¿Son las iglesias cristianas un riesgo para la seguridad?

En Egipto, multitudes musulmanas atacan a los cristianos, destruyen sus iglesias. El 14 de abril de 2018 una turba musulmana, exaltada por los sermones de la mezquita del viernes anterior, atacó la iglesia de la Santísima Virgen y al Papa copto Kyrillo en Beni Meinin, Beni Suef.
Hay 3.500 iglesias que esperan desde hace décadas para recibir un permiso de apertura, lo que las autoridades van poniendo todos los impedimentos posibles, pero la iglesia de la Santísima Virgen había sido utilizada durante unos diez años, el comité de la autoridad de construcción la había visitado ese mismo día para preparar su legalización.
La reacción de los musulmanes fue incendiar la iglesia, la policía detuvo a más de cinco cristianos por el «grave crimen» de intentar apagar el incendio iniciado por los musulmanes; en realidad la policía detuvo al azar a los cinco cristianos al azar y a once de los musulmanes atacantes y pirómanos fueron arrestados.

El 22 de mayo, las autoridades egipcias llevaron a los cristianos a reconciliarse con los musulmanes, los once musulmanes incendiarios fueron liberados pero para que fueran liberados los cinco cristianos -arrestados al azar- los cristianos coptos tuvieron que aceptar cerrar la iglesia, no tener más misas, bodas o servicios fúnebres, porque -tal como afirmaron la policía y las autoridades locales, la iglesia es un «riesgo para la seguridad».

Todo este proceso se repitió cuatro días después, otra turba musulmana atacó una iglesia en la aldea de Al-Shufaq en la provincia de Beheria, después de habiar soliviantado a los musulmanes en la mezquita, musulmanes arrojaron piedras a las casas de los cristianos, intentaron prender fuego a la iglesia. Siete cristianos fueron heridos, la policía atrapó a once musulmanes y a nuevo cristianos. La policía, con la connivencia de las autoridades locales, emplean la táctica de detener a cristianos para presionarlos a la reconciliación, para que no se emprendan acciones legales contra los musulmanes culpables a cambio de liberar a los cristianos detenidos y garantizar un final rápido de las hostilidades, a cambio de clausurar las iglesias, ya que «son un factor de riesgo para la seguridad».
Los cristianos tienen que aceptar esta situación porque en caso contrario los jóvenes cristianos -inocentes- arrestados son torturados e irán con total certeza a la prisión.
Varias iglesias han sido cerradas con este procedimiento que está cundiendo en Egipto.

NOTAS

https://www.worldwatchmonitor.org/2018/04/egypt-church-application-triggers-another-attack/

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído