El blog de Otramotro

Ángel Sáez García

El malentendido

EL MALENTENDIDO “(…) Que se condicione o se dicte lo que debemos filmar, pintar, escribir, qué temas debemos tocar y desde qué posición, es totalitarismo, no hay otra palabra. (…) Durante décadas los autores españoles tuvieron prohibidos por la censura franquista asuntos, posturas, términos (recuerdo que un censor le objetó a

¿Por qué me enamoré al instante de Iris?

¿POR QUÉ ME ENAMORÉ AL INSTANTE DE IRIS? Hoy, martes 3 de noviembre de 2020 (fecha en la que redacto estas líneas, que puede que vean la luz en el mes de febrero del año que viene), a las 7 y veinte de la mañana, tras escuchar cómo sonaba la alarma de mi teléfono móvil y, como lógica y normal consecuencia, despertarme, me he incorporado

Cuatro horas pueden ser la repanocha

CUATRO HORAS PUEDEN SER LA REPANOCHA ¿“LOS LUISES”? ¡GENEROSOS Y LEALES! Hoy (en este momento concreto, cuando redacto estas líneas con la diestra, que empuña un bolígrafo que va dejando rastro y trazos de tinta azul, que no coincidirá con la data en que las pase a ordenador en la biblioteca pública ni, tampoco, seguramente, con

Me precio de anotar cuanto es precipuo

ME PRECIO DE ANOTAR CUANTO ES PRECIPUO Reconozco que a mí me empezó a gustar Iris desde que me hizo una confidencia que consideré entonces (y aún sigo juzgando hoy) crucial, pues venía a coincidir básicamente, en el fondo y en la forma, con otra que adujo y dejó escrita en letras de molde Jorge Luis Borges, sin que ella, Iris, hubiera

De una relación compacta

DE UNA RELACIÓN COMPACTA   POR UNA INFECCIÓN DE AMOR   Que la vida es imperfecta Pronto lo supe, dilecta Y hermosa musa canaria. Que eres extraordinaria, Iris, también. Que se infecta Quien con tacto te contacta Y llega al clímax si pacta Que habrá de jugos trasvase, Asimismo, que es la base De una relación compacta.  

Si a mi solicitud Dios accediera

SI A MI SOLICITUD DIOS ACCEDIERA   Exista Dios o no, si en Él creyera, Sin abrigar un ápice de duda, Que fuera su sutil mente mi aguda Le pediría, sí, y me la cediera.   ¿Te cabe que a un creyente no le diera La testa prodigiosa que dio a Buda? ¿Tal vez con una corta, tarda y ruda Consiguió alguien probar que Él existiera?

Iris, ¡cuánta atesoras bonhomía!

IRIS, ¡CUÁNTA ATESORAS BONHOMÍA!   No veo cómo viaja, musa mía, Tu aguja hacia mi nalga para darme Una solución pronta y ayudarme A en un pispás sanar mi anatomía.   Que quieras proteger mi autonomía De todo lo que pueda molestarme Y contra el bicho o virus vacunarme Dice cuánta atesoras bonhomía.   Contemplar tu

Soy por ti, Iris, un ser afortunado

SOY POR TI, IRIS, UN SER AFORTUNADO   Soy por ti, Iris, un ser afortunado, Que disfruta un montón saboreando Las mieles que le has ido elaborando Para que quede dulce, suavizado.   Un suertudo me juzgo y congraciado Desde que mis achaques aliviando Vas paulatinamente, apaciguando Cuanto sigue a mi pronto encandilado.   Cada

¿Qué debes callar? ¿Qué vas a decir?

¿QUÉ DEBES CALLAR? ¿QUÉ VAS A DECIR? Hoy somos legión (le incluyo en dicha colectividad a usted, atento y desocupado lector, sea ella o él, y se suma a dicho grupo también quien firma estas líneas abajo) quienes dedicamos nuestras horas y/o jornadas de asueto u ocio a coronar nuestros hobbies o aficiones (cada uno a los suyos, por

Dualista ha devenido lo binario

DUALISTA HA DEVENIDO LO BINARIO “Laetitia est hominis transitio a minore ad maiorem perfectionem” (“La alegría es el paso del hombre de una menor a una mayor perfección”). Baruch Spinoza Puede que en esta vida yo haya tenido mucha suerte (buena y mala; lo normal para quienes sean seguidores del maniqueísmo, creencia que tiende a

De corazón, por todo, ¡muchas gracias!

DE CORAZÓN, POR TODO, ¡MUCHAS GRACIAS! “Entre los mejores personajes literarios que hayas ideado en el pasado y los que vayas de pergeñar en el futuro con la inestimable ayuda de tu creativa, desbordante y prodigiosa imaginación, me apuesto doble contra sencillo a que no consigues hallar personas reales, de carne y hueso, que les lleguen

¿Son Iris y Otramotro almas gemelas?

¿SON IRIS Y OTRAMOTRO ALMAS GEMELAS? A veces, basta con que leamos las líneas iniciales de un libro (el que sea; siempre que este resulte excelente para nosotros, claro) para que nuestra voluntad quede atrapada por esos primeros renglones y, a continuación, suceda lo deseable, esperable, lógico, normal y razonable, que nos broten (o entren)

No te veré este estío en Tenerife

NO TE VERÉ ESTE ESTÍO EN TENERIFE NI EN JULIO, NI EN AGOSTO, NI EN SEPTIEMBRE JUNTÉMONOS EN MASCA Y HABRÁ CIELO Dilecta Iris: Salvo que ocurra un milagro, suceso extraordinario posible, pero poco probable, aunque seamos muchos (ellas y ellos) los que deseamos que haya pronto una vacuna contra el patógeno de la covid-19, y esta esté a

¡Qué novelista es Iris Gili Gómez!

¡QUÉ NOVELISTA ES IRIS GILI GÓMEZ! Sostiene Carl Gustav Jung que quien reconoce en público que se ha equivocado, que ha metido la pata hasta el corvejón, salva su imagen, pero condena su predicamento. Acaezca así la cosa o no, lleve o no razón Jung, me veo obligado a confesar que, al principio, incluso antes de conocerla, acarreaba

Iris, te llevarás varias sorpresas

IRIS, TE LLEVARÁS VARIAS SORPRESAS INCLUSO APRENDERÁS DE QUIEN NO ESPERAS/PIENSAS Dilecta Iris: He aprendido un montón (ya conoces la expresión latina, “adde parvum parvo, magnus acervus erit”; y su traducción literal “añade un poco a otro poco y el montón será grande”) mientras (con mis colegas y compañeros, fueran de Primaria,

Somos nuestras elecciones

SOMOS NUESTRAS ELECCIONES   El corolario o producto Somos de las elecciones Que tomamos, selecciones Que viajan por un conducto Que semeja un acueducto, Que pueden llevar acaso Al éxito o el fracaso, Al paraíso o al infierno, Al verano o al invierno, A la aurora o al ocaso.      Ángel Sáez García    angelsaez.otramotro@gmail.com

Oír tocar a muerto me aterraba

OÍR TOCAR A MUERTO ME ATERRABA Ignoro, atento y desocupado lector (sea ella o él), si le ha ocurrido o ha vivido algo parecido a lo que me acaeció o tocó experimentar a mí, esto es, si nació en el seno de una familia numerosa (cuando yo vine al mundo, tenía un hermano mayor, José Javier, pero, gracias a Dios o al azar, se sumaron a

Misiva a Isis, mi musa tinerfeña (1)

MISIVA A ISIS, MI MUSA TINERFEÑA (1) Dilecta Isis: ¿Que cómo estoy? Sumamente admirado y agradecido por las letras que agavillaste o reuniste para conformar los párrafos de tu respuesta, que acabo de releer. Pero, parándome a reflexionar y valorar dos segundos (como noto que me he quedado corto, agregaré al susodicho par algunos más)

Te agradezco un montón tu buen deseo

TE AGRADEZCO UN MONTÓN TU BUEN DESEO (SERÁS, PILAR, ENTONCES COMO SIEMPRE) Dilecta Pilar: Entonces serás como siempre. Te recomiendo, con especial encarecimiento, no te miento, no (aunque te haya mentado, no te he mentido), que no veas una crítica en este comentario, porque no la contiene. Ya, ya, me consta, aunque no soy maniqueo ni un

Idea nebulosa de Pilar

IDEA NEBULOSA DE PILAR (FÉMINA A LA QUE AMAR HASTA LA MUERTE) Todos los que hemos escuchado las confidencias que ha tenido a bien hacernos Ángel, todos los que hemos leído las urdiduras (o “urdiblandas”) de “Otramotro”, tenemos una idea nebulosa de Pilar. Un día, extrañado por tan llamativa ausencia, le pregunté por qué no había

No esperaba volver a enamorarse

NO ESPERABA VOLVER A ENAMORARSE Dicen (eso escucho por doquier) que no volverá a haber elecciones hasta dentro de cuatro años. Sí; eso es cierto, una verdad incontrovertible, si se sobreentiende que con ello se refieren, de manera exclusiva, al ámbito político y no ocurre o sobreviene nada que obligue a adelantarlas, opción que no cabe

Hoy he comido con mi hermano «el Chato»

HOY HE COMIDO CON MI HERMANO “EL CHATO” Dilecta Pilar: Como lo primero y principal debe encabezar o ir delante, he de decirte (en este caso, escribirte; porque lo prometido es deuda) que he recibido dos ejemplares, dos (ergo, mis gracias, correspondientemente, son dobles) de la revista “Humanizar”. He comprobado (porque la he ojeado;

Aquí no hay zorro alguno, damasquino

AQUÍ NO HAY ZORRO ALGUNO, DAMASQUINO Esta pasada noche he vuelto a soñar con mi dilecto y difunto hermano José Javier. Al parecer, él venía de Damasco, capital de Siria, donde se encontró, en diversos momentos, con las cuatro amazonas del Apocalipsis, que, ya sea verdad, ya sea mentira, lo que cuentan la leyenda o la tradición, son

Por los dos solos besos que me diste

POR LOS DOS SOLOS BESOS QUE ME DISTE Amada Pilar: Quizá te preguntes por qué no dejo de escribirte. Quizá te extrañe leer mi respuesta, porque no puedo dejar de amarte. Hoy he encontrado motivo para hacerlo en estos renglones cabales que ayer juntó en un único párrafo y me envió mi amigo íntimo y heterónimo Emilio González, “Metomentodo”,

Los ajustes perfectos son escasos

LOS AJUSTES PERFECTOS SON ESCASOS A Pilar le ha acaecido tres cuartos de lo mismo que a Ángel. Desde que se conocieron en la isla donde se yergue imponente y majestuoso el Teide, ambos se sienten desubicados en sus lugares de origen. Se reconocen en esos espacios, con esos paisajes y esos paisanajes, pero los dos estarían mejor juntos en

Tú fuiste el corrector de mis excesos/defectos

TÚ FUISTE EL CORRECTOR DE MIS EXCESOS/DEFECTOS AL ÚNICO MECENAS QUE HE TENIDO Dilecto José Javier: Aunque di mis primeros pasos o hice mis pinitos literarios durante mi estancia (que abarcó los tres últimos cursos de la Educación General Básica, E. G. B., de Sexto a Octavo) en el seminario menor de Navarrete (La Rioja), donde fui convenientemente

Ojalá salga airoso de ese brete

OJALÁ SALGA AIROSO DE ESE BRETE “Yo soy yo y mi circunstancia; y si no la salvo a ella no me salvo yo” escribió José Ortega y Gasset en “Meditaciones del Quijote” (1914). Tú, Pilar, has sido mi circunstancia cimera o suprema, la más digna de amar (y acaso por eso no dejes de serlo, mientras viva). A ello (esta es una de las pocas

¿Sabes qué mito es el que más me gusta?

¿SABES QUÉ MITO ES EL QUE MÁS ME GUSTA? Dilecta Pilar: Vaya, con la vaya ¿eh? El estrés puede quemar tanto o incluso más que el sol (ahora bien, lo hace en otro sentido), pero no es un hontanar de vitamina D, no, como don Lorenzo. El menda lerenda, este zumbón redomado, en mutua correspondencia, tiene que estar abierto a soportar también

Manda a quienes amaste ene señales

MANDA A QUIENES AMASTE ENE SEÑALES A quien ha superado con creces el ecuador de su existencia y ha aprendido a ejercer a diario el músculo (es un decir) de la memoria, le constan, por haberlas/os padecido varias veces a lo largo de su vida y con toda su crudeza, las cruces o los rigores de este, si no igual, coincidente (en variopintos aspectos)

He gozado un montón, Pilar, contigo

HE GOZADO UN MONTÓN, PILAR, CONTIGO Amada (¿se puede dejar de amar cuando se ha amado de veras?) Pilar: Aunque nuestra relación hace meses que murió (acabó porque así lo quisiste tú; yo me limité a ser un caballero y a respetar tu decisión sin poner trabas u objeciones), confío, deseo y espero que tú no lo hayas hecho. Te preguntarás,

