Los cinco pilares de la felicidad del niño

Relación: Extinción

CÓMO EDUCAR PARA GENERAR ADULTOS FELICES

Relación: Extinción
Dulces y golosinas. PD

Este procedimiento se caracteriza por ignorar las conductas a eliminar y deriva de la ley que se- ñala que la conducta se mantiene por sus consecuencias.

Sirve para algunas conductas ya que otras no pueden ignorarse.

También puede ser muy eficaz cuando no está claro si un determinado castigo lo es o por el contrario tiene algo de reforzador.

Es un procedimiento que todos conocemos; por ejemplo cuando hemos dejado de contestar a alguien por teléfono y con el tiempo deja de llamar.

Extinguir una conducta exige dos condiciones básicas:

•     Indiferencia completa ante la conducta inde-seada

•     Hacerlo siempre, ya que si una sola vez se le vuelve a prestar atención, aparecerá el «estallido de la extinción», es decir, volverá la conducta no deseada con toda su fuerza

Por ejemplo, imagine que quiere extinguir la costumbre de su hijo de pedir dulces cuando está en la cola de la caja del supermercado.

El niño hace su demanda, usted le dice que no es el momento y cuando insiste no le presta atención alguna, lo ignora.

Así cada día y verá como más pronto que tarde dejará de hacerlo.

Ahora bien, si en una sola ocasión usted cede, retrocederá hasta el primer día en la intensidad de la demanda.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Alberto Guzmán Ortega

Alberto Guzmán Ortega es Psicólogo y Terapeuta de Conducta. Su actividad profesional se viene desarrollando tanto en el ámbito de la Psicología Clínica como en la terapia individual y familiar. Ser padre, así como trabajar con niños y jóvenes, ha contribuido a reforzar la valoración que este momento vital representa para él.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído