada circunstancia

YO SOY YO Y MI SALVADA CIRCUNSTANCIA Hoy, miércoles dieciséis de marzo, cuando me hallo a dos semanas justas de cumplir sesenta (¿siento lo mismo que antes sintieron quienes así me lo refirieron, personas coetáneas o unos años más usadas —prefiero este adjetivo a la otra opción de la alternativa, viejas—, que uno va cayendo por

Mi predilecto mendigo

MI PREDILECTO MENDIGO   Mi predilecto mendigo Es un cincuentón barbado Que, acaso, no se ha lavado Hace un mes. Si lo bendigo Es por lo que ahora digo. Leer su cartel un pasmo Me produce. ¡Qué sarcasmo!: “¿Hoy obtendré la certeza Doble: el litro de cerveza Y la corrida, el orgasmo?”.      Ángel Sáez García    angelsaez.otramotro@gmail.com

De mi atrabilis un botón o muestra

DE MI ATRABILIS UN BOTÓN O MUESTRA Dilecta Pilar: ¡Cuánto tiempo! Pensé que algo de lo escrito por este menda te podría haber molestado. Uno empezaba a elucubrar, a imaginar con más base o menos fundamento, y le salían monstruos por doquier, como a Goya se los generaba el sueño de su razón. Y llegaba a conclusiones erróneas, seguramente.

¿Cobardes, temerarios y/o valientes?

¿COBARDES, TEMERARIOS Y/O VALIENTES? ESTO VA DE INSENSATOS Y SENSATOS Como carezco de can al que sacar a pasear, mientras le daba un garbeo matutino a mi diario, el susodicho periódico me lo daba a mí, o ambos nos dábamos sendos garbeos, de manera mutua, recíproca (a saber; el atento y desocupado lector de estos renglones torcidos, bien

Como ando mal del tarro y tengo anosmia,…

COMO ANDO MAL DEL TARRO Y TENGO ANOSMIA, VOY A MANDAR A UCRANIA ALGO MÁS ÚTIL    Hoy, a eso de las once y media, cuando salía por la puerta de la cafetería “La Ideal”, de Algaso, adonde suelo acudir a tomarme un café expreso a media mañana, si, por el motivo o la razón que sea, me hallo sin la chispa habitual o natural en mí,

Aunque Funes me dé sopas con honda,…

AUNQUE FUNES ME DÉ SOPAS CON HONDA, CON INFORMANTES SUPLO MIS LAGUNAS CALA A LA VERA EL “TRÍO CALAVERA” El sábado pasado, 26 de febrero, salí de casa para comprar el periódico y el pan en los lugares de costumbre (¿aún queda alguien por ahí que objete que el hombre es animal de hábitos varios?; confío, deseo y espero que nadie

Los dos opinadores razón tienen

LOS DOS OPINADORES RAZÓN TIENEN DE BIEN NACIDO ES SER AGRADECIDO —Ángel, me vas a buscar la ruina (como, mientras salían, una tras otra, esas palabras de la mui o sinhueso de Mertxe Pascual, he advertido que las susodichas, sumadas, consideradas en su conjunto, destilaban o exudaban ironía a espuertas, a raudales, me he tomado el mentado

Dios quiera que un equívoco no sea

DIOS QUIERA QUE UN EQUÍVOCO NO SEA “Ser sincero no es decir todo lo que se piensa, sino no decir nunca lo contrario de lo que se piensa”. André Maurois Hace diez minutos que ha llegado el cartero con el hodierno correo ordinario y sigo estando loco de contento. Si me preguntaran ahora mismo qué siento, contestaría, sin pensármelo

Todos podemos ser malos

TODOS PODEMOS SER MALOS (QUE NO NOS PONGAN A PRUEBA)   Ni todo lo malo lo hace Quien sufre psicopatía Ni a quien demuestra empatía Ninguna maldad le nace: Alguna a alguien satisface. ¿Quien compite por un puesto Para el que ha sido propuesto Con un colega al que admira De la pugna se retira Si juega sucio o hay denuesto?     

Sigue a Juan de Mairena, mi modelo

SIGUE A JUAN DE MAIRENA, MI MODELO Hoy voy a meter la pata hasta el mismísimo corvejón, porque he resuelto llevar a cabo algo que mi creador, Otramotro, me recomendó encarecidamente que no culminara nunca. Pero como tengo para mí que no asimilaré bien las didácticas lecciones que él me brinda, si no cometo sus mismos errores de bulto,

Ni miedo a recordar ni a olvidar miedo

NI MIEDO A RECORDAR NI A OLVIDAR MIEDO En esta vida (a la que le extraemos el jugo o zumo mientras estamos vivos, ora despiertos, ora dormidos) no hay que tener miedo a recordar ni tampoco a olvidar, porque nuestra mente (seamos plenamente conscientes de ello o no), más despierta de lo que nosotros (algunos) creemos, de manera involuntaria,

Ángel Sáez García

Ángel Sáez García (Tudela, 30 de marzo de 1962), comenzó a estudiar Medicina, pero terminó licenciándose en Filosofía y Letras (Filología Hispánica), por la Universidad de Zaragoza.

Lo más leído