El blog de Otramotro

Ángel Sáez García

¿Cómo me las ingenio para hacerlo?

¿CÓMO ME LAS INGENIO PARA HACERLO? IGNORO CÓMO LO HAGO, PERO LO HAGO Dilecta Iris: Hoy me siento en la obligación de aclarar (cada uno es como es, como escribió y canta Joan Manuel Serrat) esto, que tú, mi amada musa tinerfeña, no me has encargado que te hiciera ninguno de los retratos físicos, psicológicos o morales que te he hecho.

A veces ignoramos que sabemos

A VECES IGNORAMOS QUE SABEMOS Dilecta Pilar: Celebro que seas (en sentido estricto, que sigas siendo la que me constaba que eras) empática y te agradezco mucho que lo seas. Los autores y libros clásicos gustan a los lectores avezados, empedernidos, que también cabe calificar de clásicos. A veces ignoramos que sabemos y a veces lo que creemos

Debemos aspirar a ser sensatos

DEBEMOS ASPIRAR A SER SENSATOS Dilecta Pilar: Creo que todos debemos aspirar a ser sensatos, porque más de una vez servidor se ha comportado de manera insensata (cuando hacía la insensatez no era consciente de que la llevaba a cabo; lo supe luego, cuando alguien me hizo saber que había incurrido en una o, tras reflexionar quien firma abajo

Iris, ¡cuánto te he echado en falta, cuánto!

IRIS, ¡CUÁNTO TE HE ECHADO EN FALTA, CUÁNTO! Dilecta Iris: Como te consta que carezco de ordenador y no tengo acceso a Internet, durante los más de tres meses que ha durado el duro confinamiento, he llegado a escribir, de un centenar largo de maneras posibles, pero no he guardado todos los borradores, que te he echado mucho, muchísimo,

Nuestra animadversión se han granjeado

NUESTRA ANIMADVERSIÓN SE HAN GRANJEADO Dilecta Pilar: Pues celebro que así sea, que te parezca bien, coherente, congruente, cuanto escribo (la verdad es que procuro que cuanto salga de mi mui o de mi péndola sea sensato, ya que suele producir en quien lo oye o pasa su vista por él, en el supuesto de haber sido escrito, una cierta sensación

No es un historiador quien esto escribe

NO ES UN HISTORIADOR QUIEN ESTO ESCRIBE Dilecta Iris: Porque tu diuturno silencio, amén de elocuente, es inconcreto y, por tanto, no faltará quien lo identifique con un abanico, escala musical, gama de colores o poliedro, tiendo a ver en ti, además de a mi amada musa tinerfeña, sí, a un ser tan alejado en el espacio y en el tiempo que

El término «ignorante» es descriptivo

EL TÉRMINO “IGNORANTE” ES DESCRIPTIVO Dilecta Pilar: Bueno, pues, para que no insistas más en la misma idea, he decidido avenirme a aceptar que soy un erudito en ese pequeño ámbito del saber que es la filología hispánica, siempre que, a renglón seguido, no agregues o pongas objeción a que soy su contrario u opuesto, esto es, un

Si el sino se dignara preguntarme

SI EL SINO SE DIGNARA PREGUNTARME Aunque no tengo cámara fotográfica (nunca la tuve, pero sí un móvil anterior con el que podía hacer fotos y hasta grabar vídeos cortos, que duraban un minuto seguido o menos), tengo la sensación refractaria de que hace seis meses, cuando te conocí, Iris, te hice una foto sin que te dieras cuenta (saliste

No me tengo, Pilar, por erudito

NO ME TENGO, PILAR, POR ERUDITO Dilecta Pilar Mujer, no me tengo por un erudito (y, como antaño me hizo mucha gracia leer el subtítulo zumbón, hilarante, que eligió don José para que acompañara al rótulo que había ideado para su satírica obra, “Curso completo de todas las ciencias, dividido en siete lecciones, para los siete días

Prefiero dedicarme a trenzar textos

PREFIERO DEDICARME A TRENZAR TEXTOS Dilecta Pilar: Prefiero dedicarme a trenzar textos en la biblioteca que a especular en casa con qué me recomendará el doctor Iñaki Alberdi Ibáñez, cuando acuda hoy, martes (como sabes, día guerrero), a las 12 y 10 horas, hora de la cita, a su consulta. Ya he releído tres veces el informe clínico

Eso mismo más veces me ha pasado

ESO MISMO MÁS VECES ME HA PASADO Hay agrupaciones o rosarios de palabras tan prudentes, tan sabias, que un día las leíste donde te consta o las oíste no sabes, a ciencia cierta, dónde, pero tanto unas como otras (¡tanta importancia les concediste!) quedaron grabadas a fuego en tu mente. De las que entrecomillaré luego, por ejemplo,

¡Enhorabuena!, sí, y ¡felicidades!

¡ENHORABUENA!, SÍ, Y ¡FELICIDADES! Dilecta Pilar: Como lo precipuo, primero o principal debe ir en cabeza (si la memoria no me falla, en más de una ocasión he arrancado alguna otra epístola que te he redactado y remitido a tu dirección de correo electrónico de la misma guisa), hoy se impone esta: ¡Enhorabuena! ¡Felicidades! ¡Enhorabuena!

Pilar, sé coherente y humaniza

PILAR, SÉ COHERENTE Y HUMANIZA (ME CONSTA QUE YA LO HACES A MENUDO) Dilecta Pilar: Sigo, sigo (ojalá sea por muchos años, siempre que no dé guerra), como Joe Rígoli (en el papel de Felipito Takatún), vivito y coleando, como pez de colores en pecera. Quien hace bromas regularmente, verbigracia, servidor, como contrapartida, tiene que

La cornucopia es tropo de tu pluma

LA CORNUCOPIA ES TROPO DE TU PLUMA Dilecta Pilar: El sábado pasado leí tu columna “La pintan calva” en el Heraldo de Aragón. La mitología sobre la diosa Ocasión te sirvió (la aprovechaste, de manera inteligente: mutatis mutandis, hiciste algo parecido a lo que cuenta la imagen que elegiste para que acompañara a las palabras que

De todo hay en la viña del Señor

DE TODO HAY EN LA VIÑA DEL SEÑOR Dilecta Pilar: Acabo de comprobar que la frase que adjudicas a Ortega, en realidad, es de Ramón Gómez de la Serna, que la formuló de esta guisa: “Ese precioso y necesario don del sentido común, que es el menos común de los sentidos”. Con lo apuntado en el párrafo precedente no pretendo decir que

¿Cómo has de proceder con un problema?

¿CÓMO HAS DE PROCEDER CON UN PROBLEMA? ¿VENCER A UN ENTERO OGRO NO ES UN LOGRO? Acaso a ti, atento y desocupado lector (seas ella o él) de estos renglones torcidos, te sirva mi método, que, como lo aprendí de uno de los amigos, colegas y émulos que hice y tuve mientras conviví con quienes nos formaron, los religiosos Camilos, durante

Misiva a Isis, mi musa tinerfeña (16)

MISIVA A ISIS, MI MUSA TINERFEÑA (16) Dilecta Isis: Gracias, muchas gracias, por tus buenos deseos de salud (los sábados por la tarde, cuando quedo con Pío y Diana en la Plaza de los Fueros o Nueva para zuritear, en los bares donde entramos solemos brindar en latín por la salud y la amistad: “Salutem et amiticiam!”, proferimos), para

Todo se deteriora con los años

TODO SE DETERIORA CON LOS AÑOS Dilecta Pilar: La “maquinaria” del cuerpo humano, aun siendo su arquetipo o prototipo excelente (siempre que no contenga o se haya advertido en su mecanismo un error o fallo garrafal, o sea, acarree la tara de fábrica —léase nacimiento—), con el paso de los años va deteriorándose. A veces, me he

Misiva a Isis, mi musa tinerfeña (15)

MISIVA A ISIS, MI MUSA TINERFEÑA (15) Dilecta Isis: Lamento el retraso (más de dos días, en responderte), pero ya sabes que no tengo ordenador ni acceso a Internet. Celebro que estés bien. No tiro cohetes, porque no los tengo a mano y no voy a ir a comprarlos; prefiero dedicar el tiempo que iba a invertir en dicho menester en contestar

Entre lo que nos gusta priorizamos

ENTRE LO QUE NOS GUSTA PRIORIZAMOS Dilecta Pilar: Como lo primero y principal debe ir en cabeza, confío, deseo y espero que lo de tu padre sea algo pasajero y la ecografía que le hagan el 12 demuestre que el mal fue efímero, fugitivo. Incluso entre aquello que nos gusta, como debe ser, establecemos un orden de prelación, o sea, priorizamos.

Misiva a Isis, mi musa tinerfeña (14)

MISIVA A ISIS, MI MUSA TINERFEÑA (14) (ESTA EPÍSTOLA NO ES UNA VENGANZA) Dilecta Isis: Te ruego con especial encarecimiento que no interpretes ninguno de mis textos (hayan sido urdidos en prosa o en verso) como un ataque a tu persona(lidad) arrolladora, porque, si en algo confío, si algo deseo y espero, es no ser nunca (ni contigo ni con

De todo nos ocurre a los humanos

DE TODO NOS OCURRE A LOS HUMANOS Dilecta Pilar: Cierto. De todo, óptimo, bueno, regular, malo y pésimo nos ocurre a quienes andamos, ora podando, ora vendimiando, en la viña del Señor. No obstante, acaso convendría señalar lo obvio, que hay quienes somos “raros” desde la cuna, verbigracia, tu amigo, servidor, quien firma estos renglones

Bienvenida la coña marinera

BIENVENIDA LA COÑA MARINERA Dilecto José Ignacio: Como mero aperitivo de lo que podrás leer esta tarde (entonces te contestaré por extenso al correo, ya que dispondré de más tiempo), te adjunto un párrafo del parecer que acabo de darle a Pilar (con casi las mismas palabras): Han pasado dos días y las cifras que das (que son las que

Misiva a Isis, mi musa tinerfeña (13)

MISIVA A ISIS, MI MUSA TINERFEÑA (13) Dilecta (amada con voluntad honesta y/o amor reflexivo) Isis (empecé llamándote como te llamas de verdad, con tu gracia de pila; quise ocultar tu nombre bajo o, en su defecto, tras, el de Isis, pero he vuelto por mis fueros, o sea, a mis andadas decentes, como te consta, en otras urdiduras o “urdiblandas”):

No es malo coincidir ni discrepar

NO ES MALO COINCIDIR NI DISCREPAR Dilecta Pilar: Como coincido con tu criterio, no agregaré más que un amén aquiescente. Las tres personas mentadas, José Carlos, José Luis y María Antonia, se han hecho merecedoras de que incrementáramos nuestro inicial cariño y respeto por ellos. Yo creo que todos los sensatos (aunque nosotros nos

Así de original es Otramotro

ASÍ DE ORIGINAL ES OTRAMOTRO Dilecto José Ignacio: Si no te enfadas conmigo, intentaré explicártelo como suele hacer uno de mis heterónimos (al que le tengo, si no de forma perfecta, satisfactoriamente aleccionado), mi amigo Emilio González, “Metomentodo”: una es la fecha en la que el hacedor de mis días (todo autor es, de alguna

Oír tocar a muerto me aterraba

OÍR TOCAR A MUERTO ME ATERRABA Ignoro, atento y desocupado lector (sea ella o él), si le ha ocurrido o ha vivido algo parecido a lo que me acaeció o tocó experimentar a mí, esto es, si nació en el seno de una familia numerosa (cuando yo vine al mundo, tenía un hermano mayor, José Javier, pero, gracias a Dios o al azar, se sumaron a

Misiva a Isis, mi musa tinerfeña (12)

MISIVA A ISIS, MI MUSA TINERFEÑA (12) Dilecta (conjeturo o juzgo que te cuadra o encaja mejor otro adjetivo más cabal, y este en grado superlativo, pero prefiero contenerme y guardarlo en el tintero, por si, dentro de un tiempo, se da la ocasión propicia para expresarlo con total libertad, sin cortapisas) Isis: Como no puedo (porque así

Un día escribiré con más detalle

UN DÍA ESCRIBIRÉ CON MÁS DETALLE Dilecta Pilar: Siempre recordaré que a José Carlos le ayudaba a pasar (él escribía a máquina lo que yo le dictaba) los apuntes de Filosofía (cuando estudiábamos COU, en el colegio “Enrique de Ossó”, “Las Teresianas”). Por alguna caja deben andar arrumbados esos materiales (si hubiera impartido

Te agradezco la muestra de empatía

TE AGRADEZCO LA MUESTRA DE EMPATÍA      Dilecto José Ignacio:      Te comento lo mismo que les he referido antes a otros (María Pilar Martínez Barca, verbigracia). No tenemos (ni tú ni yo) ninguna obligación de contestar, pero yo lo intentaré siempre que pueda (no tengo acceso a Internet ni ordenador; son varios los que no me

Misiva a Isis, mi musa tinerfeña (11)

MISIVA A ISIS, MI MUSA TINERFEÑA (11) Dilecta Isis: ¿Cómo? ¿Que mi admirada y amada musa se ha dignado escribirme y, además, por extenso? ¿Seré otro Santo Tomás? Si no lo veo, no (me) lo creo; por ser el hecho inaudito, insólito. He celebrado tanto tu arrojo, mi sorpresa, que he mandado un recado al campanero de la catedral de Tudela,

Podemos disertar de otros asuntos

PODEMOS DISERTAR DE OTROS ASUNTOS Dilecta Pilar: Pues si no quieres hablar (que nuestros correos traten sobre el último tema) de política, no hablamos. No tengo objeción que poner a tu pensamiento ni inconveniente en que propongas otra materia sobre la que discurrir. Podemos disertar sobre otros muchos asuntos. Haces bien en preferir lo

Considerando todo lo aprendido

CONSIDERANDO TODO LO APRENDIDO      Dilecto José Ignacio:      De nada. O, si lo prefieres, gracias a ti por propiciarla. Sin tus líneas no hubieran existido las mías. Ídem. Todos erramos, servidor también (como algún día —más de uno, seguramente— advertirás). Lo que conviene o viene a cuento es aceptar, de buena gana

La salud es el bien más apreciado

LA SALUD ES EL BIEN MÁS APRECIADO Dilecta Pilar: Seguramente contribuyó al despiste (de ambos, tuyo y mío) un hecho concreto, que el día 1 de noviembre, viernes, festividad de Todos los Santos, no pude acceder a un ordenador, como te consta. Y ya el lunes, tras el puente, olvidé que había leído tu columna de dicho día en el Heraldo

Me consta que hay políticos versados

ME CONSTA QUE HAY POLÍTICOS VERSADOS Dilecta Pilar: Me consta que hay políticos versados, cultos, pero ¡como abunda tanto político de tres al cuarto o politicastro!, pues… ya se sabe, se llega a la conclusión que tú has arribado, de que política y cultura parece que no hagan buenas migas, se lleven mal o encajen peor. A ti, a ti,

Me ha hecho mucha ilusión leer tu escrito

ME HA HECHO MUCHA ILUSIÓN LEER TU ESCRITO Y TAMBIÉN REDACTARTE ESTOS RENGLONES Dilecto José Ignacio Santaolalla Sáez (¡oh, qué sorpresa!, tu segundo es mi primer apellido), hermano camilo: Me ha hecho mucha ilusión leer tu escrito. De veras, por diversas razones. Eres primo carnal (o primo hermano) de José Luis (si en Navarrete nos

Está claro el propósito de Funes

ESTÁ CLARO EL PROPÓSITO DE FUNES ¿SE TE ATRAGANTARÁ, MARGA, “EL DESQUITE”? Ayer, por la tarde, mientras releía el canto vigésimo quinto del Infierno de “La Divina Comedia”, de Dante Alighieri, repetí, de manera instintiva, el mismo gesto que allí refiere el susodicho que hizo, o sea, que me puse el dedo índice de mi mano diestra

Como este es el primer correo, Alberto

COMO ESTE ES EL PRIMER CORREO, ALBERTO IDÉNTICA PROPUESTA TE PLANTEO Dilecto Domingo (o Txomin); no te lo tomes a mal; (no) es por hacerte rabiar, Alberto: Cierto; le dimos durante un rato (entre cinco y diez minutos), amigablemente, a la mui o sinhueso en el exterior del bar “La Esquina”, sito en una de las tales de la plaza dedicada

Amiga, estás haciendo lo correcto

AMIGA, ESTÁS HACIENDO LO CORRECTO Dilecta Pilar: Estás haciendo lo correcto. No dejes de cuidarte (y, si lo haces con arte, que me consta que lo haces de esa guisa, acompañada del arte que creas sin parar, mejor que mejor). Ya me lo temía, el aumento de casos. Lo que me extraña es que algunos de quienes terminaron la carrera de Medicina

Misiva a Isis, mi musa tinerfeña (10)

MISIVA A ISIS, MI MUSA TINERFEÑA (10) Dilecta Isis: Comprobaste en la comisaría lo que sabías de antemano, que de todo hay en la viña del Señor. Dependiendo de quién te toque tras una ventanilla o del día que tenga el o la funcionaria de turno que esté y obre tras ella, la gestión deviene una bendición, pues trascurre como la seda,

Ángel Sáez García

Ángel Sáez García (Tudela, 30 de marzo de 1962), comenzó a estudiar Medicina, pero terminó licenciándose en Filosofía y Letras (Filología Hispánica), por la Universidad de Zaragoza.

Lo más leído