Al Andalus y Eurabia, en un futuro cercano

La baja tasa de natalidad de la población autóctona europea, la pérdida de identidad de Europa, el abandono a sus raíces y principios éticos, la falta de músculo y nervio para defender la libertad –la defensa a veces exige el músculo militar-, la aceptación de la paz por miedo a la guerra, no por el amor a la paz como ideal, el miedo al islamoterrorismo que impregna toda la política europea, el chantaje que los islamistas “moderados” ejercen con la palanca al miedo al Yihad de los “radicales”, las crecientes concesión a los devotos del Islam, la petróleo-dependencia energética de las economías europeas, los intereses comerciales de corta visión con el mundo del Islam, la fuerte inmigración de musulmanes, la alta tasa de natalidad de los inmigrantes musulmanes, la falsa creencia cada vez más extendida de que la entrada de Turquía en la Unión Europea servirá para “moderar” a los islamistas –cuando no existe dicha distinción entre islamistas moderados y radicales en la realidad- la creciente islamización hacia el salafismo de los musulmanes que viven en Europa, el avance imparable de la Yihad a nivel mundial alentado y subvencionado por Arabia Saudita e Irán, el poder creciente del islamoterrorismo irano-dependiente y saudi-dependiente, y el colaboracionismo de los izquierdistas europeos que sienten fascinación por la extrema derecha del Islam van empujando el Viejo Continente hacia el precipicio de Eurabia.

Las reivindicaciones islamistas de reislamizar la península ibérica, el Al-Andalus en el ideario musulmán, y la idealización, que no real ni histórico, de un mundo “tolerante” del antiguo Al-Andalus por parte de los izquierdistas que sólo son capaces de chocar y ridiculizar al Cristianismo y demonizar a Israel, mientras claudican como perrunos vasallos ante sus señores, los nuevos Califas del Yihad.

¿Qué futuro depara a Europa y España cuando no sean más que Eurabia y Al-Andalus?

Si los europeos no toman consciencia de que su cultura y la libertad y los valores de solidaridad, igualdad de género, respeto a las minorías, tienen que ser defendidas en cada generación, y se duermen en los laureles de la amnesia colectiva, la nueva oleada yihadista que se cierne, (a veces ruidosa, con los estruendos del terrorismo, y a veces silenciosa, con los privilegios en exclusiva que se le conceden), derribará el espíritu decadente del Viejo Continente y será sustituido por las tinieblas que creará el manto del Islam que cubrirá la faz de Europa.

Los jurisconsultos del Islam tienen tres modelos a imitar:

1. Arabia Saudita, modelo sunnita, sin ningún tipo de “contaminación” por no-musulmanes.

2. La República Islámica de Irán, modelo chiíta, sin ningún tipo de “contaminación” por no-musulmanes.

3. El “modelo” ideal, sintetizadamente expuesto por el Dr. Israr Ahmed (1932-2010) en referencia a la estructura de un Califato Islámico [1]
El Dr. Israr Ahmed describe las características fundamentales del estado islámico –Califato-, y reproducen sus propias palabras, traducidas del urdu al español por MEMRI:

¿Cuál sería el esquema constitucional de un estado islámico moderno ideal? O en otras palabras, ¿qué forma tendría el sistema islámico del Califato, la política estatal en la práctica? Debates filosóficos e ideológicos de lado, lo que el autor puede decir de manera positiva sobre la base de su estudio y contemplación es que va a ser el estado más democrático de los tiempos modernos y tendrá sólo dos diferencias fundamentales con el estado secular democrático basado en el nacionalismo territorial:

1. La soberanía de Alá

La primera y más importante diferencia básica es que la soberanía pertenecerá a Alá. Eso se expresará en la supremacía incondicional y completa del Corán y el Sunna sobre el sistema y la ley. Esta supremacía será, obviamente afirmada en la constitución como base de la existencia del estado. Por lo tanto el estado no estará basado en la soberanía del hombre, sino en su servidumbre a Ala.

2. La ciudadanía islámica

La segunda gran diferencia, que también es una deducción lógica del principio discutido anteriormente, es que la plena ciudadanía no se otorgará a todas las personas que viven dentro de sus límites geográficos, sino únicamente a aquellos de entre ellos darán a conocer su creencia en Alá y en Muhammad como su último profeta.

Los no-musulmanes [cristianos y judíos] serán una minoría protegida cuya vida, riqueza y el honor serán protegidos y que disfrutarán de la libertad garantizada en sus creencias, las actividades religiosas, las leyes de la familia y la ley personal en su integridad. Y sus lugares sagrados estarán tan seguros como lo están las mezquitas. Pero como la ley de decisiones en un estado islámico o califato será dentro de los límites del Corán y el Sunna y el propósito del Califato será la ampliación y finalización de la misión del Profeta [Muhammad], los no-musulmanes no tendrán parte en el trabajo legislativo, o de la política de orden superior o del desarrollo de estrategias.

Las otras minorías no serán protegidas, pero ¿protegidas de qué?

El Islam no permite vivir a los politeístas, agnósticos, ateos, budistas, taoístas, sintoístas, animistas. La Espada del Islam tiene que obligar a los infieles a convertirse al Islam, si se niegan, son decapitados, si se convierten al Islam, son ciudadanos con los mismos derechos que el resto de musulmanes, las mujeres es otro tema, ellas nunca podrán tener los mismos derechos, pues el Corán y la Sunna lo prohíbe.
¿Pero qué sobre los cristianos y judíos practicantes?
Estos son dhimmis, ciudadanos protegidos, los que la Espada del Islam no decapita a condición de pagar la jizya -el impuesto de capitación- en una humillante ceremonia anual, y el obligatorio reconocimiento de la supremacía del Islam sobre sus respectivas religiones.
Entonces, sólo entonces se les protege de la furia del Islam. A los que no pertenecen a la religión del Libro, como los ateos, agnósticos, politeístas, budistas, bahaís, sintoístas, taoístas, confucionistas y otras religiones, a todos estos se les decapita si no ven “la luz del Islam” y se convierten a la religión fundada por Muhammad.
En Eurabia y Al Andalus el Islam y sus servidores “extirparán el mal”: lapidando a los adúlteros, flagelando a los fornicadores, amputando la mano y pies a los ladronzuelos, ahorcando a los homosexuales, decapitando a los separatistas –por romper la Umma y guerrear contra Alá-, y a los que discutan sobre el velo. Todas, las musulmanas y las dhimmis tendrán que ir bien veladas.
Ese es el futuro que se cierne en Europa si no se tercian las cosas, si los europeos no son conscientes que la libertad tiene un precio y que no se tiene que tolerar a los que quieren romper la democracia e imponer al resto de la humanidad su supremacismo religioso y sus creencias.
Si los europeos no están dispuestos a pagar el precio de la libertad, rechazar el totalitarismo verde, éste, el islamismo cubrirá con su verde manto el Viejo Continente y este caerá en una oscuridad por siglos.

NOTAS

[1] El Dr. Israr Ahmed (26 abril 1932 al 14 abril 2010), el fundador de la principal organización religiosa de Pakistán Tanzeem-e-Islami, fue un prominente erudito islámico que hizo campaña para el establecimiento de un Califato Islámico. Estudió Medicina, comenzó su activismo durante sus días de estudiante, mientras se asociaba con la organización Yamaat-e-Islami Pakistan, pero luego desarrollo diferencias debido a su «participación en la política electoral». En abril de 1957, dejó a Jamaat-e-Islami Pakistan y estableció su propia organización religiosa, Tanzeem-e-Islami, en 1975.

Durante las últimas décadas, escribió más de 60 libros, dio sermones en televisión y fundó varias organizaciones tales como Anjuman-e-Juddamul Quran y Tehreek-e-Jilafat, adquiriendo devotos seguidores en Pakistán, India y en Arabia Saudita y en el amplio Medio Oriente. Durante los últimos años, estuvo enfermo, haciéndole entrega del liderazgo de su organización en 2002 a Hafiz Saeed Akif en calidad de Emir. Mientras que la influencia del Jamaat-e-Islami se focaliza más en el área del activismo del día a día, la influencia del Tanzeem-e-Islami en el Dr. Ahmed Israr es más en los dominios espirituales, religiosos y junto a los estudiosos.

En una reunión celebrada en junio del 2010 en Lahore para examinar las enseñanzas del Dr. Israr Ahmed, Akif Saeed, el nuevo Emir de Tanzeem-e-Islami, haciendo hincapié en el mensaje de su predecesor, diagnóstico todos los problemas de Pakistán como procedentes de la ausencia de un Califato en el país y afirmó: «La verdadera causa de nuestros males es el retraso en la aplicación del Sharia [en Pakistán. Protestas pacíficas y otras tácticas nos pueden ayudar en este sentido… ¿Cuando los infieles pueden unirse, por qué no podemos nosotros? Tenemos el Corán, sobre la base del cual podemos acercarnos los unos a los otros. Nuestra creencia en la unicidad de Alá puede hacer de los musulmanes una sola nación».

De acuerdo con un informe en el diario Dawn de Pakistán, «crítico de la democracia moderna y el sistema electoral, el Dr. Israr Ahmed cree que el jefe de un estado islámico puede rechazar la mayoría de las decisiones de una asamblea elegida. Un estribillo familiar en sus escritos es que lo espiritual e intelectual del mundo musulmán se ha desplazado desde el mundo árabe al subcontinente y que las condiciones son mucho más agradables para el establecimiento de un Califato Islámico en Pakistán que en otros países musulmanes». En 1982, causó furor en Pakistán, afirmando que las mujeres deben ser excluidas de todas las profesiones, excepto medicina y la enseñanza.

El siguiente artículo, el cual es traducido y extraído del folleto del Dr. Israr Ahmed en lengua urdu, Pakistán Mein Nizam-e-Jilafat: ¿Kia, Kyon, Kaise? (El Sistema del Califato en Pakistán – ¿Qué, Por Qué y Cómo?), Destaca su concepción de cómo la estructura constitucional del califato, o un estado islámico moderno en Pakistán o en otro lugar, tiene que ser organizado. El folleto ha sido publicado por Juddam Anjuman-ul-Quran, una organización Tanzeem-e-Islami con sede en Lahore.

http://www2.memri.org/bin/espanol/ultimasnoticias.cgi?ID=SD306610

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído