El blog de Otramotro

Ángel Sáez García

En carta han devenido los correos

EN CARTA HAN DEVENIDO LOS CORREOS Dilecta Pilar: Ya ves. Con dichos comentarios o correos he urdido, como otras veces, una epístola entera, que sobrepasa el folio. De nada. Gracias a ti y a tu artículo o columna hodierna, he podido trenzar el parecer que ha devenido, por arte de birlibirloque, en otra misiva que agregar a la extensa colección.

¿Ven en el extremeño un excremento?

¿VEN EN EL EXTREMEÑO UN EXCREMENTO? Dilecta Pilar: Mira que eres… como eres (y es que todos somos como somos —sé que esto ya lo dijo y dejó escrito en letras de molde Pero Grullo, pero te rogaría con encarecimiento que no me achararas o afearas que lo plagio a sabiendas—, ergo, tú, como cada quien (servidor no se considera una

Muchas gracias, Jesús, por tus renglones

MUCHAS GRACIAS, JESÚS, POR TUS RENGLONES      Dilecto Jesús (Arteaga Romero):      Gracias, muchas gracias, por los renglones de los dos escritos (servidor tiene pocas cosas claras, pero una de ellas es, sin hesitación, esta, que siempre intentará mostrarse compasivo con los demás y serán para él bienvenidas todas las muestras

De nada servirá practicar yoga

DE NADA SERVIRÁ PRACTICAR YOGA SI NO VA A COMPAÑADO DE CORDURA DilectaPilar: Esta mañana en la librería/papelería “El Cole” (que no ha cerrado aún sus puertas, no, como así te adelanté, porque, al parecer, hay una persona interesada en que el susodicho establecimiento o negocio no eche el cierre, y ya ha hablado con mi amigo Miguel

Dan cuenta de la elipsis los tres puntos

DAN CUENTA DE LA ELIPSIS LOS TRES PUNTOS QUE CADA QUIEN ANOTE EL COLOFÓN “Cuando, como consecuencia del diuturno, inmenso e intenso placer que uno siente, quedan cautivadas o prendado el grueso de nuestras capacidades humanas de las habilidades o virtudes que atesora la persona que amamos y admiramos, y nuestro espíritu permanece pendiente

Me hará la cirugía Iñaki Alberdi

ME HARÁ LA CIRUGÍA  IÑAKI ALBERDI QUIEN DI EN LLAMAR “GALENO CON GALONES” Dilecta Pilar: Si hoy abundamos en esto, eso o aquello, ya verás cómo mañana o pasado (o al otro) discreparemos en otros asuntos, sean estos, esos o aquellos los que sean. Te consta mi criterio o parecer: abundar con otra persona, cuando esta incurre claramente

Que sea tu actitud modelo humano

QUE SEA TU ACTITUD MODELO HUMANO ¿EL ÉXITO? ¡UN ROSARIO DE FRACASOS! “Obra de tal manera que tu forma de actuar se convierta en ley universal”, recomendaba Immanuel Kant en su imperativo categórico; o sea, compórtate de tal modo que tu proceder devenga en un modelo de actitud vital, no solo para ti, sino para toda la humanidad. Hoy,

Solo hay que tener miedo al miedo, amiga

SOLO HAY QUE TENER MIEDO AL MIEDO, AMIGA Dilecta Pilar: Yo, siempre que puedo, voy todos los 25 de mes a misa (por la tarde; si cae en sábado, traslado dicho gesto, que no es una gesta o hazaña, no, al domingo, por la mañana). He heredado, de buena gana y aún mejor grado, la costumbre de mi progenitora, Iluminada, que les hacía u ofrecía

Misiva a Isis, mi musa tinerfeña (9)

MISIVA A ISIS, MI MUSA TINERFEÑA (9) Dilecta Isis: Si te hice reír a mandíbula batiente con las dos décimas (la que aparecerá publicada hoy, lunes, en mi bitácora, la escribí adoptando tu personalidad, apropiándome de tu ego, como si me la dirigieras tú a mí, quien te compra rosas y chocolate en la tienda de la esquina, “Un gusto

Está bien abundar y disentir

ESTÁ BIEN ABUNDAR Y DISENTIR Dilecta Pilar: A propósito de la mentada, que no lamentable, fábula del portuense Tomás de Iriarte, me alegra sobremanera habértela recordado. Está bien abundar en unos pareceres y disentir en otros. Si coincidiéramos en todo seríamos la misma persona o una copia de la otra o del otro. Ya ves, en este,

¿La mujer ha de ser más circunspecta?

¿LA MUJER HA DE SER MÁS CIRCUNSPECTA? Dilecta Pilar: Bienvenida fue, es y será la discreción en toda persona, pero, como, por lo regular, la mujer suele ser más sociable y, por ende, más habladora que el hombre, esta debe ser, asimismo, más circunspecta. Las medidas precautorias siempre estuvieron, están y estarán bien, aunque nos

Coincido con la tesis de tu texto

COINCIDO CON LA TESIS DE TU TEXTO Dilecta Pilar: He decidido que no volveré a colocar en un asunto, aunque sea entre paréntesis, el sintagma “versión definitiva”, sino corregida, pues la que te envié volví a enmendarla. Veremos si la decisión adoptada la echo en saco roto o tiene el recorrido apetecido. Celebro que esa sea tu determinación,

Celebro que te agrade (y no te agreda)

CELEBRO QUE TE AGRADE (Y NO TE AGREDA)    Dilecta Pilar: Celebro que te agrade (y no te agreda) lo que me congratula, entablar conversación con desconocidos, quienes, con el lento paso del tiempo, pueden devenir buenas y duraderas amistades. No ha sido, empero, grata la abundantísima (al parecer, ha batido el récord) calima (con el consiguiente

Misiva a Isis, mi musa tinerfeña (8)

MISIVA A ISIS, MI MUSA TINERFEÑA (8) Dilecta Isis: Me dispongo a contestar al tuyo, que acabo de leer, telegráficamente. Si no me gusta el don (porque lleva fusta; aunque no se vea, se siente), menos me peta aún que se use conmigo el superlativo absoluto de ese adjetivo calificativo, excelente (aunque procure que cuanto trence lo sea; lo

Viajo solo, mas soy un ser sociable

VIAJO SOLO, MAS SOY UN SER SOCIABLE    Dilecta Pilar: Acabo de leer tu artículo en La lámpara encendida, tu bitácora. Bienvenido (por merecido) el estupendo homenaje que tributas en tu columna del viernes, “Efemérides”, a los artistas que citas y rememoras, inconcusos e inconclusos (pues, al ser clásicos, como escribió Jorge Luis

Me encanta que des gracias; no te miento

ME ENCANTA QUE DES GRACIAS; NO TE MIENTO    Dilecta Pilar:    No me tienes que agradecer nada (pero me peta que lo hagas; esta tesis hodierna es la misma, parecida o similar a la que he sostenido otrora en otros correos, seguro). Me encanta que des gracias; no te miento. Procuro que todo lo que salga de mis manos o de mi boca lo corone

«Pepe», te recordaremos

“PEPE”, TE RECORDAREMOS A mis apenados y dilectos deudos Susana, María y Pedro José (y a cuantos empaticen con ellos): Recibid el abrazo cariñoso y cercano (así como el pésame sentido y sincero) de quien se halla alejado, descansando, en el archipiélago canario).   El hombre es lo que corona, Aunque lo deje y/o no fine, O sea,

De Latín he cursado muchos años

DE LATÍN HE CURSADO MUCHOS AÑOS    Dilecta Pilar:    Dejémoslo en esta realidad o verdad sin controversia factible, posible, que, desde sexto curso de la Educación General Básica, EGB, he cursado muchos años de Latín.    Te confieso que no tenía el gusto de conocer a José Ignacio (y si, como argumenta él, nos vimos alguna vez

Misiva a Isis, mi musa tinerfeña (7)

MISIVA A ISIS, MI MUSA TINERFEÑA (7) Dilecta Isis: Te hacía de vacaciones ya por donde tú sabes (evito mencionar el destino de tu viaje, para que nadie pueda identificarte). Habían pasado varios días sin recibir noticias tuyas y yo había colegido lo que era verosímil, pero no cierto, que vacacionabas. Evidentemente, no me mandaste nada

De la admiración nace el pensamiento

DE LA ADMIRACIÓN NACE EL PENSAMIENTO Dilecta Pilar: Acabo de bajar en un autobús urbano (había subido en otro) del Hospital “Reina Sofía”, de Tudela. Tenía la cita a las cinco de la tarde (pero he entrado unos minutos más tarde —estando sentado en el asiento que quedaba enfrente de la puerta de la consulta 29, he visto cómo dos

Sigue inspirada, enriqueciendo tu obra

SIGUE INSPIRADA, ENRIQUECIENDO TU OBRA Dilecta Pilar: De nada. O, mejor, ídem, gracias a ti. Como ha mediado aviso por tu parte, en el supuesto de que así ocurra, no me extrañará que tardes en responderme. Sigue inspirada, enriqueciendo tu obra. Hoy, como todos los días, he acudido a la librería/papelería “El Cole”, pero en esta

Alabo vuestra buena iniciativa

ALABO VUESTRA BUENA INICIATIVA Dilecta Pilar: Así es. Los poetas, siempre que controlemos qué hacen nuestros heterónimos (que, a veces, nos cuesta lo suyo, o sea, lo nuestro, mucho, supervisar sus extravagancias), lo tenemos más fácil que los políticos (o no, añadiría, por ejemplo, un gallego, Rajoy). Una persona sin amigos es un náufrago

Misiva a Isis, mi musa tinerfeña (6)

MISIVA A ISIS, MI MUSA TINERFEÑA (6) REAL HA DEVENIDO TU DESEO Dilecta Isis: Ignoro si con el título que le has colocado al comentario que has hecho a mi correo, “Yo soy Isis de Piscis”, te has situado en la misma frontera (que separa el país de las burlas del de las veras o fetenes) donde muchas veces, de manera voluntaria, me pierdo

Sensato con un ápice imprudente

SENSATO CON UN ÁPICE IMPRUDENTE Dilecta Pilar: Nosotros, los aprendices de ruiseñor (así prefiero referirme a mí), los autores (te incluyo a ti entre los tales, pues has publicado diversos libros), hacedores de personajes sin cuento, lo tenemos más fácil, me temo, que los políticos. Somos o contenemos a tantos personajes cuantos imagine

No es un asunto de menor cuantía

NO ES UN ASUNTO DE MENOR CUANTÍA Dilecta Pilar: El viernes pasado, 7 de febrero, por la mañana, como había ejemplar del Heraldo de Aragón en el sitio de costumbre, pude leer en la página 28, bajo el marbete de EL MERIDIANO, tu columna “Suicidio social”. Juzgo que no estoy capacitado para contestar a la pregunta que formulabas de si

Un acervo acumulas de preguntas

UN ACERVO ACUMULAS DE PREGUNTAS Dilecta Pilar: Confío, deseo y espero que hayas disfrutado a tope de tus vacaciones estivales. Esta mañana he podido leer tu artículo “Blanca”, en el Heraldo de Aragón. Me ha gustado. Según mi parecer, lo recorre, de principio a fin, un hilo inconcuso de empatía. Acumulas un acervo de preguntas. Algunas

Misiva a Isis, mi musa tinerfeña (5)

MISIVA A ISIS, MI MUSA TINERFEÑA (5) Dilecta Isis (únicamente llamada así en las misivas y en el resto de los textos que portan la firma de Otramotro, porque en la realidad, al objeto de salvaguardar una pizca tu intimidad, como te consta, tu gracia de pila es otra y, por esa razón, te llaman de otra guisa): Me encuentro estupendamente

Las circunstancias son contradictorias

LAS CIRCUNSTANCIAS SON CONTRADICTORIAS Dilecta Pilar: Las circunstancias son contradictorias, sí, por la vuelta a la niñez, los orígenes, y que la razón o el motivo de todo ello sea el óbito de una persona que siempre se portó bien conmigo, Julia, amiga de mi madre y madre de mi amigo Santos. Esa, “la perseverancia todo lo alcanza”,

¿Isis? ¡Agradecida y generosa!

¿ISIS? ¡AGRADECIDA Y GENEROSA! Ayer soñé que el difunto “Tisme” (ese es el mote o sobrenombre que puse a uno de mis amigos, colegas, condiscípulos y/o émulos, un A. S., si tomamos en consideración las letras iniciales de sus apellidos, durante mi etapa camiliana —llamo de esa guisa a los siete años de mi fértil educación o

Misiva a Isis, mi musa tinerfeña (4)

MISIVA A ISIS, MI MUSA TINERFEÑA (4) Dilecta Isis: Celebro que el motivo de tu silencio, la raíz o razón de la pausa (que ha devenido en zanja, en el sordo e inmenso abismo que se ha abierto entre nosotros) en el canal de comunicación, fuera debido/a a días de asueto, familiares y playeros, y no a lo que conjeturé (te asevero, innecesariamente,

¿Quien hace todo lo que puede acierta?

¿QUIEN HACE TODO LO QUE PUEDE ACIERTA?   ¿QUIEN MARRA ESTÁ OBLIGADO A SER TENAZ? Dilecta Pilar: Las mías (vacaciones) ya se consumieron o finaron. Te escribo estos renglones torcidos desde uno de los ordenadores de la biblioteca pública de Tudela, adonde regresé ayer. Hice lo que pude. Y ya sabes qué dicho suelo airear, porque

Misiva a Isis, mi musa tinerfeña (3)

MISIVA A ISIS, MI MUSA TINERFEÑA (3) Dilecta Isis: Por si alguna de las ideas o palabras que contenía el anterior correo que te remití te desagradó sobremanera, quiero que sepas que no fue mi intención (al menos, tras coronar un exhaustivo examen de conciencia al respecto, puedo asegurarte que no he hallado en ella un ápice o pizca de

Cabretón es el pueblo de mi madre

CABRETÓN ES EL PUEBLO DE MI MADRE DONDE SERVIDOR FUE FELIZ DE CRÍO Dilecta Pilar: Acabo de bajar de Cabretón (pueblo de mi madre, no en propiedad, claro; quiero decir que es donde fue alumbrada o vino al mundo mi progenitora, Iluminada; y donde servidor, de niño, hizo mil y una trastadas o diabluras; es ahora cuando —acaso François

Espero que ya esperes mi «de nada»

ESPERO QUE YA ESPERES MI “DE NADA” Dilecta Pilar: ¿Otramotro, ocupado? No, ¡qué va! Esta mañana, verbigracia, tras levantarme y afeitarme, me he bañado, acicalado, vestido, he hecho la cama (antes la había deshecho, claro, para orearla; lo doy por supuesto, pero quiero dejar constancia del hecho, para quedar satisfecho), he desayunado

¿Por una razón lógica y normal?

¿POR UNA RAZÓN LÓGICA Y NORMAL? Dilecta Pilar: He conseguido hallar un cíber, donde darle, durante un rato, a las teclas de un ordenador. Quienes no usamos la/s herramienta/s del amor (sexual) con los otros (las otras) solemos echar mano (¿por una razón lógica y normal?) del doble de humor. Ídem, sea cual sea el lugar donde decidas

«Política y lenguaje» me ha agradado

“POLÍTICA Y LENGUAJE” ME HA AGRADADO Dilecta Pilar: Como esta mañana sí había ejemplar del Heraldo de Aragón en la librería/papelería “El Cole”, que regenta mi amigo Miguel Ángel, “Fangio”, en la página 24 de dicho diario he podido leer tu artículo “Política y lenguaje”. Me parece cabal, coherente y oportuno que

Misiva a Isis, mi musa tinerfeña (2)

MISIVA A ISIS, MI MUSA TINERFEÑA (2) ENTONCES TE SENTISTE SU ACTUAL MUSA Dilecta Isis: Entonces te sentiste (fue atinada y feliz tu intuición) tres cuartos de lo mismo, o sea, como lo que, sin duda, eres para este menda, su actual musa literaria. Luego (cuando termine de dar cumplida respuesta a tu correo) releeré lo que andaba trenzando,

Me esforzaré en que sea hiperdichoso

ME ESFORZARÉ EN QUE SEA HIPERDICHOSO Dilecta Pilar: De nada. Que siga ahí; es lo que hizo, hace y hará que tu vida siga siendo atrevida y precavida (alternativamente y/o al mismo tiempo). Es lo que te quería decir en el correo anterior, que es difícil pensar de manera distinta de la que es habitual en nosotros, aunque nuestra obligación

Estoy en deuda con Gustavo Adolfo

ESTOY EN DEUDA CON GUSTAVO ADOLFO Dilecta Pilar: Transcurridas en paz (en varios lugares del planeta Tierra ha seguido habiendo guerra, claro; para variar, como si en la variedad siempre estuviera o radicara el gusto; comentario escrito con recochineo, por supuesto) las Navidades (a Pedro Sánchez los Reyes Magos, expertos en el ilusionista

Tuviste los arrestos de encomiarme

TUVISTE LOS ARRESTOS DE ENCOMIARME ABORREZCO QUE ME HAGAN ALABANZAS Jamás me habías llamado antes por mi nombre de pila, Ángel, hasta que el día de tu trigésimo sexto cumpleaños una cosa llevó a otra y, siguiendo dicha dinámica o mecánica, a llenar con ellas un saco y, como colofón, por una desinhibición o inesperada falta de asco,

Ángel Sáez García

Ángel Sáez García (Tudela, 30 de marzo de 1962), comenzó a estudiar Medicina, pero terminó licenciándose en Filosofía y Letras (Filología Hispánica), por la Universidad de Zaragoza.

Lo más leído