CAMILLE PAGLIA

‘Sexual Personae’: Capital, Libertad y Patriarcado

'Arte y decadencia desde Nefertiti a Emily Dickinson', el libro fundacional del nuevo feminismo más provocador

'Sexual Personae': Capital, Libertad y Patriarcado

El capitalismo, codicioso y chillón, ha sido inherente a la estética occidental desde el antiguo Egipto. Es el misticismo y el aura de las cosas, que adquieren personalidad propia. Como sistema económico, se encuentra más en la línea darwiniana de Sade que en la de Rousseau. El precepto capitalista de la supervivencia del más fuerte ya está presente en la Ilíada.»

«Uno de los reflejos feministas es el desdén por la “sociedad patriarcal”, a la que nada bueno puede atribuirse. Pero ha sido la sociedad patriarcal la que me ha liberado como mujer. Es el capitalismo el que me ha dado el tiempo para sentarme a esta mesa a escribir este libro. Dejemos de ser mezquinas con los hombres y reconozcamos abiertamente los tesoros que su tendencia obsesiva ha dado a nuestra cultura […]. Si la civilización hubiera quedado en manos de las mujeres, seguiríamos viviendo en chozas.»

«La libertad es la idea moderna más sobrevalorada, una idea que tiene su origen en la rebelión romántica contra la sociedad burguesa. Pero sólo en sociedad puede uno ser un individuo. La naturaleza nos espera a las puertas de la sociedad para disolvernos en su pecho telúrico. Destruyamos los estereotipos, proclama el feminismo. Pero los estereotipos son las maravillosas “personas del sexo” de Occidente, los vehículos que utiliza el arte para asaltar la naturaleza.»

«El marxismo sólo puede funcionar en las sociedades preindustriales con poblaciones homogéneas. Mejoremos el nivel de vida, y no tardará en estallar el individualismo en todo un derroche de colorido. La identidad y el arte, que el marxismo teme y censura, vuelven a surgir tras cada intento de reprimirlos.»

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído