La Guerra Civil virtual

Hasta ahora no había captado en su plenitud las grandes virtudes que atesoran las redes sociales. No entendía qué podía haber de interesante en escribir sandeces de 140 caracteres o en exponer tu vida a la mirada ajena conforme la vas consumiendo. Una pérdida del escaso tiempo que Dios nos da y una ficción mucho menos verdadera que la

Ciudadanos y la centrifugación nacional

Lo único que no puede hacer Ciudadanos es sumarse a la disgregación nacional a que nos ha llevado la actual oligarquía de partidos. A algunos de sus nuevos integrantes, que ayer no más decían eso de que Andalucía es Andalucía y Murcia (supongo que se referían a la Región de Murcia y no al Ayuntamiento de su capital) es Murcia, habrá

El cadáver de España

España es un cadáver de la Historia al que hace años mandamos al tanatorio para no velarlo en nuestra casa. Eso lo sabemos todos, pero vivimos como esos deudos que siguen hablando con sus muertos y ponen la cristalería completa para sentarse a cenar. También sabemos todos que su muerte comenzó el día que decidimos deshacer un proceso

El mundo al revés: Ancelotti se va, Rajoy se queda.

En su devenir de yogur helado, Mariano Rajoy no parece haber alcanzado a descubrir que la gente, además de bolsillo, también tiene corazón. Acaso por eso haya terminado por construir un partido sin alma, una organización de burócratas y tecnócratas sin coraje, sin ilusión, sin una idea ni de España ni de nada, más allá de la funcionarial

Todos pierden, nosotros ganamos

Ya saben ustedes que al día siguiente de unas elecciones, como por ensalmo, todos dicen haber ganado. Quizás lleven razón y los partidos nunca pierdan -como la energía-, sólo se transformen. El caso es que en esa transformación los votantes, eso que ya nadie nombra, el pueblo, ganemos algo. Y esta vez, sí, esta vez ganamos nosotros.

El vascuence, lengua oficial de Almería (y II)

Tuve que cerrar los comentarios en la anterior entrega de este blog. Los insultos y, sobre todo, el odio que destilaban me llevaron a tomar esa decisión. Hay una España cuya capacidad para odiar me sorprende siempre, aunque la conozca. Es la pena de España lo que me mueve a insistir en algunas de estas cuestiones, para explicárselas a

El vascuence, lengua oficial de Almería

Al señor Garitano, entrenador de un equipo hasta ayer muy simpático para todos los españoles, le sentó muy mal que en Almería no entendieran el vascuence. Y se lo dijeran, claro. Si se hubieran callado, como venimos haciendo desde hace cuarenta años ante la bravuconería nacionalista, entonces todo habría marchado como siempre, en el

Ni barcos ni honra

Se preguntan en el Gobierno de Rajoy, obtusos y asombrados, por qué están siendo abandonados por los españoles. Y por supuesto, entre los españoles, muy especialmente por los catalanes. No es sólo la presencia de la brillante Alicia Sánchez Camacho, siempre tan audaz en sus pulsiones de cuasi con-fusión con el mas-pujolismo, sino, sobre

Billie Holiday desde el otro lado

Aún me dura el estremecimiento de la primera vez que oí a Billie Holyday cantar My Man. Era una mezcla de queja sexual y lamento de gata apaleada, el canto seco de todas las chicas negras y apaleadas que jamás serían felices. Yo era aún demasiado joven para entenderlo, pero aquel desgarro sin grito, aquella voz que se rasgaba a sí misma,

Verde y blanca

Lo que ha pasado en Andalucía lo anticipó, semanas antes, el diputado granaíno Manuel Pezzi el día en que se envolvió en la bandera andaluza en una sesión del Congreso. Debatí con Pezzi hace unos años en un debate en la Cámara Alta sobre la LOE zapatera, la ley de educación vigente y que no les engañen las mareas, que la LOMCE del

Irina más que nunca

¿Ustedes han mirado bien a Irina Shayk? ¿Han advertido su suavidad felina, sus ojos sin fondo, la boca de ámbar y fresas, la tersura, la gracia? ¿Han visto sus últimas fotografías, envuelta en transparencias, perfilada, turgente? ¿Han admirado su preciosísimo culo, con qué delicadeza ondula su cuerpo, cómo asciende y cae hacia unas

Mi debate en «Para Todos La 2»: Contra la ‘Nueva Pedagogía’

Hace unas semanas estuve invitado en "Para todos La 2", el muy interesante magacín cultural de las tardes de TVE, para sostener un debate sobre enseñanza que llamaron "La escuela del siglo XXI", entiéndase el sistema educativo, con lo que en el fondo ya se planteaba si lo del XX es una antigualla. A mí me tocaba el papel de defensor de

Ya no son nacionales ni las catástrofes

La verdadera catástrofe nacional no es que el Ebro haya arrasado Navarra y, sobre todo, Aragón. La catástrofe es que a los demás empiece ya a no importarnos. Que los españoles hayamos dejado de sentir que pertenecemos a algo más grande que el villorrio, el condado caciquil o las fincas de los señoritos instalados en los feudos autonómicos.

Chacón en Murcia

Hace unos días se apareció en Murcia doña Carme Chacón, no diré que recién bajada del cielo, digo de Miami, pero al menos con la misma ignorancia sobre España que antes de irse. Y lo que vino a decirnos, como gran revelación, y muestra de delicadeza y tacto políticos, es que fuera no se conoce a la Región de Murcia más que por la

Labor de Zapa

A nadie le cuadró tanto una expresión. De la pala pequeña llamada ‘zapa’, el trabajo de zapa consiste en socavar, corroer algo para hundirlo y obtener beneficio. La Academia la define como la labor “que se hace oculta y solapadamente para conseguir algún fin”. En el caso que nos ocupa no se me ocurre otro fin que la querencia dañina

Podemos, la gramática y la asimetría

Debo de ser el único columnista español que aún no ha escrito ningún artículo sobre Podemos. A mí, de Podemos, no me molestan su financiación chavista-bolivariana, ni sus líos con Hacienda, ni las corruptelillas que ya indican que serían, en cuanto llegaran, la misma casta contra la que marchan, la misma casta que constituyó siempre

Un abertzale en Barranda

Barranda es una pedanía de Caravaca, una de las ciudades más bonitas de España, conocida por su famosa Cruz y por ser una de las cinco ‘ciudades santas’ (con jubileos concedidos a perpetuidad por el Vaticano) de la cristiandad: Jerusalén, Roma, Santiago, Liébana y Caravaca. Aquí llamamos pedanías a los pueblos pequeños o aldeas

El rescate catalán, ‘Ganemos’ y ‘Podemos’

Según me voy aclarando, entre el imperativo y el indicativo, Ganemos y Podemos, hay una coincidencia (además de que sus manifestantes son siempre los mismos) que se extiende también a otras plataformas como la de Antidesahucios o la partidaria del ganso silvestre, y, en general, a la izquierda más allá del PSOE, pobre. Se trata de la

La hepatitis C de Montoro y Rajoy

Arguyen desde el Gobierno que no entienden por qué los españoles los abandonan, si han salvado a España del hundimiento. Es verdad, pero hay que añadir cómo se ha hecho y el precio pagado. Acaso algunos ejemplos sirvan a los arrolianos (casi arrianos, como los visigodos) para entender cuál ha sido la verdadera dimensión de sus propios

¿Qué podemos decir?

No es una pregunta retórica. Es literal. ¿De qué podemos hablar o escribir y, sobre todo, hacer chistes? Cualquier escritor debe tener hoy, y más en España, donde el nivel de cretinismo intelectual es muy superior al francés –no en vano España estuvo presidida durante ocho años por Zapatero, manifestante hoy contra sus propias alianzas

SPES y la muerte de la Enseñanza Media

Hasta finales de los años ochenta, una de las profesiones más prestigiadas y atractivas para los universitarios españoles era la de profesor de instituto. Socialmente muy valorados, por la dificultad de unas oposiciones muy duras y exigentes, no la pantomima patética que hoy constituyen, los catedráticos y agregados de Bachillerato gozaban

La lotería o la utopía

He decidido aumentar considerablemente mi inversión semanal en Lotería. Y ahora, además, jugaré a todo, visitaré los casinos, apostaré por el triunfo liguero del Córdoba C.F., mi segundo equipo en Primera -después del viaje a las sombras de mi Betis-, a ver si me hago muy millonario y me escapo de aquí con mi familia en algún barco

El derecho a decidir como golpe de Estado

Hace poco más de un año, el 26 de octubre de 2013, publiqué este artículo en papel. Pasmo produce el ostentóreo (feliz dislate de aquel precursor malayo que fue Jesús Gil) silencio del presidente del Gobierno español ante el enésimo intento del catalanismo de someter al resto de los españoles, de consolidar legalmente la situación

Ucraña

El lunes ya seremos Ucraña. La República de Donetsk-Barcelona habrá proclamado su independencia de facto y Kosovo, Escocia, Andorra y la Federación de Hondarribia-Irurtzun habrán reconocido su existencia. Disuelta la legalidad expanyola, consolidado el nuevo sujeto de soberanía que el referéndum de trampantojo habrá establecido, y

La descomposición

El río de la mierda se lleva también la democracia. Los partidos que han gobernado hasta ahora se descomponen entre una diarrea de rufianes y el miedo a ser despeñados, y andan a lanzadas en los foros, en los periódicos, en ese invento que confunde cuanto toca que son las llamadas redes sociales. Esas redes que pretenden sustituir a las

Tácticas nazis en Barcelona

Hasta ahora la mascarada del nacionalismo catalán había dado hasta para unas risas. Ver a las razas superiores hundidas en la estupidez que habían ocultado, en la corrupción y, sobre todo, en el más hilarante ridículo, es siempre un espectáculo reconfortante, casi de Cuaresma, pues nos recuerda lo que ya sabíamos pero -sobre todo ellos-

El ‘Madrit’, el Barcelona y el ‘franquisme’

El pasado domingo por la noche, en horario principal, TV3 emitió un documental sobre el Madrid para demostrar que todas sus victorias y trofeos fueron obtenidos gracias a la intervención del mismísimo Francisco Franco, que nada más levantarse llamaba a los dirigentes europeos del fútbol, que tanto lo querían, para que el Madrid ganara

El Barça, el referéndum y la Liga (y Mas)

España se nos cae a pedazos y nos preguntamos qué nos ha pasado. Y sin embargo la respuesta está en uno de los chascarrillos más certeros que contamos sobre nosotros mismos: en España no cabe un tonto más. Y lo que es más grave: que en la dos regiones expañolas más desarrolladas y ricas, Vascongadas y Cataluña, no es que ya no quepan,

Las Autonomías y la venganza de la Armada Invencible

España inició su decadencia con aquella derrota frente a las costas escocesas, inglesas e irlandesas. Casi cincuenta años después, en Rocroy cayeron por primera vez los tercios y Westfalia refrendó el fin de nuestra hegemonía. Pero la Historia, gran madrastra, se encarga siempre de rebajar la soberbia de los vencedores, como nos hizo

El nacionalismo no es respetable ni legítimo

Una de las ideas más antidemocráticas, y corrosivas para la democracia, es la de que todas las ideas, opiniones y posiciones políticas son respetables. Entre nosotros la tontería ha calado hasta desarmarnos frente al agitprop nacionalista que presenta el referéndum catalán como un impecable ejercicio de democracia, al que sólo se oponen

Madridistas y borbónicos

Lo peor es el ridículo. Celebrar una derrota ya revela un estado de psicología colectiva instalado en el resentimiento. Es una enfermedad, pues, bien leída, aquella Guerra de Sucesión no fue más que una guerra civil (quizás la primera) española, y también europea, y no una guerra entre regiones o reinos. Lo que Cataluña nunca fue.

El fin del mito catalán

El trimestre que se avecina pasará a la Historia como el que culminó el fin de un mito: el del catalanismo como opción regeneradora frente al agotamiento castellano. Durante más de un siglo nos han sacado los higadillos y nos han usado como una especie de territorio colonial, al amparo de la supuesta superioridad catalana (la vertebración

De Pujol a Messi

A estas alturas de la Historia, acaso pueda ya hablarse de una escuela catalana de evasión fiscal. Sólo que en el caso de Pujol lo grave no es la evasión, sino cómo se obtuvo lo evadido. Aunque eso lo saben todos los que pagaron, y todos los que cobraron, media Cataluña, la que se reivindica como diferencial cuando su sistema de robo

La España catalanizada

-A lo que estamos asistiendo es al fin del modelo de una España catalana: disgregada en feudos controlados por castas locales en un auténtico regreso al Antiguo Régimen, a la España austracista cuya derrota en 1714 siempre reclamó el separatismo catalán como el origen de su frustración. Lo que se hizo en 1978 fue ofrecerles a catalanes

Las balanzas del error

Y el error de las balanzas. En España la verdad no se soporta. Todas las estupideces que hemos asumido sobre nosotros mismos, de la Leyenda Negra a los nacionalismos pequeñoburgueses vasco y catalán, se desharían como lo que son, espantajos ideológicos, en cuanto fueran sometidos a los hechos, los datos. Pero a los hechos y los datos

La FIFA y Messi

Antaño creíamos que el mundo era sucio y el deporte limpio. Sabíamos que era mentira, pero era una de esas bonitas mentiras que hacen más soportable la vida. Ya ni siquiera nos queda esa ilusión. Lo que acaba de hacer la FIFA al conceder a Messi el galardón de mejor futbolista del Mundial-2014 es mucho más que un escándalo o una nueva

El PSOE se decide por el suicidio

Tienen una fábrica de clones de Zapatero. No sólo no han arrancado hasta las raíces el zapaterismo que nos ha destruido a todos, a nuestros bolsillos, a España, incluidísima Cataluña, y al propio PSOE, sino que los reproducen como marcas de una misma factoría. Madina, o la versión tenebrosa. Y Pedro Sánchez, por quien servidor apostaba

¡Viva el Rey!

Acabo de leer que los ayuntamientos de Gerona (Gerona, sí, Gerona, ¡pijo!, la Gerona heroica de Galdós: si en catalán diuen Terol o [Mùrsia], y escriben 'Corunya', ¿por qué tenemos que decir [Yirona] en español?) y Barcelona piden República y que a la infanta Leonor se le niegue el título de Princesa de Gerona. Quieren dejarnos hasta

Igualdad y República

Mi abuelo Alfonso era republicano. No he sabido, sin embargo, hacerme una carrerita sobre su sombra. Como tantos, fue represaliado por la misma República que ayudó a instaurar, y que acabó convertida en mera carcasa de la tiranía del Frente Popular. La II República se la cargaron los republicanos cuando cambiaron (o les cambiaron) un

La abdicación de España

Con la muerte de Adolfo Suárez y la abdicación de Juan Carlos I se acaba la España que inaugurábamos, jubilosos y esperanzados, en aquellos años finales de los setenta que hemos bautizado como la Transición. Éramos entonces una nación unida y alegre, que creía en el futuro y en la bondad universal. Siempre he pensado que fue aquella

Lo más leído