La Hora de la Verdad

Miguel Ángel Malavia

Me enamoré de una vieja y hoy es Scarlett Johansson (va de madridismo)

En 1994, fascinado ante el Mundial de EEUU, pasé a convertirme en un fanático del fútbol. A mis 12 años, algo raro en comparación con mis amigos, nunca veía partidos. En solo unas semanas, los devoraba todos. No tenía que “elegir” equipo. Como todos, o eres del de tu padre o, por pinchar, del contrario. Yo, solo rebelde en algunas

Real Madrid de las canastas, una forma de sentir

Como si aún no nos lo termináramos de creer del todo, cuando Thompkins remachó sobre el aro un rebote milagroso que nos daba el triunfo en Belgrado, era verdad. Era palpable. La podíamos tocar: la Copa de Europa, la Décima, era nuestra. Y la levantábamos ante al actual campeón, ante un ejército de más de 10.000 turcos y, sobre todo,

Gloria eterna a la Dictadura

¿Y el Madrid qué, otra vez campeón de Europa? Solo habéis ganado Orejonas en blanco y negro, y por obra y gracia de Franco. Solo sois dinero. Solo sois marketing. Solo sois fama. No tenéis pasión. No tiene mérito cuando ganáis. No tenéis derecho a celebrar vuestra victoria, y si lo hacéis, es porque sois unos prepotentes. No hay

Lo que diferencia al Real Madrid y al Atlético de Madrid

En Italia, la Juventus es el equipo más grande, con 33 Ligas. Pero, ¿siempre ha sido así? Desde la primera temporada, en 1898, y hasta 1924, el Genoa ganó nueve competiciones nacionales y el Pro Vercelli siete. En el mismo período, en el que la competición estuvo parada cuatro temporadas por la Gran Guerra, el Milán levantó tres Ligas,

Lo que los atléticos jamás entenderéis de los madridistas

Mis valores personales están más cerca de la pasión, la entrega y la humildad que de la modorra, la aspiración a lo facilón y el lujo. No conozco a demasiadas personas que estén en el segundo ámbito (debe ser por mi condición de clase media). Sin embargo, sí, soy madridista y no del Atleti, “el equipo del pueblo”. No quiero centrarme

Papá, ¿por qué somos sobre todo del Real Madrid de las canastas?

- Papá, ¿ha vuelto a ganar el Madrid? - Sí, hijo, ya estamos en la final de la Copa tras ganar dos partidos imposibles en la prórroga… - ¿Y por qué sigues gritando? Estás muy rojo… - Porque quiero que me oigan hasta en Vitoria. - Ya me lo has dicho muchas veces, pero ¿por qué somos del Real Madrid? - No es por el dinero, ni por

Alivio de Undécima

Tras marcar Juanfran el cuarto penalti de la tanda para los rojiblancos, Cristiano Ronaldo coge el balón con gesto serio y lo deposita sobre el círculo de cal. Suspira y mira al cielo. Coge carrerilla, lanza y el esférico se estalla contra el palo derecho de Oblak. Es el turno de Fernando Torres. Si lo mete, cumplirá el gran sueño de

Motivos para la Undécima

Porque parece que tenemos que pedir perdón por existir. Porque la mayoría de madridistas no lo somos porque “lo fácil es ser del que gana”. Porque nacimos como todos los equipos del mundo, de la nada. Porque, a base de sufrimiento, trabajo, corazón, pasión y fe nos salimos del que parecía ser nuestro destino, ya cuando éramos cincuentones.

La España de Pau Gasol e Irene Lozano

Este artículo debía haberse publicado el lunes y glosar, únicamente y desde el más absoluto entusiasmo, el tercer Europeo de Baloncesto de una selección emblemática encabezada por Pau Gasol, el deportista español más grande de nuestra Historia junto a Rafa Nadal. Sin embargo, la noticia de que Irene Lozano deja UPyD al final de esta

Pau Gasol, icono de la España ilusionada

Tras la renovada toma de la Bastilla en Lille, ante 27.000 franceses ahogados en la frustración, Pau Gasol emergió como un titán y, después de golpearse el pecho con los puños cual Atila (40 puntos en una semifinal de Eurobasket es de otra galaxia), lo dijo con toda claridad: “Jugar para tu país es un orgullo, algo único y especial”.

Veinte años de hiel no es nada

Que veinte años no es nada..., como diría Gardel. Veinte jodidos años esperando esto, bajo la hiel y el desprecio del resto. Ahora sí, hemos vuelto. Gracias, Real Madrid de Baloncesto. Lo fuimos en las innumerables derrotas y lo somos hoy ante este bendito poker: el auténtico Real Madrid. Gracias por poder vivirlo. ¡Hala Madrid de las

Maldita Novena, ya eres nuestra

Cuando vi a Slaughter, Nocioni y Campazzo subidos sobre el techo del autobús ante unos centenares de madridistas emocionados, comprendí que la sufridísima Novena, que se ha hecho esperar veinte años, había merecido la pena. Han sido dos décadas de muchas más penurias que glorias, de ser el hermano pequeño e ignorado en una institución

Por favor

Como el año pasado y hace dos, iba a escribir un artículo de previa con los motivos para una Novena... Pero mi corazón, acojonado y vapuleado tras esos dos traumas, ya no da para tanto hoy... Solo me salen dos palabras: por favor. ¡Hala Madrid!

Érase la furia: Di Stéfano y Cristiano Ronaldo

Si hablamos de jugadores de fútbol admirados, vistos o no vistos, de ayer y de hoy, podría ofrecer una catarata interminable de nombres. De ahí que, para encauzar la subjetividad, acote algo la selección ciñéndola a mi Real Madrid. Así, estarían los artistas modernos: Laudrup, Zidane, Ozil, Isco. Y los estilistas antiguos: Didí,

Juanito apela al Espíritu Cristiano Ronaldo

Esta mañana, cuando un diario deportivo nacional como es AS ha salido en portada ilustrando la ouija en la que ayer Tomás Roncero, Toñín el Torero y una pandilla de supuestos “madridistas” convocaban a Juanito para saber cómo terminaría el partido que en una hora se juega contra el Atleti, no nos han contado la verdad. Os la cuento

Las mil caras de la pasión

Lisboa. Real Madrid y Atlético se encuentran en la final de la Copa de Europa. El partido agoniza y los rojiblancos, con 0-1, tienen asida con las dos manos la ansiada orejona. Su hinchada saca pecho y humilla a la rival con todo tipo de cánticos. Se trata de celebrar y, de paso, roer el orgullo del vecino. Minuto 93. Gol de Sergio Ramos.

La última lección de Don Alfredo Di Stéfano

- Abuelo, ¿por qué estás triste? - Ay, Miguelillo, porque se nos ha muerto el Real Madrid. - Ostras, ¿y eso? ¿No habíamos ganado la Décima hace nada? - Ya, chiquitín, pero ¿qué representa eso cuándo hemos perdido al más grande, al maestro, la esencia, el alma. Se nos ha muerto Don Alfredo Di Stéfano. Jamás hubo ni habrá otro

Gracias a un Real Madrid de Baloncesto de leyenda

Acabamos de perder la final de la ACB contra el Barça. Hace un mes, perdimos en Milán, en la prórroga, la final de la Euroliga contra el Maccabi. Leo ahora muchas tonterías, dentro y fuera. Es una hora de mucho dolor para los que queremos al Real Madrid de Baloncesto. Pero también de un orgullo inmenso. Perder la Novena, que era el gran

La Décima es una reivindicación

Porque todo el mundo sueña con ganar una Copa de Europa y, si la levantamos nosotros por décima vez y ya apelamos a la Undécima, es que somos “unos pesados”. Porque nosotros, si ganamos, se debe a que no tenemos menos cojones, pasión, orgullo y fe que nadie. Porque ningún equipo vence si no es un bloque unido. Porque apelamos con

La Décima es un abrazo

Será que me estoy haciendo mayor o que ya he alcanzado un cierto grado de madurez, pero quiero comenzar este breve cántico a la Décima con un mensaje muy claro: los madridistas respetamos muchísimo a los atléticos. Porque representan un modelo basado en la superación constante y, por qué no decirlo, porque sabemos que es un palo muy

La hora del auténtico Real Madrid

Hace justo un año, después de perder en Londres la final de la Copa de Europa de Baloncesto ante el Olympiacos, escribí el artículo ‘La noche más triste del auténtico Real Madrid’. Allí, califiqué lo ocurrido como “la derrota que más he sentido como aficionado al deporte en toda mi vida”. Sin embargo, me bullía la sangre

Cortejo a la Décima

Hola, ¿eres la Décima? ¿No? Ah, que eres “la Copa de Europa, en general, sin colores”… Bueno, tranquila, no te hagas la estrecha. No me reconoces, pero somos viejos amigos. De hecho, te lo puedo asegurar, tú y yo hemos tenido relaciones íntimas y placenteras hasta nueves veces ya… Hazme caso, nadie ha estado contigo tanto como

El incendio de Múnich en tuits

Me gustaría escribir un artículo serio sobre el pase a la final de la Copa de Europa, doce años después, de mi mágico Real Madrid… Sin embargo, el corazón desbocado no me da más de sí. De ahí que, a modo de truenos (o exabruptos), recupero por esta noche mi sección ‘La semana en tuits’ y, a bocajarro, suelto lo que he tuiteado

Porque sigo siendo el Rey

Porque tenemos una historia que pesa tanto que a veces es una losa. Porque veníamos ganando todo en España desde junio del año pasado. Porque nuestro juego eléctrico y divertido enamora a todos los aficionados. Porque nuestra gente, adormecida durante mucho tiempo, late hoy con una pasión inusitada. Porque los Berserkers están marcando

Luis Aragonés, el patriarca

Ha muerto Luis Aragonés. Y estoy triste. Como lo estoy por la muerte de cualquier persona de la que tenía referencia, aunque en este caso vaya más allá. No solo porque hablamos de quien construyó el equipo que aún nos tiene instalados en un sueño a todos los futboleros españoles, al padre de la España del tiqui-taca que ha alcanzado

¿Conspiración judeomasónica contra el Barça y Cataluña?

Hace un tiempo habría escrito este artículo de otra forma. Ya no. Ahora, cada vez más, creo que hay que decir las cosas mejor cuanto más claras. Por ello, no tengo ningún reparo en decir que Sandro Rosell, aparte de un prepotente, es un falsario victimista. Y que eso es algo en lo que muchos caen en su entorno: en el Barça y en Cataluña.

La gran victoria del Real Madrid de Baloncesto

La gran victoria del Real Madrid de Baloncesto no es la que acaba de lograr hace unos minutos ante el Juventut del Badalona; su 24ª desde que empezara la temporada, batiendo así el récord del equipo, vigente desde 1961, con Pedro Ferrándiz. Tampoco es la inolvidable que nos dio la Liga el año pasado en el quinto partido ante el Barça.

Hoy me avergüenza mi Real Madrid

Ni en los peores momentos, con Mourinho, me pasó esto: hoy me avergüenza mi Real Madrid, como institución. A muchos les dará igual (“mientras entre pasta fresca para fichar a cracks”…), pero yo no puedo pasar por alto que, con nuestra camiseta, servimos como instrumento de propaganda al régimen autoritario de Dubái, en los Emiratos

Madrid, Barça y Atleti juegan con camisetas manchadas de sangre

Será que, pese a hacerme mayor y razonar más los claroscuros en según qué temas, aún me sigue gustando llamar a determinadas cosas por su nombre. Por eso no me voy a andar por las ramas al recordar que, esta temporada, Real Madrid, Barça y Atleti juegan con camisetas manchadas de sangre. Y es que, respectivamente, los tres principales

Medios cómplices de una FIFA cómplice de asesinato

Cada día veo más claro que, pese a mi pasión por el fútbol, el circo mediático que lo rodea es una repugnante farsa. No es normal que la polémica por un penalti monopolice dos días seguidos la portada de dos diarios deportivos catalanes clamando contra un “escándalo mundial”. Entiendo que esos dos diarios no quisieran darle mucha

Por la refundación del fútbol moderno

No quiero que la Liga la patrocine un banco, ni a mi equipo los Emiratos Árabes o Qatar, con un dinero que llega a mansalva, pero con un origen al que la sospecha apunta como teñido de sangre y liberticidio. No quiero que los fondos de inversiones sean dueños de los destinos de jugadores. No quiero que haya una distancia abismal entre

A los odiadores de Iker Casillas

Estas preguntas van dirigidas a vosotros, madridistas críticos con Iker Casillas con tal grado de intensidad que parecéis rezumar odio contra quien ha sido y es una leyenda en nuestro club. Evidentemente, me refiero a la gente corriente y a la que no le importa debatir, no a los palurdos nazis conocidos como Ultras Sur. Esa gentuza no merece

A ti, madridista de baloncesto

Escribo esto sumido en el reposo del guerrero, dejándome llevar por la paz del alma y degustando tranquilos y hondos pasodobles taurinos. No, no voy a hablar de épica, casta, raza, orgullo o pasión, epítetos con los que suelo glosar una victoria del Real Madrid. Y es que este es un triunfo en verdad especial. Me refiero, claro está,

Mourinhismo desencadenado

Si al menos se tratara de una peli de Tarantino, me haría gracia esta concatenación orgiástica de bilis y sangre que sale de la boca de los más furibundos mourinhistas. Pero no, es algo real: tras Mourinho, queda el mourinhismo. Y es mucho peor la ideología que su profeta. Va a ser el gran cáncer del Real Madrid en años. Y, mientras,

Cuando ser de un equipo te lleva a ser gilipollas

Soy de un equipo de fútbol. Soy madridista, no lo escondo. Pero aspiro a no ser por completo gilipollas y a tragarme ruedas de molino. Me asquea la corrupción y la sinvergonzonería. Vengan de donde vengan. Un ejemplo. Soy monárquico. Sí, pero, como ciudadano, pido ante todo que la Justicia vaya hasta el final con los Urdangarines, Cristinas

La hora del orgullo madridista

Pese a que Florentino Pérez, en un intento por justificarse en el día del adiós de Mourinho, haya dicho que hoy el madridismo está “más unido que nunca”, bien sabe que eso es falso. La sombra del portugués será muy alargada: su política de tierra quemada ha hecho que una horda de fanáticos tenga ya tomada la matrícula a leyendas

Hala Madrid Decente

En plena noche triste, en la que el eco de la berrea enfervorizada llega a mi casa desde Neptuno, solo tengo un consuelo. Un pensamiento ha surgido espontáneo en mi mente. Tal vez sea una iluminación. O tal vez sea que estoy tarado. Pero, por si acaso es digno de un caso clínico a inspeccionar por un especialista, confieso públicamente

La noche más triste del auténtico Real Madrid

Poco hay que comentar de la final de la Copa de Europa (yo nunca hablo de moderneces como Euroliga o Champions) de baloncesto que el Real Madrid acaba de perder frente al Olympiacos. Llevábamos 18 años sin ganar el torneo más importante, y así seguiremos un año más. Algo muy duro de hacerse a la idea en este momento. Lo digo muy en

A dos horas de la Novena

Si eres madridista, amante del baloncesto y estás tan nervioso como yo a dos horas de que empiece la final de la Copa de Europa contra el Olympiacos, me permito darte unos consejos. El principal, hacer lo que sea con tal de que el tiempo pase rápido. Y, siempre que se pueda, no ver nada relacionado con el partido. Hombre, caben excepciones,

Miguel Ángel Malavia

Conquense-madrileño (1982), licenciado en Historia y en Periodismo, ejerce este último en la revista Vida Nueva. Ha escrito 'Retazos de Pasión', ¡Como decíamos ayer. Conversaciones con Unamuno' y 'La fe de Miguel de Unamuno'.

Lo más leído