Los mercados y la cabra

Mientras España se va a hacer pijos, con perdón, la indignación ciudadana se dirige contra el par de horitas de más que habrá que trabajar o los ocho euros al mes en medicinas. Pero nadie se queja ni le exige al Gobierno central que anule la indemnización de casi 100.000 euros que se va a llevar cada ex-consejero de la Junta de Andalucía,

¡Visca l’Estat català! ¡Visca el Barça! ¡Visquin las caenas!

A veces sólo la ira nos saca del letargo. España me aburre, me adormece. Menos más que nos queda Cataluña para recordarnos por qué hemos llegado a este segundo 98. Es nuestra vocación de súbditos, ese eterno ¡Vivan las caenas! con el que antaño salía el populacho a celebrar su esclavitud y que eternamente retorna. Lo que ha acordado

Valcárcel y la camiseta de Pujante

Mientras en la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre propone la división en circunscripciones para acercar el voto a la realidad territorial madrileña, en la Región de Murcia el movimiento se presenta al contrario. Todo depende de los intereses, no del pueblo. Al final tendremos diecisiete sistemas electorales. Simplificando, que se dice.

El Madrid grande de España y el Barcelona del país pequeño

Con las víctimas mortales del terremoto de Lorca aún en las calles, sobre el dolor de los españoles de bien, los barcelonistas de todas las Españas salían jolgoriosos el pasado día 11 a celebrar el triunfo del catalanismo sobre la idea de una España de todos. Eso es, no se engañen, lo que significa el ‘mès que un club’, que el

Lorca y los vasallos buenos

Entonces de niños leíamos a los clásicos, que se quedaban ya para siempre con nosotros. Del Poema del Cid, en el que años más tarde tuve que adentrarme y analizar casi entero en su estadio original, lo que permanece en mi memoria es lo primero que guardé de él, ese verso que refleja la admiración de su propio pueblo hacia el hombre

Barça-Madrid: el separatismo catalán contra España

El Barça es más que un club porque cada vez que juega contra el Madrid castizo de los españoles del pueblo llano (aunque ellos pretendan hacerlo contra un Real Madrid que encarnaría la Nación institucional e histórica), lo hace contra España. Para derrotar y humillar a España, para cobrarse pequeñas revanchas contra su devenir de

Elogio del bachillerato elitista

La reacción del Gobierno y el debate abierto en España a partir del proyecto de un bachillerato de excelencia en la Comunidad de Madrid, revela, más que todos los datos sobre nuestra situación económica, la verdadera naturaleza de lo que nos pasa y sus causas: la corrosión del mérito como sistema de promoción social, la estigmatización

La Izquierda Quemada

Lo que se está abrasando bajo las bombas contra Libia es la izquierda española. Después de Zapatero ya no quedará nada, una mueca de cinismo, un reguero de cómicos desenmascarados en sus reverencias al tiranuelo, un pacifismo selectivo y meramente instrumental según quien ataque, una extrema izquierda cuyos rastas y piercings son el

Desmontar el socialismo

Si no advertimos que cuanto nos está pasando es, sobre todo, la crisis de un Estado que no podemos pagar, y de la mentalidad corporativo-social-nacionalista que lo ha hecho posible, no podremos encarar una solución duradera. En este sentido, la asfixia a que está siendo sometida la Región de Murcia por parte del Estado socialista y sus

El burro y la noria del 23-F

Si tuviera su edad y a nadie más conmigo, seguramente haría como Larra, levantarme la tapa de los sesos. O huiría, como Gauguin, a algún paraíso donde no se viviera en permanente contienda, en permanente mentira, en permanente impostura. Allí escribiría versos sobre las flores y las muchachas hermosas, que fue lo que debí hacer siempre,

Ocurrió en Murcia

Ahora que los privilegios catalanes han obligado a Z a abrir la caja (vacía), y que la mayoría de los sindicatos acaban de pactar con Valcárcel, quizás sea el momento de hacer balance de lo sucedido en Murcia durante los últimos dos meses. Y lo ocurrido tiene mucho que ver con tácticas de todos conocidas: la izquierda aprovechó unos

Libertad y humo

Está en la naturaleza de la izquierda el gen totalitario. Los que estudiamos el marxismo y conocimos el funcionamiento de los partidos socialistas y comunistas nunca deberíamos haberlo olvidado. Pero entonces nos engañaron. Aún recuerdo las convocatorias alrededor de un gran canuto para reivindicar la libertad de consumo del cannabis,

La guillotina y la casta política

¿Quién decidió que el ejercicio de la política se convirtiera en una fuente de privilegios? Recuerdo cuando en la Transición, aquella época ingenua en que creíamos que la democracia sería el reino de las ideas y la igualdad, discutíamos sobre si los cargos públicos debíar estar remunerados y cuánto. Hasta entonces, por ejemplo,

Cristiano y Mourinho en el país de los envidiosos

Si hubo un español, fue Lope. En él se encuentra cuanto fuimos mientras fuimos algo. Y en la plenitud de su triunfo, aclamado, querido y amado, cuentan que la envidia lo devoraba. Quiso ser reconocido y admitido entre los poderosos, entre los dueños de la sangre, entre los cortesanos, los aristócratas, los alzados a la condición de semidioses

Felipe (II), el regreso y la herencia

Zapatero ha llamado a los pretorianos no sé muy bien si para que le defiendan o para defenderse de ellos. Hace muchos años que pedí que su guardia acabara con Zetalígula, y ese es, al fin, el resultado práctico del cambio de Gobierno y el ascenso a valido de Rubalcaba: que nos encontramos con un gobierno intervenido por su propia facción

Arturo Pérez Reverte y los mierdas perfectos.

Han decidido que vuelvan las mordazas. Lo que al algunos más nos irritaba del franquismo era su mojigatería, aquel puritanismo hipocritón que en nombre de Dios mataba la vida. Pero al menos aquellos curas creían en Dios. Y estos curas socialistas de hoy cambian de Dios hijo sin cambiar de Dios padre, el poder, y ya no creen ni en Zapatero,

ZP: «La tierra no es de nadie, pero el mar sí: de Coalición Canaria».

Yo quiero que Zapatero se quede, que se presente, que gane. Cinco años más con este prodigio de jeta (por eso pacta con los jetales, ¿o son jeltzales?) podrán dejar España en polvo, sin sentido, polvo será, mas polvo desguazado, y que me perdone don Francisco de Quevedo, pero nunca habremos visto tales maravillas. No le bastaba con darles

¿Cómo saben que todos los que gritan contra Zapatero son de ultraderecha?

Cada día se parecen más a lo que recuerdo del franquismo, la excomunión de los discrepantes, la atribución de intenciones oscuras y 'subversivas' a cualquiera que criticara la infalibilidad del Caudillo o el encanallamiento que había ido floreciendo a su alrededor, recubierto siempre de 'ideales' y retórica obscenamente hueca. Se habían

Patética legión

En la huelga del 88, Madrid parecía la ciudad de Antonio López, una quietud de luz y cemento, una suerte de anticipación del silencio que sólo volvería a encontrar, un año después, en el agonizante y aplastado Berlín oriental anterior a la caída del Muro. Me acerqué hasta Sol. No hay huelga general en España sin Corte Inglés cerrado.

Adiós, sindicatos (el gran simulacro)

Las gloriosas organizaciones sindicales de esta hora de España, dirigidas con mano firme por Tojo y Méndez, e ideológicamente alimentadas por las productoras audiovisuales catalinas y chiquilicuatres del entorno de Buenafuente (catalanes son el guionista y los intérpretes de los vídeos neozafios de la UGT, y por eso el malvado jefecillo

Fidel y el dinosaurio

Al despertar supo que el dinosaurio todavía estaba ahí. Pero a diferencia del relato de Monterroso, lo que Castro no alcanzó a distinguir era si el dinosaurio era él o la Revolusión. Ese inmenso vestigio fósil de Cuenca, que revelaba la existencia de un tipo desconocido hasta entonces, con su joroba, sus alas, su condición carnívora,

Los boxeadores sonados (ETA y ZP)

Se han ido abrazados a las cuerdas a la espera de que uno de los dos desfallezca y salve a su adversario. Todas las reacciones de los medios adictos pretenden ocultar el hecho esencial: que ninguno de los púgiles cree en la victoria, en el K.O. definitivo del otro. Y quizás ni siquiera lo busque. En el caso de la ETA, porque sabe que el

El niño down de Vicente Del Bosque

La escena más emotiva que hemos podido ver en las celebraciones por el reciente Campeonato del Mundo de la Selección Española ha sido, al menos para mí, la de Álvaro, el niño-down de Vicente Del Bosque , abrazado a la Copa y festejando con todos los jugadores, como uno más, el éxito de España y de su padre. Estoy seguro de que cualquier

La Confederación Catañola y la izquierda (y III)

La Constitución es hoy papel de liar y hace demasiado calor en esta Murcia africana. Sólo queda la cansera, esa fatiga del espíritu que siempre devoró a los hijos de España que se atrevieron a soñarla civilizada, democrática, libre de caciques y de fanáticos capaces de gritar ¡Vivan las caenas!, el lema que nuestro Fernando VII de

La Confederación Catañola y el fútbol (II)

Si hay algo que revele esa escisión sentimental y política en que vive la Cataluña moderna desde la Renaixença (el inicio cultural de lo que luego daría en separatismo político), esa esquizofrenia que los ha destruido a ellos y a nosotros, es el fútbol, su conversión en símbolo y ejército de la frustración nazional que ha caracterizado

La Confederación Catañola (I)

La tragedia de España no es que Cataluña quiera ser independiente, sino que no quiera serlo, ni lo haya querido en plenitud nunca. Escindida entre una masa indiferente y ajena (la mano esclava que usaron para enriquecerse, charnega y abstencionista), y el núcleo de fe de la casta dominante que hizo de la nazión imaginaria el filtro de

Una salida de izquierdas para la crisis

La idea vendría a ser ésta: ahorrar es de derechas; gastar, de izquierdas. A partir de esta simpleza, empezarían los matices. La derecha limitaría el llamado gasto social (pensiones, sanidad, educación, subsidios varios), y reduciría el Estado, privatizando servicios y bajando los impuestos para dar oportunidades de negocio a la clase

La segunda derrota de la Armada Invencible

Íbamos a fascinar al mundo. Otra vez la España carcomida de deudas, de hidalgos hipotecados y lazarillos en paro, la de los nuevos señores en sus carrozas audi municipales y tintadas, volvía a creerse la dueña de los mares simbólicos. Cuatrocientos años de derrotas serían, al fin, vengados, y nuestros once estilistas rojos, convertidos

El Gran Pufo

Preparan los alemanes la máquina de fabricar marcos –esa moneda a la que los demás llamamos euro- para salvarse de nuestra ruina. De momento nos sostienen de los pelos, pero si no aprendemos a nadar solos, terminarán por soltarnos. Entretanto, gastamos el dinero que no tenemos en entregárselo a una banca cuasi rota para que nos compre

El Corpus y la Nación Nueva

Hay que echar pieles de cristiano a los leones de la clientela. En el pesebre braman porque van a reducirles las gollerías, y hay que calmar a los adeptos. Mientras el Imperio se hunde, vuelve el circo con más fuerza que nunca, y la arena se llena de Cristos, sotanas, cofias frescas de monja para entretener a los desesperados que creyeron

Zapatero sí es de izquierdas

Ha comenzado el espectáculo. Los que eran zapateristas hasta ayer, en el periodismo, en eso tan acuoso que se llama la cultura, en la política, en la empresa, el sindicalismo o la banca acaban de iniciar sus operaciones de abandono del barco, una defección de momento paulatina que con los días se hará desbandada, fuga, delirio, atropello.

El dilema espanyol (o la secesión de Cataluña)

Han olido a muerto. Los moros, los mercados… y los catalanes. Ya no es el cadáver de Franco, como entonces, cuando Hassán y su Marcha Verde se quedaron con el Sahara, es el cadáver de España el que se expande por el ‘Zanatorio’ como una pasta viscosa y ya no verde, marrón, marroncilla, marroncica, de todos los tonos del marrón,

La debacle

España está en quiebra y esto no ha hecho más que empezar. Y la ha quebrado él. Quienes planearon un cambio histórico sobre los cadáveres de 196 personas, quienes ejecutaron una venganza que apartara a España de la prosperidad y la destruyera, no pudieron encontrar un mejor intérprete que el sectario, rencoroso, embustero hasta el

El Entierro del Socialismo Murciano

El Partido Socialista de la Región de Murcia murió hace algunos años, para mayor precisión el día en que se derogó el Trasvase del Ebro con su asentimiento, su silencio, su obediencia culpable. Permanecía desde entonces en estado de embalsamamiento egipcio en un velatorio inacabable que llegaría a su fin, hace un par de semanas, con

Menos que un club

Ya no vendrán a la Cibeles a ciscarse en España. Lo que el catalanismo tenía preparado con la excusa de su victoria en la Copa de Europa era tomar Madrid, la odiada, y convertirla en el escenario universal de la última y rediviva ‘venganza catalana’ con la que los nuevos almogávares barcelonistas culminarían estos años de hegemonía.

Manifiesto por una vuelta al sentido común en la enseñanza

Hace un par de semanas que se ha hecho público un nuevo manifiesto contra las actuales leyes educativas socialistas, pero también con la intención, creo, de advertir al Partido Popular de cuáles habrían de ser las líneas maestras de una reforma del actual desastre, de modo que no se deje arrastrar por razones de táctica política a

Juegos de agua (el fin del Trasvase)

No habría enfrentamiento entre españoles si alguien gobernara en Madrid. No hace tantos años que se aprobaba un Plan Hidrológico Nacional con la aquiescencia de los regantes y de los gobiernos regionales, incluido el de Castilla-La Mancha. Hoy pareciera que eso no hubiera podido ocurrir nunca, o acaso en algún milenio olvidado. Entonces,

Zapatero no está muertoak

Eso, y no otra cosa, es lo que ha venido a decir Mayor Oreja. Pero todas las plañideras de España se han echado al monte a verter ‘lágrimos’ como ríos, han rapado sus cabezas y se han azotado con racimos digitales las espaldas de plasma. La izquierda zapatera, que lo estaba esperando, porque así pueden volver a esgrimir su honor mancillado

El más grande (¡Hala Madrid!)

El fútbol es la infancia que perdimos. Por eso es más grande que la vida, porque es la única vida en plenitud que hemos conocido, la única perfecta, completa. El fútbol es la memoria de aquel paraíso donde sólo importaba el balón, el juego en el que alguna vez fuimos ángeles, aquel pase, aquel remate de cabeza, la gloria de una finta.

Lo más leído