El blog de Otramotro

Ángel Sáez García

¿El de Inírida?, ¡qué alcalde!

¿EL DE INÍRIDA?, ¡QUÉ ALCALDE!   Ignoro cuál es la gracia, Cómo se llama el alcalde De Inírida, quien de balde El quid ha hallado, ¡qué gracia!, De usar mal la democracia, Al vetar con un decreto (Por tanto, ya no hay secreto) Que en su ciudad muertes haya Por coronavirus; ¡vaya!; ¿Superará alguien su reto?      Ángel

No es un historiador quien esto escribe

NO ES UN HISTORIADOR QUIEN ESTO ESCRIBE Dilecta Iris: Porque tu diuturno silencio, amén de elocuente, es inconcreto y, por tanto, no faltará quien lo identifique con un abanico, escala musical, gama de colores o poliedro, tiendo a ver en ti, además de a mi amada musa tinerfeña, sí, a un ser tan alejado en el espacio y en el tiempo que

El término «ignorante» es descriptivo

EL TÉRMINO “IGNORANTE” ES DESCRIPTIVO Dilecta Pilar: Bueno, pues, para que no insistas más en la misma idea, he decidido avenirme a aceptar que soy un erudito en ese pequeño ámbito del saber que es la filología hispánica, siempre que, a renglón seguido, no agregues o pongas objeción a que soy su contrario u opuesto, esto es, un

Somos nuestras elecciones

SOMOS NUESTRAS ELECCIONES   El corolario o producto Somos de las elecciones Que tomamos, selecciones Que viajan por un conducto Que semeja un acueducto, Que pueden llevar acaso Al éxito o el fracaso, Al paraíso o al infierno, Al verano o al invierno, A la aurora o al ocaso.      Ángel Sáez García    angelsaez.otramotro@gmail.com

Si el sino se dignara preguntarme

SI EL SINO SE DIGNARA PREGUNTARME Aunque no tengo cámara fotográfica (nunca la tuve, pero sí un móvil anterior con el que podía hacer fotos y hasta grabar vídeos cortos, que duraban un minuto seguido o menos), tengo la sensación refractaria de que hace seis meses, cuando te conocí, Iris, te hice una foto sin que te dieras cuenta (saliste

No me tengo, Pilar, por erudito

NO ME TENGO, PILAR, POR ERUDITO Dilecta Pilar Mujer, no me tengo por un erudito (y, como antaño me hizo mucha gracia leer el subtítulo zumbón, hilarante, que eligió don José para que acompañara al rótulo que había ideado para su satírica obra, “Curso completo de todas las ciencias, dividido en siete lecciones, para los siete días

Cuando la crítica mordaz se impone

CUANDO LA CRÍTICA MORDAZ SE IMPONE (¿EL INTERÉS GENERAL DÓNDE QUEDA?) Aunque no se dejó caer (por las turcas habituales allí) ni ver (corrían rumores, ríase se quiere, de que existían deudas que permanecieron durante meses y aun años sin saldar) a menudo por “La Facultad” (cafetería que su primer dueño, Joaquín Onuba Rincón,

Prefiero dedicarme a trenzar textos

PREFIERO DEDICARME A TRENZAR TEXTOS Dilecta Pilar: Prefiero dedicarme a trenzar textos en la biblioteca que a especular en casa con qué me recomendará el doctor Iñaki Alberdi Ibáñez, cuando acuda hoy, martes (como sabes, día guerrero), a las 12 y 10 horas, hora de la cita, a su consulta. Ya he releído tres veces el informe clínico

Eso mismo más veces me ha pasado

ESO MISMO MÁS VECES ME HA PASADO Hay agrupaciones o rosarios de palabras tan prudentes, tan sabias, que un día las leíste donde te consta o las oíste no sabes, a ciencia cierta, dónde, pero tanto unas como otras (¡tanta importancia les concediste!) quedaron grabadas a fuego en tu mente. De las que entrecomillaré luego, por ejemplo,

¡Enhorabuena!, sí, y ¡felicidades!

¡ENHORABUENA!, SÍ, Y ¡FELICIDADES! Dilecta Pilar: Como lo precipuo, primero o principal debe ir en cabeza (si la memoria no me falla, en más de una ocasión he arrancado alguna otra epístola que te he redactado y remitido a tu dirección de correo electrónico de la misma guisa), hoy se impone esta: ¡Enhorabuena! ¡Felicidades! ¡Enhorabuena!

«De todo cuanto piensas hay un poco»

“DE TODO CUANTO PIENSAS HAY UN POCO” Aunque son legión las/os que creen a pies juntillas que los cuatro contertulios habituales de “Otramotro” (Emilio González, “Metomentodo”; Elvira González, “Metáfora”; Eladio Golosinas, “Metaplasmo”; y Edurne Gotor, “Metonimia”) son, como él, tudelanos, lo cierto y curioso es

Pilar, sé coherente y humaniza

PILAR, SÉ COHERENTE Y HUMANIZA (ME CONSTA QUE YA LO HACES A MENUDO) Dilecta Pilar: Sigo, sigo (ojalá sea por muchos años, siempre que no dé guerra), como Joe Rígoli (en el papel de Felipito Takatún), vivito y coleando, como pez de colores en pecera. Quien hace bromas regularmente, verbigracia, servidor, como contrapartida, tiene que

¿El sentido común es el más raro?

¿EL SENTIDO COMÚN ES EL MÁS RARO? “Ese precioso y necesario don del sentido común, que es el menos común de los sentidos”. Ramón Gómez de la Serna Si consideramos lo que solía sostener donde se hallara o fuera (dentro también —pido disculpas por la extravagante sugerencia que me ha hecho uno de los heterónimos zumbones que

La cornucopia es tropo de tu pluma

LA CORNUCOPIA ES TROPO DE TU PLUMA Dilecta Pilar: El sábado pasado leí tu columna “La pintan calva” en el Heraldo de Aragón. La mitología sobre la diosa Ocasión te sirvió (la aprovechaste, de manera inteligente: mutatis mutandis, hiciste algo parecido a lo que cuenta la imagen que elegiste para que acompañara a las palabras que

Aquí urge promover el voto en blanco

AQUÍ URGE PROMOVER EL VOTO EN BLANCO ¡CUÁNTAS VERDADES NARRAN LAS MENTIRAS! Ayer se celebró en el orbe entero (ergo, también en España; por tanto, sí, ídem en Algaso (tal vez algún día alguna ciudad de la piel de toro o de Iberoamérica, de nueva creación o cuño, se llame así; incluso puede que, desconociendo servidor, un ignorante

De todo hay en la viña del Señor

DE TODO HAY EN LA VIÑA DEL SEÑOR Dilecta Pilar: Acabo de comprobar que la frase que adjudicas a Ortega, en realidad, es de Ramón Gómez de la Serna, que la formuló de esta guisa: “Ese precioso y necesario don del sentido común, que es el menos común de los sentidos”. Con lo apuntado en el párrafo precedente no pretendo decir que

¿Cómo has de proceder con un problema?

¿CÓMO HAS DE PROCEDER CON UN PROBLEMA? ¿VENCER A UN ENTERO OGRO NO ES UN LOGRO? Acaso a ti, atento y desocupado lector (seas ella o él) de estos renglones torcidos, te sirva mi método, que, como lo aprendí de uno de los amigos, colegas y émulos que hice y tuve mientras conviví con quienes nos formaron, los religiosos Camilos, durante

Misiva a Isis, mi musa tinerfeña (16)

MISIVA A ISIS, MI MUSA TINERFEÑA (16) Dilecta Isis: Gracias, muchas gracias, por tus buenos deseos de salud (los sábados por la tarde, cuando quedo con Pío y Diana en la Plaza de los Fueros o Nueva para zuritear, en los bares donde entramos solemos brindar en latín por la salud y la amistad: “Salutem et amiticiam!”, proferimos), para

Todo se deteriora con los años

TODO SE DETERIORA CON LOS AÑOS Dilecta Pilar: La “maquinaria” del cuerpo humano, aun siendo su arquetipo o prototipo excelente (siempre que no contenga o se haya advertido en su mecanismo un error o fallo garrafal, o sea, acarree la tara de fábrica —léase nacimiento—), con el paso de los años va deteriorándose. A veces, me he

Nada sabía del Gigante Santo

NADA SABÍA DEL GIGANTE SANTO PEDRO MARÍA PIÉROLA GARCÍA Si no recuerdo mal, que puede (si nadie se siente molestada/o, irritada/o o cabreada/o, agregaré que, de vez en cuando, o de cuando en vez, me consta que esto, no rememorar la fetén, me sucede y, por eso, no me duelen prendas reconocer que en más de una ocasión quienes me conocen

Misiva a Isis, mi musa tinerfeña (15)

MISIVA A ISIS, MI MUSA TINERFEÑA (15) Dilecta Isis: Lamento el retraso (más de dos días, en responderte), pero ya sabes que no tengo ordenador ni acceso a Internet. Celebro que estés bien. No tiro cohetes, porque no los tengo a mano y no voy a ir a comprarlos; prefiero dedicar el tiempo que iba a invertir en dicho menester en contestar

¿Por qué me he enamorado hasta los tuétanos?

¿POR QUÉ ME HE ENAMORADO HASTA LOS TUÉTANOS? Hay quienes no entienden por qué me he enamorado hasta los tuétanos de ti, Iris. Si ellas y ellos hubieran sabido leer en tus pupilas y hubieran interpretado, de modo correcto, lo que decían, habrían podido colegir cuanto otrora, durante tres días consecutivos del pasado estío (que ahora

Entre lo que nos gusta priorizamos

ENTRE LO QUE NOS GUSTA PRIORIZAMOS Dilecta Pilar: Como lo primero y principal debe ir en cabeza, confío, deseo y espero que lo de tu padre sea algo pasajero y la ecografía que le hagan el 12 demuestre que el mal fue efímero, fugitivo. Incluso entre aquello que nos gusta, como debe ser, establecemos un orden de prelación, o sea, priorizamos.

Reverso del tiquete de un almuerzo

REVERSO DEL TIQUETE DE UN ALMUERZO En alguno de los bolsillos del pantalón, la camisa, la americana o el abrigo que viste Otramotro cabe hallar un papel con un verso, un apunte y hasta una décima cabal o sui géneris, casi siempre sin enmendar. El susodicho suele ser el reverso del recibo de una compra o una servilleta de papel. Que permanece

Misiva a Isis, mi musa tinerfeña (14)

MISIVA A ISIS, MI MUSA TINERFEÑA (14) (ESTA EPÍSTOLA NO ES UNA VENGANZA) Dilecta Isis: Te ruego con especial encarecimiento que no interpretes ninguno de mis textos (hayan sido urdidos en prosa o en verso) como un ataque a tu persona(lidad) arrolladora, porque, si en algo confío, si algo deseo y espero, es no ser nunca (ni contigo ni con

De todo nos ocurre a los humanos

DE TODO NOS OCURRE A LOS HUMANOS Dilecta Pilar: Cierto. De todo, óptimo, bueno, regular, malo y pésimo nos ocurre a quienes andamos, ora podando, ora vendimiando, en la viña del Señor. No obstante, acaso convendría señalar lo obvio, que hay quienes somos “raros” desde la cuna, verbigracia, tu amigo, servidor, quien firma estos renglones

Verás que menos te agitas

VERÁS QUE MENOS TE AGITAS      Te tocó; es así la vida. De nada sirve el reproche, Se haga de día o de noche. Ahí seguirá la herida Y la cicatriz, querida. Sé que en silencio tú gritas, Pero cuanto antes admitas Que no eres, hija, la misma Desde tu golpe en la crisma, Verás que menos te agitas.      Ángel Sáez García   

Bienvenida la coña marinera

BIENVENIDA LA COÑA MARINERA Dilecto José Ignacio: Como mero aperitivo de lo que podrás leer esta tarde (entonces te contestaré por extenso al correo, ya que dispondré de más tiempo), te adjunto un párrafo del parecer que acabo de darle a Pilar (con casi las mismas palabras): Han pasado dos días y las cifras que das (que son las que

Sería esa chiripa la caraba

SERÍA ESA CHIRIPA LA CARABA No tengo por costumbre contar mis sueños a la gente con la que sueño; por la sencilla razón de que varias de las personas que han aparecido en ellos (y hasta en diversas ocasiones) todavía no las he conocido, aún no las conozco y tal vez jamás llegue a conocerlas (por uno de estos dos motivos, o porque no

Misiva a Isis, mi musa tinerfeña (13)

MISIVA A ISIS, MI MUSA TINERFEÑA (13) Dilecta (amada con voluntad honesta y/o amor reflexivo) Isis (empecé llamándote como te llamas de verdad, con tu gracia de pila; quise ocultar tu nombre bajo o, en su defecto, tras, el de Isis, pero he vuelto por mis fueros, o sea, a mis andadas decentes, como te consta, en otras urdiduras o “urdiblandas”):

No es malo coincidir ni discrepar

NO ES MALO COINCIDIR NI DISCREPAR Dilecta Pilar: Como coincido con tu criterio, no agregaré más que un amén aquiescente. Las tres personas mentadas, José Carlos, José Luis y María Antonia, se han hecho merecedoras de que incrementáramos nuestro inicial cariño y respeto por ellos. Yo creo que todos los sensatos (aunque nosotros nos

Deja un rastro de fragancia

DEJA UN RASTRO DE FRAGANCIA   EN EL AMBIENTE LA RISA      Si conmigo, Iris, te enconas, Pero luego me perdonas, Te diré lo que un pianista Danés, Borge, y humorista Adujo: entre dos personas Llamó risa a la distancia Más corta; de su importancia Son muchos los que han hablado Y con otros entablado Amistad por su fragancia.     

Libre fluya la expresión

LIBRE FLUYA LA EXPRESIÓN      Prohibir una expresión Porque nos resulte odiosa Una acción muy peligrosa Puede ser, de asaz presión. Os haré una confesión: Esto aprendí en cierto curso; Quien defiende que un discurso Que ofende debe vetarse Abona sin cuenta darse Que echen el de él del concurso.      Ángel Sáez García   

A Iris, que en eso se esmera

A IRIS, QUE EN ESO SE ESMERA      A la “viejoven” edad En la que este menda se halla, Siente lo que no se calla; Que el frío en la soledad Se acrecienta y la humedad; Que, aunque poco bueno espera, Puede ocurrir la repera En cualquier sitio o momento Y erigirle un monumento A Iris, que en eso se esmera.      Ángel Sáez García

Así de original es Otramotro

ASÍ DE ORIGINAL ES OTRAMOTRO Dilecto José Ignacio: Si no te enfadas conmigo, intentaré explicártelo como suele hacer uno de mis heterónimos (al que le tengo, si no de forma perfecta, satisfactoriamente aleccionado), mi amigo Emilio González, “Metomentodo”: una es la fecha en la que el hacedor de mis días (todo autor es, de alguna

Oír tocar a muerto me aterraba

OÍR TOCAR A MUERTO ME ATERRABA Ignoro, atento y desocupado lector (sea ella o él), si le ha ocurrido o ha vivido algo parecido a lo que me acaeció o tocó experimentar a mí, esto es, si nació en el seno de una familia numerosa (cuando yo vine al mundo, tenía un hermano mayor, José Javier, pero, gracias a Dios o al azar, se sumaron a

Misiva a Isis, mi musa tinerfeña (12)

MISIVA A ISIS, MI MUSA TINERFEÑA (12) Dilecta (conjeturo o juzgo que te cuadra o encaja mejor otro adjetivo más cabal, y este en grado superlativo, pero prefiero contenerme y guardarlo en el tintero, por si, dentro de un tiempo, se da la ocasión propicia para expresarlo con total libertad, sin cortapisas) Isis: Como no puedo (porque así

Un día escribiré con más detalle

UN DÍA ESCRIBIRÉ CON MÁS DETALLE Dilecta Pilar: Siempre recordaré que a José Carlos le ayudaba a pasar (él escribía a máquina lo que yo le dictaba) los apuntes de Filosofía (cuando estudiábamos COU, en el colegio “Enrique de Ossó”, “Las Teresianas”). Por alguna caja deben andar arrumbados esos materiales (si hubiera impartido

Intuyo, Iris, que Dios hará un milagro

INTUYO, IRIS, QUE DIOS HARÁ UN MILAGRO   En menos tiempo del que invierte Diana En extraer de su carcaj la flecha, Colocarla en la cuerda (que la acecha) Del arco, dispararla y hacer diana,   En menos, servidor, de meridiana Manera, en la jornada de la fecha, Que él contento está y ella satisfecha Constata; y que la dicha es cotidiana.

Te agradezco la muestra de empatía

TE AGRADEZCO LA MUESTRA DE EMPATÍA      Dilecto José Ignacio:      Te comento lo mismo que les he referido antes a otros (María Pilar Martínez Barca, verbigracia). No tenemos (ni tú ni yo) ninguna obligación de contestar, pero yo lo intentaré siempre que pueda (no tengo acceso a Internet ni ordenador; son varios los que no me

Ángel Sáez García

Ángel Sáez García (Tudela, 30 de marzo de 1962), comenzó a estudiar Medicina, pero terminó licenciándose en Filosofía y Letras (Filología Hispánica), por la Universidad de Zaragoza.

Lo más leído