Me alegra que te alegre mi alegría

ME ALEGRA QUE TE ALEGRE MI ALEGRÍA Dilecta Pilar: Como insistes en darme las gracias, no te molestará que itere una vez más (y van… ni se sabe; ya he perdido la cuenta) mi “de na(da)”. He leído, como suelo hacer cada viernes, tu columna del Heraldo, hoy sobre ese infierno para los ojos que fue contemplar impotente cómo era pasto

Acierta quien le saca el jugo al «finde»

ACIERTA QUIEN LE SACA EL JUGO AL “FINDE” Dilecta Pilar: Gracias a ti; sin tu ayuda, querida amiga y colega, seguiría desconociendo lo que ya no ignoro (aunque, como me ocurre con otros muchos conocimientos o datos que he ido adquiriendo a lo largo de mi vida, llegue un día, próximo o lejano, en que pueda olvidarlo). Celebro que tanto

Leone es exhaustivo en lo probado

LEONE ES EXHAUSTIVO EN LO PROBADO    “Hoy, hace un lustro justo, murió el hombre que urdió que la lectura de ene libros permite la escultura del carácter y, esta, la arquitectura del talento. También que borrará toda amargura la dulzura de un libro inmarchitable”. Así arranca la biografía que del creador de Emilio González,

¿Lo evidente merece comentario?

¿LO EVIDENTE MERECE COMENTARIO? Dilecta Pilar: Lo evidente no merece comentario impertinente (salvo que nos haya abocado a ello un apetito irreprimible, pertinaz, voraz, por echar mano del pleonasmo, sea la redundancia de vocablos viciosa o no, claro). La base de cuanto trenzamos con palabras los letraheridos (hembras y varones) o, como me

No olvidé dónde estuve ni con quiénes

NO OLVIDÉ DÓNDE ESTUVE NI CON QUIÉNES Dilecta Pilar: El hombre (hembra o varón) es un animal social, sociable, pero quienes no están preparados (ellas y ellos) para socializar, mejor que en la calle estarán en otro lugar (quienes entiendan dónde deben estar y cómo debe llamarse que lo digan). Así es. Uno puede olvidar dónde estuvo

Libre interpretación de lo soñado

LIBRE INTERPRETACIÓN DE LO SOÑADO Ignoro si sueño todas las noches. Supongo que sí. Ahora bien, de lo que sí estoy seguro, aún más, segurísimo, o no abrigo la menor duda, es de que, del grueso de los sueños que recuerdo haber tenido, unos me parecen más claros o nítidos que otros (o menos complicados o enrevesados), quiero decir,

Loa de la lectura comprensiva

LOA DE LA LECTURA COMPRENSIVA Dilecta Pilar (y, asimismo, atento y desocupado lector, seas ella o él, porque las cartas que le envío a mi querida amiga y colega son abiertas y, si estás tú disfrutando de tu tiempo de ocio y te apetece, también las puedes leer): Supongo que alguna vez has leído, si no todos, algunos de los versos libres

El templo de Pilar contemplo y vibro

EL TEMPLO DE PILAR CONTEMPLO Y VIBRO Cualquier persona que ama con toda su alma, aunque sea lega en arquitectura, escultura y pintura, erige en un momento un monumento, verbigracia, un templo, que consagra en alabanza y honor de su amor y, por ese concreto motivo, emotivo, llama, qué gracia, con la misma gracia de pila que le pusieron en

¿Una procaz y una salaz? ¡García!

¿UNA PROCAZ Y UNA SALAZ? ¡GARCÍA! “Chéjov tenía como gran vicio sanar gratis a los enfermos de Yalta. Su monstruosidad consistió en la misma de Tolstói, padre, artista, profeta, marido (bastante malo), que escondía entre sus botas y ropas tres diarios de vida simultáneos. Lo que lo hace un genio y monstruo son esos tres diarios

Confío en seguir pronto ese consejo

CONFÍO EN SEGUIR PRONTO ESE CONSEJO Amada Pilar: Me dispongo a trenzar los renglones torcidos de que conste esta epístola con la misma atención, fruición y seriedad con la que empecé a leer “San Camilo, 1936”, de Camilo José Cela (porque un religioso camilo, Salvador —cuando, muchos años después, la terminé de leer, entendí

Ángel Sáez García

Ángel Sáez García (Tudela, 30 de marzo de 1962), comenzó a estudiar Medicina, pero terminó licenciándose en Filosofía y Letras (Filología Hispánica), por la Universidad de Zaragoza.

Lo más leído