El blog de Otramotro

Ángel Sáez García

¿Para pollos montar está el Congreso?

¿PARA POLLOS MONTAR ESTÁ EL CONGRESO? Dilecta Pilar (había escrito dilecto pilar; y lo he corregido, pero, como también era válido, he decidido que apareciera dentro de este paréntesis, que constara en acta): Si hablamos de espejos físicos, yo me suelo mirar en tres (en uno, pequeño, con el marco de color rosa, que usaba mi madre,

Por un valle de lágrimas amargas

POR UN VALLE DE LÁGRIMAS AMARGAS Amada Pilar: ¿Es útil el amor para quien ama? ¿Le sirve a la persona enamorada estarlo de verdad, así sentirse? ¿Miento cuando asevero que un cimiento del enamoramiento es el que miento? Está claro, lector, que el primer miento a la persona prima se refiere, singular, del presente de mentir, el segundo

Por meterse en camisa de once varas

POR METERSE EN CAMISA DE ONCE VARAS “Jajaja, Mira que eres petardo Angel, pero me caes bien. Tienes un sentido del humor muy, dijéramos,,,,, etimológico”. Pepeviyu A ver, “Pepeviyu” (escoliasta espontáneo): Usted es muy libre de creer, a pies juntillas, lo que sea, verbigracia, que así va a reírse cuanto quiera de mí (pero —no

Día sin reír es día perdido

DÍA SIN REÍR ES DÍA PERDIDO Dilecta Pilar: Celebro sobremanera que te lo pasaras estupendamente en Zaragoza durante los últimos Pilares. ¡Muchas felicidades!, con días de retraso (por tu santo u onomástica). Aunque había recibido una primera citación para el día 15 de noviembre, una semana después recibí otra que adelantaba la

Carta a la directora de EL PAÍS

CARTA A LA DIRECTORA DE “EL PAÍS” Dilecta Soledad Gallego-Díaz: Ayer, en la página 14 de EL PAÍS, Rosario G. Gómez encabezaba su artículo, titulado “Debates avinagrados en el Parlamento”, con una frase célebre cuya autoría adjudicaba (iterando el mismo error en el que cayeron antes otras/os) ella, la hacedora de dicho Acento,

¿No urge ante el estallido un estadillo?

¿NO URGE ANTE EL ESTALLIDO UN ESTADILLO? Mi amigo del alma y heterónimo Emilio González, “Metomentodo”, es un tipo original (pero, como al instante, tras haber tecleado el susodicho adjetivo, he advertido que me he quedado corto, agregaré, para subsanar al momento mi cortedad o poquedad, el ídem, pero en su grado superlativo absoluto,

Mi literaria exégesis de un cuento

MI LITERARIA EXÉGESIS DE UN CUENTO Dilecta Pilar: La lectura de tu relato de 90 segundos, titulado “Unas manos sin nombre”, de tu contribución al libro coral, que presentaréis mañana, sábado, 17 de noviembre de 2018, en el zaragozano Centro Cívico Salvador Allende (es mi deseo y mi esperanza que todo os salga a pedir de boca), me

¿Por qué te sigo epístolas urdiendo?

¿POR QUÉ TE SIGO EPÍSTOLAS URDIENDO? Amada Pilar: Hay quien sostiene (y acaso no vaya desencaminada/o) la siguiente regla de tres: el buen gusto es al arte como los cabales minutos de hervor al arroz al dente. Como sobrepases el minuto idóneo de cocción, como no funjas de zorra culinaria, ese arroz no lo roza (ni huele; y aquí no te

Sí, la autocomplacencia incapacita

SÍ, LA AUTOCOMPLACENCIA INCAPACITA Son legión las/os que, a la hora de interrogarme, me plantean, entre otras variopintas cuestiones, esta, coincidente, pregunta: “¿Cómo haces para escribir tanto, Otramotro?”. Les suelo responder que, al estar jubilado por enfermedad, dispongo de mucho tiempo de ocio, que ocupo, básicamente, en leer

Aún me queda un póquer de jornadas

AÚN ME QUEDA UN PÓQUER DE JORNADAS Dilecta Pilar: Aún me queda un póquer de jornadas, cuatro días, sí, cuatro, para hacer realidad mi sueño, comenzarlas. Continuarás (barrunto) coronando lo mismo que andará este culminando, (re)creando ene textos literarios. Debió ser más que dura la experiencia (eso es lo que sospecho) del gulag.

Cuando una/o se enamora se enamora

CUANDO UNA/O SE ENAMORA SE ENAMORA (Aunque como se lee en “El principito”, de Antoine de Saint-Exupéry —sigo la traducción de Bonifacio del Carril—, libro que vio la luz tanto en francés como en inglés en abril de 1943, “la palabra es fuente de malentendidos”, concédeme, “Chelo” —más tarde entenderás por qué no he

Te urdo, alcalde, mi crítica de balde

TE URDO, ALCALDE, MI CRÍTICA DE BALDE Dilecto Eneko Larrarte, alcalde de nuestra ciudad, Tudela: Acabo de leer el artículo titulado “¿Tudela necesita un centro de salud… hoy?”, que lleva tu firma (si me permites el tuteo y el comentario, yo hubiera colocado en el rótulo, tras la voz “salud”, o sea, antes de los tres puntos suspensivos,

Hay quien marra por miedo a equivocarse

HAY QUIEN MARRA POR MIEDO A EQUIVOCARSE Dilecta Pilar: Te pido perdón (hay quien marra por miedo a equivocarse), perdón, perdón, hasta formar con ellos un rosario de mil disculpas y, al mismo tiempo, doy mil gracias, formando una ristra con todas ellas, por contestarme. Prometo no molestarte durante las vacaciones. Durante las mismas, dispongo

Adenda a «Libertad de expresión sin excepciones»

ADENDA A “LIBERTAD DE EXPRESIÓN SIN EXCEPCIONES” El domingo pasado, 28 de octubre de 2018, en la página 25 del diario EL PAÍS, leí el artículo prudente, sensatísimo, titulado “Bomberos pirómanos”, donde su autor, Fernando Vallespín, sostenía, entre otras ideas, esta, que “lo que venía siendo el ideal liberal del respeto

Va para Gemma, viuda inesperada

VA PARA GEMMA, VIUDA INESPERADA Apenada y querida Gemma, viuda inopinada de mi difunto primo José Félix: Aunque esta epístola ve la luz hoy, jueves, primer día de noviembre, festividad de Todos los Santos, aquí, en mi bitácora, anhelo que sepas que la urdí el viernes, 12 de octubre, Día de la Hispanidad y de Nuestra Señora del Pilar,

Que he roto con Pilar, lector, confieso

QUE HE ROTO CON PILAR, LECTOR, CONFIESO Atento y desocupado lector (seas ella o él): Como ayer, martes, rompí de manera irrevocable con mi amada Pilar (por explicar brevemente el porqué, según mi perspectiva, ni el cúmulo o conjunto de nuestras circunstancias encajaban —puede ser válida la imagen de mi enchufe con su hembrilla—,

Pilar y Carmen son dos gotas de agua

PILAR Y CARMEN SON DOS GOTAS DE AGUA Ayer, durante la siesta, tuve un sueño que empezó siendo agradable, pasó por un nudo gordiano, ingrato, con su momento crítico, álgido, y tuvo un desenlace dichoso. Así que no fue una pesadilla en sentido estricto, por las variopintas emociones contradictorias que me aportó y reportó el hecho onírico,

¿No es esta, la del mazo, la maciza?

¿NO ES ESTA, LA DEL MAZO, LA MACIZA? No sé (me enmiendo al instante; sí sé que el coñón que acarreo, porto o porteo, va a mentir en el último párrafo de este escrito como un bellaco; así que el mentado guasón no se mostrará molesto por que alguien le llame lo que, sin ninguna hesitación, es, un zumbón redomado, de marca mayor

¿Por qué razón llenó Vox Vistalegre?

¿POR QUÉ RAZÓN LLENÓ VOX VISTALEGRE? El lunes pasado, quince de octubre, tras escribir con la ayuda de un ordenador una epístola (que publicaré, Deo volente, el día de Todos los Santos) y tres décimas (que verán la luz en mi bitácora este mes o el siguiente) en la biblioteca pública de Tudela, nada más llegar a casa, extraje del

Para quererte fue preciso verte

PARA QUERERTE FUE PRECISO VERTE Amada Pilar: Los seres humanos somos un batido, cóctel, combinado o mezcla de nuestra historia personal, singular, privada, con nuestra historia social, grupal, pública. Aquello que nos ha pasado (o que le ha acaecido a un allegado, amigo o deudo próximo, o a algún otro tal de estos últimos) nos influye;

Vemos a las personas como somos

VEMOS A LAS PERSONAS COMO SOMOS Amada Pilar: Somos legión (o formamos un buen montón, pila o piña) quienes nos sabemos de memoria, al menos, la primera frase del párrafo inicial de varias obras literarias (clásicas o no); verbigracia, cómo arranca el “18 Brumario de Luis Bonaparte”, de Karl Marx (“Hegel dice en alguna parte que

Que tu criterio sea ese celebro

QUE TU CRITERIO SEA ESE CELEBRO Dilecta Pilar: Que tu criterio sea ese celebro. Así es. Al final, terminaré escribiendo (ya veremos si ve o no la luz) la novela sobre mi cielo en la tierra, esos tres años de mi adolescencia en Navarrete. Agradezco el consejo (y la sugerencia que lleva aparejada), pero el relato ya está publicado. Ahora

¿Los otros son el cielo o el infierno?

¿LOS OTROS SON EL CIELO O EL INFIERNO? Creo, a pies juntillas, que no conviene restar ni un ápice o pizca de importancia a las manifestaciones de Núria de Gispert sobre Inés Arrimadas. Por si usted, atento y desocupado lector (sea ella o él), no ha tenido oportunidad de leerlas, déjeme comentarle que en un tuit gracioso y/o sarcástico

De acuerdo con mi escala de valores

DE ACUERDO CON MI ESCALA DE VALORES Amada Pilar: ¿Que qué cumbre pretende escalar y hollar la filosofía? Este licenciado en Filosofía y Letras (Filología Hispánica), que tanto te ama, te contesta hoy esto. El objetivo que persigue la filosofía (vocablo que consigue fundir o fusionar a la perfección dos voces en griego clásico y que

Pronto me veo portando un portátil

PRONTO ME VEO PORTANDO UN PORTÁTIL Dilecta Pilar: Lo del portátil cada vez me lo planteo más y lo veo más factible. Me resisto, porque me conozco; y estando así, como estoy, por lo menos, no caigo en la tentación. Un día leí esto en “El retrato de Dorian Gray”, de Oscar Wilde, y me lo creí a pies juntillas (porque era lo que me

Relación de pareja literaria

RELACIÓN DE PAREJA LITERARIA Amada Pilar: ¿Qué le empuja a un/a aprendiz de ruiseñor o a cualquier/a otro/a artista a serlo? Te daré a continuación mi parecer, pero ten presente que, si preguntas por eso mismo a otra/o, te dará el suyo, tan válido como el mío (o más, o menos), que puede coincidir o discrepar abiertamente del tal.

A mi sosia/s, Schnitzler, ya no envidio

A MI SOSIA/S, SCHNITZLER, YA NO ENVIDIO Amada Pilar: Aunque esta es la primera epístola que te dirijo (es mi deseo y mi esperanza que sean cientos y aun miles las misivas que te urda y mande), juzgo que puede ser pertinente y pintiparado (además de favorable para mis intereses) que te hable de que si, hasta que te conocí, envidiaba a mi

¿Habrá bajo/tras el «cum laude» una gran losa?

¿HABRÁ BAJO/TRAS EL“CUM LAUDE” UNA GRAN LOSA? Ignoro, atento y desocupado lector (sea ella o él), si usted suele pasar su vista, de manera asidua u ocasional, por los renglones torcidos (en prosa o en verso) que tiene a bien agavillar a diario el abajo firmante, servidor. Si es de los que me leen de forma habitual, seguramente conoce

¿Por qué has apostatado de mi credo?

¿POR QUÉ HAS APOSTATADO DE MI CREDO? Dilecta Pilar: Te agradezco sobremanera la invitación y los ánimos (por cierto, ¿no proceden tus padres de dicha villa soriana, Velamazán?), pero serán otras las personas que se presenten a dicho concurso literario. Celebro, de verdad, que seas la promotora del certamen y miembro del jurado. Es lógico

Sánchez siempre me ha dado mala espina

SÁNCHEZ SIEMPRE ME HA DADO MALA ESPINA Como adujo Perogrullo (que fue el primero que arguyó la certeza que sigue y al que la leyenda o la tradición le adjudica la necia verdad, por ser una mera simpleza proferirla), si hay una palabra que, desde la noche de los tiempos, desde que el homo sapiens se halla sobre la faz de la Tierra, retrata

Que Pilar cada día me ame más

QUE PILAR CADA DÍA ME AME MÁS En mi caja fuerte (que no poseo, pero puede que a usted, atento y desocupado lector, sea ella o él, no le extrañe que este menda llame de esa guisa a su memoria, que suele rememorar —no todo, como el inolvidable personaje ficticio que salió del magín de Jorge Luis Borges, Funes, el memorioso— con pasmosa,

Lorca, sin duda, fue un vate estupendo

LORCA, SIN DUDA, FUE UN VATE ESTUPENDO Dilecta Pilar: La libertad creativa (que ejerzo, sin duda, a diario, pues raro es el día que no trenzo —“nulla dies sine linea”, ningún día sin línea, recomendaba Plinio el Viejo—; no puede haber un solo escritor, ella o él, que se tenga por tal que no eche mano de ella) no está reñida

¿Quién otorgó a Pilar su cabal gracia?

¿QUIÉN OTORGÓ A PILAR SU CABAL GRACIA? El punto más alto de las Islas Canarias es el Teide. Esto lo sabe cada quisque. Ahora bien, lo que ignora todo el mundo, salvo servidor (y, al expresar tal aserto, lo hago sin jactarme, sin sentir en mi amor propio el peso de un gramo de petulancia ni la presión u opresión de un pascal de vanidad),

Me duele cuanto pésimo oigo y veo

ME DUELE CUANTO PÉSIMO OIGO Y VEO “De diez cabezas, nueve / embisten y una piensa. / Nunca extrañéis que un bruto / se descuerne luchando por la idea”. Antonio Machado, en “Campos de Castilla” (1912), Decires y Cantares XXIV Vaya por delante, atento y desocupado lector (sea ella o él) de los próximos renglones torcidos, esta consideración

Me congratula mucho que te peten

ME CONGRATULA MUCHO QUE TE PETEN Dilecta Pilar: Acabo de recibir el tuyo. Servidor estaba buscando los textos que te mando abajo. De nada. Aún se puede abundar o coincidir con la opinión que dieron otras/os, ganaran o no premios y/o prestigio en vida. Si ganaron el Nobel, mejor (en el caso de algunos, no en el de todos). Yo me encuentro

Entre los dos, me quedo con ninguno

ENTRE LOS DOS, ME QUEDO CON NINGUNO A veces (no siempre, solo en algunas ocasiones) el vate (y, tras elegir y decidir que dicho vocablo aparezca expresado precisamente aquí, le recomiendo al atento y desocupado lector, sea ella o él, con especial encarecimiento, que no pierda el tiempo, que es oro, intentando hallar en el párrafo inicial

¿Dudabas de que al tal no le encantara?

¿DUDABAS DE QUE AL TAL NO LE ENCANTARA? Dilecta Pilar: Me agrada y halaga que te parezca mejor cómo ha quedado “Celebro que te guste el resultado”. En principio, lo publicaré el 9 de agosto en mi bitácora. Procuraré sentirme así. La libertad es la condición previa (agregaré que imprescindible, también) para que lo que urda un

Celebro que te guste el resultado

CELEBRO QUE TE GUSTE EL RESULTADO Dilecta Pilar: No entiendo que sea muy bueno mi análisis, según juzgas, y, a la par, que no haya acertado servidor en el mismo. Algo no cuadra o encaja (a mí, por lo menos). Ya me lo explicarás. Acabo de conjeturar que acaso mi análisis parta y peque de un prejuicio (que, en sentido estricto, no lo es).

Espero que las haya, que las halles

ESPERO QUE LAS HAYA, QUE LAS HALLES Dilecta Pilar: Esta mañana he llegado a barruntar que estabas enferma (celebro mucho, muchísimo, haberme equivocado), porque he acudido a la Librería/Papelería “El Cole” (como hago a diario) y no he podido leer (hoy, precisamente, que había ejemplar a disposición de este menda) tu artículo (como

Puede que su lectura te relaje

PUEDE QUE SU LECTURA TE RELAJE Dilecta Pilar: He ido, he ido. Por cierto, como en él hablo sobre uno de mis viajes en tren, abajo te mando el último texto que ha visto hoy la luz en mi bitácora. A ver si lo lees y te ríes un rato; es muy guasón. Puede que su lectura te relaje y eso contribuya a que retomes luego la tarea que tienes entre

Ángel Sáez García

Ángel Sáez García (Tudela, 30 de marzo de 1962), comenzó a estudiar Medicina, pero terminó licenciándose en Filosofía y Letras (Filología Hispánica), por la Universidad de Zaragoza.

Lo más leído